So noquea a un Carlsen descentrado

El noruego cae en la 1ª partida como un kamikaze, y desaprovecha las oportunidades para remontar

Magnus Carlsen pasea por el escenario del último torneo que ganó, el Norway Chess, en Stavanger (Noruega), el pasado octubre
Magnus Carlsen pasea por el escenario del último torneo que ganó, el Norway Chess, en Stavanger (Noruega), el pasado octubreLennart Ootes/Champions Chess Tour

Algo raro le pasa a Magnus Carlsen. Sus altibajos y fracasos de los últimos meses se han confirmado en la final contra Wesley So del torneo rápido por internet Opera Euro. El estadounidense, muy consistente, le ha derrotado (2-2 y 2,5-1,5), con la inestimable ayuda del noruego, quien se lanzó en plan suicida en el primer asalto y omitió varios golpes ganadores en el tercero y cuarto. El campeón del mundo no ha ganado ninguno de los cuatro torneos disputados en los últimos cuatro meses. El azerbaiyano Teimur Radyábov es 3º tras derrotar (2,5-1,5) al francés Maxime Vachier-Lagrave, quien también cometió un error increíble en la última partida.

“Ante todo, mis disculpas a Magnus por haber celebrado mi triunfo ante la cámara, no he podido contenerme”. Es lo primero que dijo So unos segundos después de ganar el primer premio y sus 30.000 dólares (casi 25.000 euros). Y añadió: “Me cuesta creer que haya podido ganar dos finales a Magnus en menos de tres meses”. También explicó que ha seguido un horario estricto cada día durante el torneo, levantándose a las 07.30 (dos horas y media antes de las partidas) en su casa de Minnetonka (estado de Minnesota, EEUU), leyendo algo relajante antes de jugar y durmiendo cada noche durante once horas seguidas.

Esa relajación le vino sin duda muy bien al exfilipino para no alterarse en exceso al poco de empezar el primer asalto de hoy cuando, en la jugada 14, Carlsen se lanzó a un sacrificio de alfil muy difícil de explicar racionalmente. Pero no porque fuera una genialidad, sino porque era absurdo: tras solo dos movimientos forzados por ambos bandos, So replicó con un lance muy fácil de ver, de lógica aplastante, no solo para un jugador de élite sino para cualquier profesional e incluso muchos aficionados de alto nivel. Y Carlsen quedó perdido. Carlsen calificó luego ese sacrificio de alfil como “absurdo”, con una sonrisa cuando lo decía, y explicó que no había calculado bien esa secuencia tan simple.

So exhibió su tremenda dureza para no permitir que Carlsen pudiera remontar de inmediato, como tantas veces, en la 2ª partida. Pero lo cierto es que Carlsen logró varias posiciones claramente ganadoras en las dos siguientes, que debió ganar por ataque, pero hizo tablas en ambas, aunque puede afirmarse que So no ganó la última porque no quiso.

Wesley So en el escenario del torneo Tata en Wijk aan Zee (Países Bajos)
Wesley So en el escenario del torneo Tata en Wijk aan Zee (Países Bajos)Fernando Urías

Tras tomarse unos veinte minutos para rumiar su cuarto fracaso en cuatro meses, Carlsen dio la cara ante la cámara y se dejó entrevistar por los comentaristas de Chess24, la plataforma de la que es el principal accionista: “Felicitó a Wesley, que ha sido el más convincente durante todo el torneo, sin duda alguna. Pero es obvio que yo he desaprovechado muchas oportunidades”. Y concretó: “No me he dejado llevar por mi intuición en momentos clave. Está claro que Wesley es muy fuerte, juega muy rápido y con mucha confianza. Pero, como se ha visto hoy, yo puedo hacerlo mucho mejor”.

¿Y cuál es la solución de su problema? “Lo más positivo es que no estoy hundido por mis malos resultados. De modo que buscaré nuevas ideas, planificaré mi entrenamiento, reforzaré mi preparación física y pensaré en el próximo torneo”, que también será rápido por internet, a mediados de marzo.

Tras ganar el torneo clásico presencial Norway Chess en Stavanger (Noruega), a pesar de que perdió la última ronda frente al armenio Levón Aronián, el 16 de octubre, Carlsen ha encadenado la peor racha de su carrera en la élite. No ha ganado ninguno de los tres torneos rápidos por internet disputados en la segunda temporada del Meltwater Champions Chess Tour. Perdió el desempate de la final del Skilling Open, también ante So (2-2, 2-2, 1,5-0,5) el día de su cumpleaños (30 de noviembre). Fue eliminado por el ruso Danil Dubov en cuartos de final del Airthings el 30 de diciembre. Y antes del disgusto de hoy, el 31 de enero, finalizó el 6º en otro torneo clásico presencial, el Tata, el Roland Garros del ajedrez, en Wijk aan Zee (Países Bajos).

No se conoce ningún problema o incidencia en su vida privada que pueda afectar a su rendimiento deportivo. Si se descarta ese factor, el único que surge como explicación lógica es falta de motivación, dado que su edad, 30 años, y su estado de salud y forma física son ideales. Su gran cita de 2021 es el duelo por el título mundial, del 24 de noviembre al 16 de diciembre en la Expo Universal de Dubái (Emiratos Árabes Unidos), contra el vencedor del Torneo de Candidatos, suspendido tras la primera mitad el 26 de marzo, que se reanudará probablemente en Yekaterimburgo (Rusia) hacia la segunda quincena de abril. El actual campeón dispone de nueve meses para gestar su recuperación y volver a ser uno de los mejores de la historia.

Portal oficial: https://championschesstour.com/

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS