Los equipos de LaLiga se someterán a pruebas diarias de antígenos tras las Navidades

La patronal del fútbol garantiza el suministro de 2.520 test al día entre los 42 clubes de Primera y Segunda

David Alaba, en el calentamiento previo al derbi contra el Atlético de Madrid.
David Alaba, en el calentamiento previo al derbi contra el Atlético de Madrid.Europa Press

La virulencia de la sexta ola de covid ha empujado a LaLiga a redactar un nuevo protocolo para hacer frente al empeoramiento de la situación sanitaria. La comisión delegada de la patronal del fútbol dio forma a un nuevo texto que entrará en vigor tras las Navidades. En él se establece que los test vuelven a ser obligatorios y para ello garantiza el suministro 2.520 antígenos diarios. Hasta ahora solo estaban recomendados, aunque la inmensa mayoría de los clubes ya los realizaban.

Las 42 entidades de Primera y Segunda tendrán que hacer antígenos diarios cada vez que una persona acceda a las instalaciones. Y en las jornadas de partido, se deberá someter a estas pruebas todo aquel que tenga contacto directo con la primera plantilla, al margen de que tenga la pauta completa de vacunación. Los equipos locales se los realizarán al inicio de la concentración o, en su defecto, a primera hora del día del choque; y los visitantes, antes del desplazamiento. Para todo ello, LaLiga facilitará 60 test diarios a cada club de Primera y Segunda. Esto supone una cantidad de 2.520 diarios y 75.600 mensuales.

“No nos quedamos con test que vayan a llegar al público quitándoselos a nadie, sino con partidas que se comercializan al por mayor para empresas. Ya nos pasó al principio. Lo mismo ocurre en otras fábricas y multinacionales que tienen un stock asegurado para empleados”, aseguran fuentes de LaLiga. La obligación de estos exámenes diarios no tiene caducidad. Estará vigente mientras no cambie el protocolo.

Además de estos antígenos, también serán obligatorias PCR a la vuelta de las vacaciones de Navidades, al terminar los parones FIFA de las selecciones, cuando se produzca un fichaje o una nueva incorporación a la primera plantilla (de profesionales o jugadores del filial), o para todo aquel que regrese después de tres o más días de descanso. Estos exámenes se extenderán también semanalmente durante la primera quincena de enero a todo el que tenga contacto con la primera plantilla de un equipo. Como en el caso de los antígenos, haberse puesto la vacuna no libera de superar estos controles, que serán costeados por LaLiga. Tras el parón de estas fiestas, cada entidad recibirá 60 PCR.

Los resultados serán comunicados a diario a la patronal, especificando por categorías (jugadores, cuerpo técnico, servicio médico...) y cada club debe llevar un control exhaustivo de cada positivo (contactos estrechos, tiempo de aislamiento o cuarentena). En el caso de que haya un positivo, el equipo no tiene que indicar el nombre del afectado. Bastará con que precise si es jugador o miembro del staff, y si contaba con la pauta completa de vacunación.

En el capítulo de las obligaciones se incluye también la mascarilla FPP2 para toda persona que acceda a las instalaciones, pertenezca a un equipo o sea personal externo. En el día de partido, la norma afecta por igual a los banquillos. Solo están exentos los futbolistas que se encuentren en el terreno de juego y, si lo desean, los entrenadores.

Hasta aquí, el apartado de obligaciones. LaLiga, además, desarrolla una amplia batería de recomendaciones. Por ejemplo, aconseja limitar el uso de los vestuarios porque los considera “zonas de alto riesgo de transmisión”. Pide, en la medida de los posible, que los futbolistas y los cuerpos técnicos acudan al entrenamiento y a los encuentros ya vestidos, y que se duchen después en el hotel o en sus viviendas. En todo caso, solicita habilitar el mayor número de vestuarios, que cada uno quede restringido a un máximo de siete personas, establecer grupos fijos en cada dependencia, usar las duchas de forma alterna y evitar los aerosoles.

En los comedores, reclama que las mesas sean ocupadas por un máximo de cuatro personas y siempre las mismas. Respecto a los desplazamientos tampoco impone nada. En un primer momento, cuando la competición regresó en el verano de 2020, sí exigió que los viajes se realizaran en modo burbuja. Ahora recomienda limitar el tiempo en las terminales, no acercarse a las zonas comerciales y que los autobuses no superen el 50% de ocupación. Por su parte, en los hoteles, aconseja alojarse en habitaciones individuales.

Por último, el texto de la patronal recuerda, respecto a la cuarentena de un positivo, que el afectado deberá cumplir la normativa de la comunidad autónoma correspondiente. Los contactos estrechos de un positivo que formen parte de un club y que se hayan vacunado están exentos de una cuarentena. Para ellos solo se les recomienda una PCR durante los 10 días posteriores al último contacto con el contagiado o antes de iniciar un viaje. Los no vacunados sí deberán aislarse 10 días.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS