Jaques en burbuja con sabor al siglo XVI

Ocho jugadores, sin público y con mascarilla, disputan un torneo rápido en el célebre colegio Fonseca

Los ochos jugadores, junto a organizadores y periodistas, en el claustro del Colegio Fonseca
Los ochos jugadores, junto a organizadores y periodistas, en el claustro del Colegio FonsecaFestival de Salamanca

Hartos ya de que casi todos los torneos se jueguen por internet desde hace diez meses, ocho ajedrecistas se han recluido en el colegio Fonseca, un edificio de gran valor histórico, para hacer posible el III Festival de Salamanca, previa prueba negativa de antígenos y con todas las medidas de precaución. El certamen combina la faceta deportiva con una serie de conferencias, también sin público. Todo se retransmite en directo por internet.

“Ya era hora de que pudiéramos jugar un torneo como es debido”, comenta el venezolano Eduardo Iturrizaga, quien, tras varios años de residencia, jugará desde ahora con la bandera española, mientras tramita la doble nacionalidad. Estamos en el majestuoso Salón de las Pinturas del Colegio Fonseca. El árbitro, Eduardo López, recuerda en español e inglés que es importante lavarse las manos con gel al entrar en la sala, y que en todo caso las piezas se volverán a limpiar concienzudamente después de cada partida.

El colegio se fundó en 1519, cuando el ajedrez ya era importante en Salamanca porque en 1497 se publicó en esta ciudad el importantísimo libro Repetición de Amores y Arte del Ajedrez, de Luis Ramírez de Lucena (1465-1530). Es una de las obras fundamentales -junto al cuento Schachs d’Amor (Castellví, Fenollar y Vinyoles, hacia 1475) y el libro de Francesch Vicent (1495), ambos publicados en Valencia- que demuestran la creación en España del ajedrez moderno, el que se practica hoy en todo el mundo, con la potente dama como diferencia principal respecto al juego que los árabes trajeron a Al Andalus en el siglo IX. Pero el edificio Fonseca, de estilo plateresco, no se terminó de construir hasta 1578, cuando el campeón del mundo oficioso era el cura extremeño Ruy López de Segura, patrocinado por el rey Felipe II.

Inspirados por la elegante arquitectura del claustro y los salones, y quizá motivados por tanto peso histórico, siete de los ocho jugadores, (cuatro hombres y cuatro mujeres) han hecho con gusto el esfuerzo y el sacrificio necesarios para llegar hasta aquí, así como almorzar y cenar solos en sus habitaciones, como si fueran monjes de clausura, para adaptarse a las exigencias de la pandemia. El otro es el búlgaro Véselin Topálov, excampeón del mundo y principal favorito, residente en Salamanca desde hace muchos años.

Vista general del Salón de las Pinturas durante la primera ronda
Vista general del Salón de las Pinturas durante la primera rondaFestival de Salamanca

De todos los deportes reconocidos como tales por el Comité Olímpico Internacional, el ajedrez es el único (junto al bridge) que se puede jugar por internet, y cuya retransmisión en directo es mucho menos costosa que cualquier otro. Por eso tuvo un tremendo auge desde que empezó la pandemia, multiplicado luego por la enorme repercusión mundial de la serie de Netflix Gambito de Dama. Pero los patrocinadores del festival (Ayuntamiento, Junta de Castilla y León, y Universidad) apoyaron en todo momento la insistencia del director de organización, Amador González de la Nava, para hacerlo presencial. Él lo explica así: “Este torneo tiene un sabor especial, por el escenario histórico, por las conferencias y otras actividades paralelas… Además, el aroma de un torneo presencial, con los jugadores en una sala, aunque sea con mascarillas, es mucho mejor que verlo en una pantalla. Por supuesto, internet es un invento maravilloso que ha beneficiado mucho al ajedrez, pero nuestro deporte se ha convertido en demasiado virtual durante la pandemia”.

En todo caso, la red de redes sigue siendo esencial como solución para la ausencia de público. El gran maestro Alfonso Romero y el maestro internacional Javier Sanz comentan en directo todas las partidas, que se juegan a un ritmo vivo, en la modalidad rápida: 40 minutos iniciales y cinco segundos de incremento tras cada jugada.

Topálov ha cumplido con su papel de favorito en la primera jornada, con dos victorias. El segundo foco está de momento en la prometedora búlgara Nurgyul Salímova, de 17 años, quien también ha ganado las dos partidas iniciales. Pero este torneo es tan especial que quizá el mero hecho de que se celebre sea más importante que los resultados deportivos. Un hito más en la imponente historia del Fonseca.

Primera ronda: Topálov (Bulgaria) 1 – Paehtz (Alemania) 0; Stripchenko (Francia) 0 – Salímova (Bulgaria) 1; Sabrina Vega (España) 0 – Antón (España) 1; Shírov (España) 1 – Iturrizaga (España) 0.

Segunda ronda: Paehtz 0 – Iturrizaga 1; Antón – Shírov, tablas; Salímova 1 – Vega 0; Topálov 1 – Skripchenko 0.

Clasificación: 1º-2ª Topálov y Salímova 2; 3º-4º Antón y Shírov 1,5; 5º Iturrizaga 1; 6ª-8ª Paehtz, Skripchenko y Vega 0.

Portal oficial: www.salamancachessfestival.com

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción