Osasuna y Elche, reñidos con la victoria

Empate en un partido equilibrado que sirve al equipo alicantino para salir del descenso (1-1)

Lucas Boyé remata de cabeza junto a Unai García. efe
Lucas Boyé remata de cabeza junto a Unai García. efe

Ni Osasuna ni Elche acabaron con su racha de partidos sin ganar. Los navarros suman seis, los ilicitanos, siete, claro que el punto sitúa al equipo de Arrasate en zona cómoda, y al de Francisco, que todavía no ha tomado las riendas, fuera del descenso por muy poco. Son dos circunstancias muy distintas.

OSAOsasuna
Osasuna
1
Herrera, Unai García, David García, Nacho Vidal, José Ángel, Kike Barja (Roberto Torres, min. 78), Jon Moncayola, Rubén García (Manu Sánchez, min. 86), Oier (Brasanac, min. 63), Ante Budimir (Chimy Ávila, min. 78) y Kike García
ELC Elche
1
Elche
Edgar, Enzo Roco, Mojica, Helibelton Palacios (Barragán, min. 84), Diego González, Tete Morente, Marcone (Gumbau, min. 59), Omar Mascarell, Fidel (Josan, min. 59), Lucas Boyé y Lucas Pérez (Raúl Guti, min. 85)
Goles 1-0 min. 6: Ante Budimir. 1-1 min. 18: Fidel.
Árbitro Isidro Díaz de Mera Escuderos
Tarjetas amarillas Fidel (min. 5), Marcone (min. 49), Omar Mascarell (min. 55) y Brasanac (min. 90)

Para cuando el Elche pudo pasar de medio campo por primera vez después del saque inicial, Osasuna ya ganaba el partido. En cinco minutos habían tenido los rojillos dos ocasiones clarísimas y habían marcado de penalti el primer gol. Fue un inicio frenético que seguro que preocupó a Francisco, el nuevo entrenador del equipo alicantino, que todavía no se ha sentado en el banquillo. Primero fue Kike García el que remató a bocajarro, en plancha, un delicioso envío de Cote. Atacó con tanto ímpetu el balón, que se marchó alto.

Budimir afinó más. Estrelló su remate en el larguero, pero en el rechace, Fidel cometió la imprudencia de meter el brazo en los morros de Nacho Vidal. Penalti, tarjeta amarilla y gol. Era el minuto 6 y el Elche no la había olido todavía, mientras que Osasuna parecía tener ganas de aire libre después de entrenarse a cubierto los últimos días por el temporal que azota el norte.

Pero una vez adaptado Osasuna a la novedad de la temperatura baja y el viento cortante; espabilado el Elche por las mismas razones, porque no conviene quedarse dormido en esas condiciones para evitar congelaciones, el partido se equilibró. Descifraron los ilicitanos el juego eléctrico de los navarros y empezaron a destaparse en ataque. Primero fue un robo a Cote que acabó en las botas de Lucas Boyé, que asustó a Herrera a la media vuelta; luego el empate, en un saque de esquina que peinó Fidel de espaldas en el primer palo y que se coló por el segundo. En un par de pinceladas descubrió el Elche sus intenciones, que resumió Lucas Pérez diez minutos después del gol en un mano a mano que le sacó Herrera. No estaban en Pamplona para hacer amigos, sino para ganar el partido ante un Osasuna que empezaba a tener un problema grande: las ocasiones de gol se acabaron después del gol que abrió el marcador.

En la segunda parte sucedió lo mismo que había pasado durante la última media hora de la primera. Aunque Osasuna no estuvo tan ofuscado que en ese periodo y al menos consiguió empujar al Elche hacia su campo, las mejores ocasiones fueron para los alicantinos. Tuvo dos muy buenas, pero les faltó finura para adelantarse en el marcador. En la primera, centró Fidel desde la izquierda y Boyé remató al palo desde muy cerca. También estaba a un paso de la portería Josan cuando remató de cabeza, llegando desde atrás como un cohete, aunque la propulsión la puso Herrera para volar y sacar la pelota que se colaba.

Se defendía el Elche con sentido y atacaba Osasuna como siempre, a oleadas, pero sin la precisión necesaria. Fue ya en el descuento cuando Kike García pudo desequilibrar el marcador, en un balón suelto, que cuando pudo rematar se encontró con un bosque de cuerpos para bloquear el disparo. Después de media docena de partidos sin ganar, ninguno de los dos pudo hacerlo, aunque para el Elche, el punto es más valioso, el día de la transición en el banquillo y con una situación clasificatoria delicada. De momento salen de la zona de descenso.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS