Mendilibar reemplaza a Calleja en el Alavés

El club vitoriano y el entrenador madrileño alcanzan un acuerdo para el despido antes del fin de año tras un tenso pulso contractual

José Luis Mendilibar, durante la temporada pasada en el banquillo del Eibar.
José Luis Mendilibar, durante la temporada pasada en el banquillo del Eibar.Javier Etxezarreta ((EPA) EFE)

José Luis Mendilibar (Zaldibar, 60 años) será el próximo entrenador del Deportivo Alavés. En teoría debería serlo ya, porque a los dirigentes del club les urge comenzar un nuevo proyecto, y al final parece que podrán hacerlo, aunque con cierto retraso. Este lunes cambiaron las cosas. El todavía técnico alavesista, Javier Calleja (Alcalá de Henares, 43 años), a sabiendas de que su futuro en Vitoria no existía porque iba a ser destituido con el año nuevo, tenía previsto seguir entrenando al equipo hasta el día 31. En esa fecha tendría que despedirse de su plantilla. Pero era por una cuestión de contratos.

Calleja tiene una cláusula en el suyo en la que se especifica que si el Alavés ocupa plaza de descenso el 1 de enero, puede ser despedido cobrando solamente el finiquito hasta junio. En estos momentos, el equipo vitoriano está en esa situación, aunque empatado a puntos (15) con Getafe y Elche, pero con peor diferencia de goles. Ninguno de sus dos rivales juega el 31 de diciembre, por lo que la clasificación no variará antes del día 2. Incluso aunque jugaran, la distancia con el Elche es de cinco goles. En el club decidieron la rescisión de contrato después de los últimos tropiezos del equipo. Tras una racha positiva, el Alavés entró de nuevo en barrena, y la derrota con goleada ante el Villarreal (5-2) precipitó su salida.

Si el consejo de administración del Alavés decidía destituir a Calleja antes del 1 de enero, el técnico y los componentes de su equipo de trabajo tendrían derecho a cobrar el año y medio de contrato que le resta, ya que el pasado mes de mayo, después de conseguir la permanencia, firmaron una ampliación de dos años, así que el entrenador madrileño se aferra al cargo con la intención de mejorar las condiciones de su despido.

Por todo esto, en Vitoria atravesaban por una situación inusual, incluso estrambótica. Calleja y el club no llegaron a un principio de acuerdo hasta que el entrenador acudió ayer a las instalaciones de Ibaia a dirigir la primera sesión tras las vacaciones. Tenía previsto seguir con sus planes hasta el viernes, conociendo como sabía, que sus días estaban contados y que no volvería a sentarse en el banquillo del Alavés después de que en Nochebuena, el equipo directivo que lidera Josean Querejeta decidiera sustituirlo y se pusiera en contacto con Mendilibar, con el que alcanzó un rápido compromiso.

Acercamiento a última hora

Al llegar a Ibaia le esperaba el director deportivo Sergio Fernández, con el que se reunió durante más de una hora. Cuando acabaron, fue el analista del club, Damián Suárez, quien comenzó la sesión con los futbolistas, lo que permite entrever un principio de acuerdo con el club. Ningún miembro del equipo de trabajo de Calleja participó en el entrenamiento. Así, Mendilibar será el que tome este martes las riendas para preparar el partido del domingo frente a la Real Sociedad.

El acuerdo con el exentrenador del Eibar (2015-2021) es total, y el club ha terminado por negociar con Calleja (43 años) para rescindir su contrato de la forma más ventajosa posible para las dos partes. Cuando menos se esperaba hubo acercamiento. Hace pocas semanas, en una entrevista, el entrenador de Zaldibar aseguraba que tenía confianza en volver a los banquillos, aunque con el temor de que se le considerara un “buitre”: “¿Si confío en entrenar? Pues sí. Pero si lo digo así parece que confío en que echen a alguien porque para que yo entrene tienen que echar a un compañero”.

El Alavés se lanzará, después de contratar a Mendilibar, a fichar en el mercado de invierno. Tiene un margen de 2,8 millones en el límite salarial, aunque también pretende desprenderse de algunos jugadores que apenas han sido utilizados, y que podrían tomar la puerta de salida como el entrenador. Sylla, Ivan Martín y Saúl son los futbolistas con más probabilidades de irse.

Ocho entrenadores en cinco años

Desde que el Alavés ascendió a Primera División en 2016, ocho entrenadores han pasado por sus banquillos, sin contar con Bordalás, artífice del ascenso, y a quien no se le renovó el contrato. De ellos, sólo dos, Mauricio Pellegrino y Abelardo, consiguieron completar una temporada.

El argentino clasificó al equipo para la final de Copa y decidió no renovar; el asturiano cogió al Alavés en zona peligrosa, lo estabilizó y la campaña siguiente navegó con holgura por la categoría, aunque también se fue al acabar. Luis Zubeldia aguantó cuatro partidos; Asier Garitano fue destituido a poco del final y su sustituto, López Muñiz, fue un recambio temporal. Machín duró media temporada; Gianni de Biassi, un suspiro. Calleja se va con el cambio de año.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS