Alberto Toril, nuevo entrenador del Real Madrid femenino en lugar de David Aznar

El técnico cordobés, que ascendió al Castilla en 2012 y mantuvo unas tensas relaciones con Mourinho, se estrena en la Liga femenina

Alberto Toril, en 2013 entrenando al Castilla.
Alberto Toril, en 2013 entrenando al Castilla.Jose Breton/Cordon Press (Jose Breton/Cordon Press)

Cambio en el banquillo del Real Madrid femenino. El primero de su historia. David Aznar fue destituido y le relevó el exjugador y extécnico de la casa Alberto Toril, que afronta su primera etapa en el fútbol practicado por mujeres. El cordobés, de 48 años, ha firmado por esta temporada y la que viene.

La mala clasificación en Liga (décimo de 16 equipos, a 19 puntos del Barcelona y, sobre todo, a siete de los puestos Champions que marca el Atlético) ha inclinado al club a mover el banquillo en medio de este parón por los partidos de selecciones. Las abundantes lesiones que lleva sufriendo el conjunto blanco desde el inicio de curso no han servido en último término de atenuante para mantener a Aznar en el cargo. Tampoco las tres victorias consecutivas recientes tras haber caído a los puestos bajos de la tabla. En la Liga de Campeones se mantiene en segunda posición, que le daría acceso a la siguiente fase, gracias las victorias contra los débiles Zhytlobud- Kharkiv (0-1) y Breidablik (5-0). Sin embargo, ante el hueso del grupo, el potente PSG, las merengues cayeron por 4-0 y 0-2.

Termina así la etapa de David Aznar, que subió al equipo a Primera en 2019, todavía bajo la denominación de Tacón, y en la segunda campaña en la máxima categoría, ya con el nombre de Real Madrid, lo clasificó para la Champions, por primera vez en la breve historia del proyecto.

El relevo supone el regreso a la entidad de Alberto Toril, un fugaz jugador del Madrid durante los noventa (solo disputó cinco partidos) que hizo carrera en los banquillos de la Ciudad Deportiva. Entre 2008 y 2013 fue coordinador de la cantera, entrenador del tercer equipo (el extinto Madrid C) y preparador del Castilla, al que dirigió en 119 choques y subió a Segunda en la 2011-12 (en la plantilla estaban Carvajal, Morata y Jesé, entre otros).

Sin embargo, su última etapa en Valdebebas se vio salpicada por la tempestuosa relación con Mourinho. Su enfrentamiento fue público y alcanzó tal grado que el portugués le llegó a expulsar de un entrenamiento del primer equipo, al que estaba asistiendo como ojeador. “Es una persona extremista y yo intermedio”, afirmó después en una entrevista en la Cadena Ser.

Luego dirigió al Elche en la 2016-17 en Segunda (lo destituyeron tras 38 jornadas, un punto por encima del descenso) y posteriormente se marchó a China. Ahora vuelve al Real Madrid para estrenarse en la liga femenina.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS