Óscar Mayo, director general de LaLiga: “El acuerdo con CVC no es un rescate”

El ejecutivo de la patronal desgrana el pacto firmado por los clubes con el fondo para recibir casi 2.000 millones de euros por un porcentaje de sus derechos de explotación

Óscar Mayo, en la sede de LaLiga este lunes.
Óscar Mayo, en la sede de LaLiga este lunes.KIKE PARA

Este martes se constituyó LaLiga Group International, el holding que ha recibido el trasvase de gran parte de la actividad de la patronal y de la que el fondo CVC tendrá una participación del 8% durante los próximos 50 años a cambio de una inversión de 1.994 millones de euros que los clubes deben destinar en un 70% a infraestructuras, un 15% a deuda y otro 15% a inscripción de jugadores. El acuerdo ha generado otra encarnizada batalla en el fútbol español porque Real Madrid, Barcelona y Athletic no lo han suscrito, lo han judicializado, y la Federación también se ha opuesto. Óscar Mayo (Navas de Oro, Segovia; 32 años), director general ejecutivo de LaLiga, defiende el acuerdo y explica el impacto que puede tener el denominado Proyecto Impulso. “Es el momento de dar un salto aún más ambicioso en digitalización, en tecnología, en internacionalización… Ha habido una crisis tremenda y los clubes no han pedido dinero al Gobierno como en Italia o Francia”.

Pregunta. ¿A qué han destinado los clubes los primeros 400 millones recibidos?

Respuesta. A parte de deuda y a inscripción de jugadores que ya habían consumido. En la parte de deuda por infraestructuras ya realizadas, los clubes pueden tener en cuenta las inversiones que han ejecutado en los últimos tres años hasta el 50%. El plan nos va a permitir crecer en un periodo de cuatro o cinco años lo que a lo mejor habríamos crecido en los próximos 20. Se trataba de acelerar el crecimiento de forma relevante.

P. Si el acuerdo no hubiera salido adelante, ¿qué hubiera pasado con esos 400 millones?

R. Esos 400 Millones se convertían en una financiación a medio plazo, lo cual no ha sido el caso. Lo que hacíamos era que esos casi 2.000 millones, si en algún momento el proyecto se paralizaba, ya sea después del primer anticipo, del segundo, del tercero o del cuarto, se podía convertir en deuda al 6% a 40 años, pero no es que fuera un crédito. No hemos firmado ningún préstamo ni ningún documento adicional.

P. ¿Qué mecanismos de control habrá para que el dinero se emplee en lo acordado?

R. Este es un proyecto para crecer, no es un rescate. Vamos a contar con el apoyo de una consultora externa para auditarlo todo. Si un club gasta un millón de euros en rediseñar las zonas VIPS tendrá que enviar todas las facturas y se comprobará que el precio está de acuerdo al mercado. Se audita hasta las bombillas que quieran incluir.

P. ¿Cuál es la estimación de crecimiento por el acuerdo con CVC?

R. Creemos que podemos seguir creciendo en dobles dígitos en el total de derechos audiovisuales nacionales e internacionales entre el 12 y el 15 %. En el próximo concurso nacional de derechos televisivos, dentro de cinco años, aspiramos a crecer por encima del 15% del contrato actual, el cual ha sido muy bueno.

P. La Federación esgrime que el acuerdo es ilegal porque al ser un contrato de cuentas en participación los pagos a CVC deben incluirse dentro del beneficio neto de la comercialización de los derechos y no como gastos del bruto.

R. La operación ha estado asesorada por despachos de primer nivel internacional. Entendemos que esto es un proyecto para crecer y es un gasto necesario para ello y del que el resto se van a beneficiar. Si LaLiga crece, ingresamos más por derechos audiovisuales e incluso los tres que no participan, Real Madrid, Barcelona y Athletic se van a beneficiar. La Federación también, porque recibe un porcentaje de los derechos audiovisuales, pero además, en la estructura final de la operación, el pago a CVC no les afecta, van a recibir lo mismo que si no hubiese pago a CVC. No van a ingresar menos dinero, igual que el CSD, pero sí se beneficiarán del crecimiento que LaLiga tenga.

P. ¿LaLiga pierde autonomía porque si se adopta una decisión respecto a los derechos de televisión que CVC no comparte puede cambiar los términos del contrato y presionar con ello?

R. En el consejo de administración de LaLiga Group tenemos mayoría en los ocho consejeros. Cinco son nuestros (cuatro clubes y el presidente), dos son de CVC y un independiente. Además, el voto de calidad en el caso de haber empate, es el del presidente. Prácticamente, no tienen veto en nada, salvo en decisiones en inversiones grandes que les afecte y que como socio minoritario tengan que defenderse, pero el control de la sociedad y la operativa los tiene la Liga. En derechos audiovisuales igual, lo único que dice CVC es: “si tomas una decisión flagrante que afecta al valor de los derechos audiovisuales y yo te he dicho mi opinión y vosotros insistís en tomarla, déjame levantar la mano porque esto es un cambio de condiciones y hay que renegociar el contrato. Esto lo hemos visto durante la pandemia porque se han revisado muchos contratos.

P. ¿Ya no hay riesgo de que el proceso quede paralizado?

R. Los tres clubes lo han judicializado, pidieron medidas cautelarísimas para que no llegaran a los clubes los primeros 400 millones y no se las concedieron. Hay una vista de medidas cautelares a finales de febrero, el riesgo está porque está judicializado, pero estamos bastante confiados en que el proceso va bien. Nos sorprende porque es un proyecto del que se benefician todos, incluso los que no participan. La Federación también decía que este proyecto era para que Javier Tebas se perpetuase en el cargo sin el control de los clubes y eso no es así. El hecho de constituir una nueva sociedad y el hecho de que sea consejero delegado no quiere decir que se vaya a perpetuar. Los clubs pueden tomar decisiones sobre el equipo directivo actual (incluido Javier Tebas) siempre que lo consideren, como ahora mismo, no hay ninguna permanencia garantizada para el presidente ni ningún otro directivo, así como el salario que también debe ser aprobado por los clubes.

P. ¿No son muchos años 50?

R. Cuando un socio entra en una compañía lo hace a perpetuidad, Puede ser mucho 50 años, pero es un tiempo limitado. Este acuerdo va a ser pionero en Europa, vamos a ser modelo. Francia está en ello, la liga italiana lo está retomando y la Bundesliga se ha planteado lo mismo con sus derechos internacionales. También se ha atacado mucho la valoración de LaLiga, 24.100 millones de euros, en Italia fue de un 40% menos después de un concurso con seis inversores. Una inversión de casi 2.000 millones de euros a ratios de 15 veces el EBITDA hemos visto pocas en España en los últimos años, si acaso en el sector tecnológico alguna.

P. Real Madrid, Barcelona y Athletic ofrecieron otro plan de financiación por la misma cantidad a 25 años y más barato

R. Lo que se ofreció son operaciones diferentes, aparte de que la suya nunca fue una oferta en firme. Comparamos operaciones de inversión, donde el socio invierte a riesgo y apuesta por el crecimiento de LaLiga, con financiaciones con devolución garantizada. Además, por la estructura financiera a de los clubes se sabe que la operación no era viable. En cualquiera de los casos, nunca fue una operación seria, y el Plan Impulso es fruto de más de un año y medio de trabajo. Los clubes analizaron y aprobaron con una inmensa mayoría la operación de la Liga Impulso.

P. CVC obtendrá una rentabilidad proporcionalmente mucho mayor a su inversión.

R. El fondo apuesta e invierte 2.000 millones, ganará mucho dinero si la Liga crece y en consecuencia los clubes. Esos comentarios no tienen recorrido en el ámbito financiero. Los clubes tienen profesionales de primerísimo nivel que no entran en ese juego.

P. Hay una batalla por la reducción de equipos en las Ligas, ¿si esto saliese adelante cambiarían los términos del contrato con CVC?

R. Entendemos que el número de equipos afecta al valor de las competiciones, una con 20 vale más que una con 18 y en esto estamos alineados con la Premier League. Con menos equipos LaLiga valdría menos y claro, se tendría que renegociar el contrato.

P. En época de bonanza, ¿alguna de estas inversiones no se podían haber hecho?

R. Para los clubes es complicado en el día a día hacer ciertas inversiones porque les lleva el corto plazo. Obviamente no tiene nada que ver LaLiga que tenemos hoy con la que teníamos hace diez años, ha habido mejoras en infraestructuras, nuevas ciudades deportivas y estadios. Esto es pensar un poco más allá, es dar un salto en estructuras de clubes, en digitalización, en tecnología, en internacionalización… Es hacerlo todos juntos a la vez, con recursos destinados a que nos generen más negocio. Aquí ha habido una crisis tremenda y los clubes no han pedido dinero al Gobierno como en Italia o Francia, hay una disciplina económica, pero ahora es el momento de dar un salto aún más ambicioso.

P. ¿La revalorización de un club a través de la generación de talento es cuantificable a futuro cuando nada garantiza que una cantera vaya a funcionar?

R. Somos un país generador de talento y muchos de nuestros clubes son modelo. Han demostrado como la apuesta por la cantera les puede generar tanto para jugadores para el primer equipo como ingresos por ventas. La apuesta por la cantera se está viendo en la cuenta de resultados y ahora con el proyecto LaLiga Impulso se podrán reforzar las ciudades deportivas, las residencias, etc. La apuesta por la cantera genera mayor competitividad.

P. ¿La retención de ese talento no está siendo un problema?

R. No creo, en cualquier caso, con clubes más competitivos económicamente, para el que quiera pueda retener o que el club mediano o pequeño no se vea obligado a vender, es la manera de evitarlo.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS