Mirotic, Laprovittola y el rebote sacan al Barça del apuro en Atenas

El equipo azulgrana suma una sufrida victoria ante el Panathinaikos (82-85) y sigue líder en la Euroliga

Euroliga jornada 16
Panathinaikos
Panathinaikos
82 85
Finalizado
Barça
Barça
Laprovittola, perseguido por Sant-Ross durante el partido Panathinaikos-Barcelona.
Laprovittola, perseguido por Sant-Ross durante el partido Panathinaikos-Barcelona.

El Barcelona lo superó todo en el OAKA de Atenas, las bajas y la oposición de un Panathinaikos que no dio mucha mejor sensación que la que desprende de su penúltima posición en la Euroliga. También se sobrepuso al tremendo bajón que le llevó a cargar con una desventaja de 13 puntos (48-35) cerca del descanso y a la presión del equipo griego que le hizo temer muy seriamente por la victoria cuando el 72-81 a 51 segundos parecía que no admitía discusión. Todo lo superó el Barcelona que acabó venciendo por 82-85, que sigue líder de la Euroliga y que acumula ocho victorias consecutivas desde su última derrota, el 4 de noviembre en Milán.

Jasikevicius tuvo que recurrir a un quinteto inicial inédito, debido a las bajas de Calathes, Higgins y Abrines, a las que se añadieron las de Sergi Martínez y, ya en Atenas, la de Nigel-Davis, que dio positivo por Covid-19 el mismo jueves y tendrá que pasar la cuarentena a Atenas. El entrenador lituano colocó al recién fichado Exum en un quinteto titular en el que situó a Mirotic de tres, Oriola de cuatro y Sanli como pívot. Dimitirs Priftis, el entrenador del Panathinaikos, dispuso a su equipo en una defensa en zona que el Barça devoró gracias a la soltura y el acierto de Laprovittola y a los triples, uno de ellos de Mirotic, el que dio una ventaja de 9 puntos a su equipo (12-21).

Los problemas para defender a Papagiannis, el pívot griego de 2,20 metros, y los cambios refrescaron al Panathinaikos. Nedovic, el exjugador serbio del Unicaja y del Valencia, y Papapetrou, alero griego, además del base estadounidense Evans, llevaron por la calle de la amargura al Barcelona. El Panathinaikos fue a todo trapo desde el final del primer cuarto y durante todo el segundo. El Barça rectificó en el tercero y lo consiguió sobre todo gracias a su superioridad en el rebote. Al final obtuvo 38 rebotes, siete más que su rival, y 15 de ellos en ataque, lo que le dio muchas segundas opciones.

La consistencia de un Mirotic extraordinario de nuevo, con 20 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 32 de valoración, fue uno de los resortes de los que se valió el Barcelona. Laprovittola se mantuvo en su línea de excelencia de los últimos partidos, con cuatro triples y 18 puntos. Y Jokubaitis, Exum, Kuric y Smits, que capturó nueve rebotes, propiciaron la remontada del Barcelona. Pero cuando todo parecía bajo control, la presión del Panathinaikos y varios errores seguidos del Barcelona, apretaron el marcador de manera inesperada. Del 72-81 a 51 segundos para el final, tras una falta de Oriola que dio tres tiros libres a White, un robo de balón de Sant-Ross ante Mirotic y un triple de Nedovic, se pasó al 82-83. Faltaban cinco segundos. Kuric fue a la línea de tiros libres para poner el 82-85. El Panathinaikos dispuso de tres segundos para un último ataque y la posibilidad de forzar la prórroga. El triple de Nedovic no entró y el Barça respiró, victorioso, líder, y aliviado tras sus inesperados apuros al final de un partido que parecía tener controlado.

Panathinaikos, 82; Barcelona, 85

Panathinaikos: Macon (4), Sant-Roos (13), White (9), Papapetrou (16), Papagianis (11) –equipo inicial-; Perry (3), Kaselakis (0), Nedovic (18), Evans (8) y Mantzoukas (0).

Barcelona: Laprovittola (18), Exum (4) Mirotic (20), Oriola (0), Sanli (5) –equipo inicial-; Davies (12), Smits (8), Kuric (9), Jokubaitis (9) y Caicedo (0).

Parciales: 26-26, 23-15, 15-27 y 18-17.

Árbitros: Ryzhyk, Rocha y Hordov. Señalaron una falta técnica a Jasikevicius.

Oaka de Atenas. 6.122 espectadores. 16ª jornada de la Euroliga.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS