Juanmi: “La clave para marcar es no pensar”

El atacante del Betis es el máximo goleador nacional con ocho goles y segundo goleador más efectivo de las grandes Ligas europeas

Juanmi posa este jueves en la ciudad deportiva verdiblanca Luis del Sol.
Juanmi posa este jueves en la ciudad deportiva verdiblanca Luis del Sol.PACO PUENTES (EL PAÍS)

“Creo que la clave para marcar es no pensar. Mientras menos pienso ante el portero más acierto”, aclara a este diario Juan Miguel Jiménez, Juanmi, delantero del Betis y máximo goleador nacional con ocho dianas. Juanmi (Coín, Málaga; 28 años) atiende por teléfono justo después del entrenamiento que el Betis ha hecho tras regresar del partido de Copa en el que derrotó al Alicante (0-4). Ahora vive momentos de felicidad después de un año y medio bastante duro, en el que apenas jugó por una fascitis plantar. El domingo pasado, ante el Levante, anotó el primer triplete de su carrera. Con ocho goles en la Liga (dos más en la Liga Europa), es el máximo goleador nacional en la competición doméstica, y tercero en global, solo por detrás de Benzema (12) y Vinicius (nueve).

Fueron un cúmulo de sensaciones positivas. Una tarde soñada ante tu gente”, añade el delantero, quien solo necesitó cuatro remates en todo el partido para hacer esos tres goles, logrados además en tres acciones a un solo toque. Como si fuera Hugo Sánchez, el delantero mexicano del Madrid que anotó de primeras sus 38 tantos en la temporada 1989-90. “Es un delantero indetectable”, afirman de él en el vestuario, donde además es de los más queridos por su buen carácter. Sin apenas participación en el juego coral de un Betis de buen toque, Juanmi aparece y marca en continuos movimientos desde la banda izquierda al centro.

Lo llamativo del rendimiento de Juanmi es su extraordinaria puntería. Según los datos aportados por Opta, Juanmi es el segundo goleador más efectivo de las cinco grandes Ligas europeas entre los que tiene al menos cinco tantos anotados. Con 13 partidos jugados, Juanmi solo ha necesitado 19 disparos para convertir ocho goles, con un porcentaje de acierto del 42,11%. Nada más está por delante Cornet, del Burnley, con cinco goles en ocho partidos tras 10 disparos (50%). Por detrás se encuentran futbolistas de la talla de Ben Yedder en el Mónaco, con ocho goles en 16 partidos tras 20 disparos (40%); Giovanni Simeone, del Verona, con nueve tantos en 13 partidos y 24 remates (37,5)%; y Pasalic, del Atalanta, con siete goles en 15 partidos y 17 disparos (36,84%).

“Siempre tuve una relación especial con el gol, es cierto, aunque no me fijo mucho en esos datos. Estar ahí al lado de esos delanteros suena bien, pero lo más importante es el equipo”, afirma Juanmi, quien con 28 años se ha labrado una carrera de cierta entidad después de convertirse, con 16, en el jugador más joven en debutar con el Málaga. Fue en la temporada 2009-10, en un partido de Copa que el conjunto malagueño perdió 5-1 contra el Getafe. Juanmi hizo el gol del conjunto andaluz.

Desde entonces, se fue asentando en el Málaga, donde coincidió con Manuel Pellegrini, hasta ser traspasado al Southampton en el verano de 2015 a cambio de siete millones de euros. Había debutado con la selección española, de la mano de Vicente del Bosque, en un amistoso ante Holanda en marzo de ese año. “No creo que mi marcha a la Premier fuera precipitada. Creo que estaba en un gran momento, había sido internacional y era una Liga muy atractiva. Pero no gocé de oportunidades para desarrollar mi fútbol. Luego pasé tres años estupendos en la Real Sociedad y ahora estoy viviendo una etapa muy bonita en el Betis”, destaca el delantero, quien solo ha podido triunfar en el club bético en la última temporada y media.

“Estuve lesionado año y medio. Todo empezó con una fascitis plantar. Al principio parecía una tontería y se fue agravando. Arrancaba, luego me dolía y recaía. Pasé un momento muy complicado emocionalmente, pero no se me fue nunca la ilusión de volver a disfrutar de mi profesión. Lo que más me gusta es jugar al fútbol”, resume Juanmi, quien encontró en su familia y en un compañero muy especial sus grandes apoyos. “Sergio [Canales] había tenido malas experiencias con las lesiones y me ayudó un montón. Somos buenos amigos desde la época de la Real y a su lado me convertí en una esponja para aprender de él y salir adelante”, añade.

Juanmi tiene su mejor registro de goles en Liga en una temporada en los 11 que hizo en la temporada 16-17 en la Real Sociedad. En su despegue esta temporada existe un factor añadido que ha contribuido a acelerar su rendimiento. Se trata de Manuel Pellegrini. “Tuve la suerte de tenerlo de joven en una etapa muy distinta a esta. Es un entrenador con las ideas muy claras y está marcando un estilo muy reconocible en el Betis. Me conoce bien y sabe que no soy un extremo puro, necesito el movimiento entre líneas y hacia el centro para poder sorprender. Esa libertad que me da es importante”, aclara Juanmi, quien celebró su triplete el pasado domingo con sus padres, su mujer y su pequeño hijo. Con este último saltó al terreno de juego del Benito Villamarín para disfrutar de un momento único.

Este sábado, el Betis, quinto clasificado con 27 puntos, visita al Barcelona (séptimo con 23 y un partido menos). “El Barcelona está en un momento de reconstrucción. Xavi está intentando inculcar sus ideas. Yo creo que la principal es que el Barcelona vuelva a ser dominante en el juego e intenso en la recuperación tras pérdida”, apunta Juanmi, decisivo con su gol en 2015 para que el Málaga derrotara al Barcelona del tridente de Luis Enrique (0-1).

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS