LaLiga Santander jornada 28
R. Sociedad
R. Sociedad
Martín Zubimendi 70'
1 0
Finalizado
Alavés
Alavés

La Real Sociedad se sube a la ola buena

Un gol de Zubimendi le da los tres puntos ante un Alavés que se estrelló contra Remiro

Le Normand y Zubimendi celebran el gol de la victoria, este domingo en San Sebastián.
Le Normand y Zubimendi celebran el gol de la victoria, este domingo en San Sebastián.Javier Etxezarreta (EFE)

Sudó sangre la Real para ganar al Alavés en el duelo de vecinos que se dirimió en Anoeta. Es lo que suele suceder en estos casos: cuando un equipo, como el Alavés, está metido en apuros, le penaliza cualquier detalle. La Real parece de nuevo subido a la ola buena.

RSOR. Sociedad
R. Sociedad
1
Remiro, Diego Rico, Le Normand, Gorosabel (Zaldua, min. 74), Jon Pacheco , Merino, Januzaj (Oyarzabal, min. 62), Illarramendi (Martín Zubimendi, min. 45), Rafinha (Zubeldia, min. 83), Portu y Isak (Sörloth, min. 62)
ALA Alavés
0
Alavés
Pacheco, Laguardia, Nahuel Tenaglia, Rubén Duarte, Lejeune, Edgar Méndez (Jason, min. 73), Luis Rioja (Manu Vallejo, min. 83), Pere Pons (Mamadou Loum , min. 73), Toni Moya (Miguel De La Fuente, min. 83), Pina (Escalante, min. 62) y Joselu
Goles 1-0 min. 70: Martín Zubimendi.
Árbitro Jorge Figueroa Vázquez
Tarjetas amarillas Illarramendi (min. 21) y Laguardia (min. 26)

El equipo de Mendilibar ha cambiado de piel. Al técnico vizcaíno le ha costado unas cuantas jornadas que sus futbolistas asimilen la manera en la que le gusta disputar los partidos. El equipo vitoriano no era ni chicha ni limonada, pero en las últimas jornadas se está encontrando. Está por ver, claro, si el esfuerzo le va a llegar para salvar la categoría después de tanto tiempo sin encontrar el camino.

Frente a una Real Sociedad que ha ido evolucionando a lo largo de los meses y ha pasado de ser un equipo alegre a mostrar un rostro serio sobre el césped, el Alavés jugó una buena primera mitad. Tuvo más la pelota, intentó ser vertical y cerrar los espacios por el centro al equipo donostiarra. Sin Oyarzabal, a los hombres de Imanol les funcionaba mejor la banda derecha, donde Portu ponía la directa a la menor ocasión. De sus botas partió la mejor ocasión de la Real. Su centro lo remató Isak de espuela, pero metió la pierna Lejeune para desviar a córner. Esos centros que volaban desde las bandas eran la preocupación principal del Alavés, muy activo en la presión en campo contrario, haciendo la vida imposible a Illarra y Rafinha.

En la segunda parte, la Real decidió poner en marcha un plan más práctico. Se dejó querer. El Alavés se acercó algo más a Remiro. Tenaglia ensayó un disparo desde la frontal que detuvo el guardameta donostiarra, y después, un contragolpe vitoriano lo llevó Rioja al límite. Remiro volvió a tapar el hueco. El portero navarro decidió el partido.

Pero entonces, Imanol hizo un par de cambios. Sacó a Oyarzabal y Sorloth, sentó a Isak y Januzaj. Se activó la Real, y en un instante encadenó tres ocasiones claras que acabaron desembocando en el gol de Zubimendi en un saque de falta que remató a un metro de la portería.

Con el marcador en contra, al Alavés no le quedó otra que salir definitivamente de la cueva, y entonces hizo pasar bastantes apuros a la Real, primero en una triple ocasión con remates sucesivos en el área, rebotes y más rebotes; después en un remate de Manu Vallejo, en su primer balón, que Remiro desvió a saque de esquina. Al Alavés le salió cruz.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS