Sabrina Vega y Elisabeth Paehtz hacen tablas con Topálov y Antón, respectivamente

El búlgaro comparte el primer puesto con Shírov tras cuatro rondas de las siete previstas

Sabrina Vega, el martes durante la inauguración del Festival de Salamanca
Sabrina Vega, el martes durante la inauguración del Festival de SalamancaFélix Corchado/Festival Salamanca

La segunda jornada del III Festival de Salamanca ha reforzado la idea de que la inclusión de mujeres en torneos de élite es una buena manera de reducir las diferencias sexuales en ajedrez. La española Sabrina Vega y la alemana Elisabeth Paehtz han arrancado sendos empates a dos rivales mucho más fuertes en teoría, el búlgaro Véselin Topálov, excampeón del mundo, y el español David Antón, subcampeón de Europa en 2014, respectivamente. Topálov lidera con otro español, Alexéi Shírov; a medio punto están Antón y el hispano-venezolano Eduardo Iturrizaga.

El Abierto de Gibraltar ha sido, desde su primera edición en 2003, la principal referencia de quienes propugnan la discriminación positiva para aminorar la enorme diferencia entre hombres y mujeres (solo una entre los cien mejores del mundo; y solo una jugadora por cada diez hombres). Sus organizadores invitan todos los años a gran parte de las mejores del mundo y les ofrecen premios y condiciones mucho mejores de lo normal. Las sorpresas protagonizadas por mujeres, similares a las de hoy en Salamanca, se dan todos los años en El Peñón, y a veces casi todos los días de cada edición.

En el Festival de Salamanca (de partidas rápidas, con 40 minutos iniciales y cinco segundos más por movimiento) juegan cuatro hombres y cuatro mujeres. De ellas, Sabrina Vega, embarazada por primera vez, es la que tiene menos puntos Elo, 2.392, pero hoy ha hecho tablas sin sufrir -manteniendo incluso una pequeña ventaja durante casi toda la partida con el excampeón Topálov, residente en Salamanca, 19º del mundo a los 45 años, con 2.735 puntos. Un gran porcentaje de los enfrentamientos entre jugadores separados por más de 300 puntos suele acabar con la victoria del más fuerte.

Paehtz y Antón, durante su partida de hoy en el Salón de los Pintores del Colegio Fonseca
Paehtz y Antón, durante su partida de hoy en el Salón de los Pintores del Colegio FonsecaFélix Corchado/Festival Salamanca

Cuando la diferencia ronda los 200 puntos, como entre Paehtz (2.467) y Antón (2.679), el empate sigue siendo improbable, aunque algo más frecuente. El combate entre ambos ha sido muy intenso, violento en ocasiones, lo que en principio favorece la capacidad de cálculo del mejor en teoría, pero la alemana ha mantenido su espada en alto hasta el final. Salamanca se une así a Gibraltar y a otros torneos donde, una y otra vez, la diferencia de rendimiento entre hombre y mujeres es claramente menor de lo que indica la lista mundial.

Tercera ronda: Skripchenko – Paehtz, tablas; Vega – Topálov, tablas; Shírov 1 – Salímova 0; Iturrizaga – Antón, tablas.

Cuarta ronda: Paehtz – Antón, tablas; Salímova 0 – Iturrizaga 1; Topálov – Shírov, tablas; Skripchenko 0 – Vega 1.

Clasificación: 1º-2ª Topálov y Shírov 3 puntos; 3º - 4º Antón e Iturrizaga 2,5; 5ª Salímova 2; 6ª Vega 1,5; 7ª Paehtz 1; 8ª Skripchenko 0,5.

Portal oficial: www.salamancachessfestival.com

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS