Hugo Mallo jugó con una rodilla fracturada los últimos diez minutos ante el Betis

El capitán del Celta se lesionó y aguantó con la pierna derecha maltrecha durante los instantes finales del encuentro

Hugo Mallo controla el balón en el Nuevo Mirandilla (Cádiz), el pasado 12 de febrero.
Hugo Mallo controla el balón en el Nuevo Mirandilla (Cádiz), el pasado 12 de febrero.AFP7 vía Europa Press (AFP7 vía Europa Press)

El choque fue violento, se dobló sobre el césped y alzó un brazo en petición de ayuda. Hugo Mallo, capitán del Celta, había acudido a un balón dividido en la disputa con William Carvalho, centrocampista del Betis. El médico del equipo y un fisioterapeuta atendieron al zaguero gallego durante tres minutos hasta que se levantó y continuó el partido durante los diez minutos que restaban hasta el final. No solicitó el cambio, a pesar de que su equipo tenía una ventana de sustituciones por emplear en la que finalmente, poco después, hizo solo un relevo e incluso dejó el quinto en blanco. Este lunes una resonancia magnética reveló una fractura en la rótula de la rodilla derecha de Hugo Mallo, que no volverá a jugar esta temporada.

El futbolista gallego, que con apenas 30 años ya es el segundo que más veces ha vestido la camiseta del Celta en la historia del club, acabó el partido y acudió, con la articulación enrojecida, a una entrevista televisiva sobre el césped para representar a su equipo y comentar las opciones para lo que resta de campaña. Suya había sido, un minuto antes del topetazo, la mejor ocasión para desnivelar un partido que acabó con empate a cero. “Nuestro objetivo es quedar lo más arriba posible en la clasificación. Estamos en una liga muy competitiva, pero el equipo quiere crecer”, explicó. No hizo referencia a la acción de la lesión, un lance con balón por medio en el que tanto él como el poderoso Carvalho se fueron al suelo e impactaron rodilla con rodilla. La de Mallo quedó afectada en la cara externa.

Era el minuto 80 de un partido que no había requerido ninguna amonestación, pero el encontronazo lo interpretó el árbitro De Burgos Bengoetxea como merecedor de tarjeta amarilla para William Carvalho, que también se llevó lo suyo y se quejó de la cara interna de la rodilla izquierda. El futbolista luso acudió, ya cuando Hugo Mallo, estaba en pie a darle un abrazo e interesarse por su estado.

Los informes médicos definieron, en principio y nada más acabar el partido, un traumatismo e inflamación en la articulación. Las pruebas de imagen revelaron una fractura longitudinal no desplazada en el borde exterior de la rótula de la rodilla derecha. El club anuncia que no pasará por quirófano, sino que se opta por un tratamiento conservador, “que se mantendrá si no se produce desplazamiento”.

Es la tercera lesión grave de rodilla para Hugo Mallo. La más complicada la sufrió en la izquierda y tras un lance con Cristiano Ronaldo en enero de 2013 que se saldó con una rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo. Dos años después se dañó el ligamento colateral de la rodilla derecha en un partido contra el Valencia.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS