El Barcelona de balonmano se clasifica para la Final Four de la Champions

El equipo azulgrana, vigente campeón, derrota también al Flensburg (27-24) en la vuelta en Palau y buscará su undécimo título ante Kielce, Veszprem y Kiel

Ben Ali celebra un gol ante el Flensburg en el Palau.
Ben Ali celebra un gol ante el Flensburg en el Palau.Enric Fontcuberta (EFE)

Desde que la Champions de balonmano se decide bajo el formato de la Final Four, a partir de la temporada 2009/10, nadie ha repetido título. Es el reto del Barcelona, que ató en corto al Flensburg en la vuelta del Palau (27-24) tras la renta de cuatro goles que se trajo la semana pasada de Alemania. En la cita de Colonia del 18 y 19 de mayo le esperan el Kielce, Veszprem y Kiel, que derrotó en el último cruce al PSG (33-32 después del empate a 30 en la ida). El sorteo del cuadro, el día 24.

No es el Barça que aplasta del curso anterior (lo ganó todo con un expediente perfecto), en el trayecto en Europa se ha dejado tres derrotas y dos empates más la final del Mundialito, pero ahí está de nuevo en la gran cita del balonmano europeo. Será su cuarta F4 consecutiva, esta vez bajo la dirección de Antonio Carlos Ortega, que de ganar Copas de Europa sabe un rato (seis como jugador entre 1996 y 2005). Ahora le quedan dos días, dos partidos, para levantar la primera como técnico.

El equipo azulgrana administró con solvencia la ventaja de partida. Arrancó la tarde con un 5-2 en el minuto 15, que obligó a pedir tiempo muerto al entrenador germano, y no sufrió mayor apuro que verse de forma efímera dos veces por detrás al final de la primera parte (9-10) y al inicio de la segunda (10-11). La respuesta culé fue rápida y ya no hubo lugar a ninguna insurrección visitante. El marcador transcurrió apretado y en paz, con ligeras ventajas locales. En medio de este tránsito placentero, el mayor susto vino cuando Dika Mem (acaba de renovar hasta 2027) se retiró en el minuto 45 a la banda por molestias en el gemelo derecho.

El Flensburg solo se sintió vivo mientras duró la resistencia de su portero, Benjamin Buric. Sus ocho paradas hasta el descanso (44%) eran la principal agarradera de un equipo que seguía sin tener noticias de su estrella sueca, Jim Gottfridsson. No las tuvo, en realidad, en toda la eliminatoria (apenas cuatro tantos en los dos choques). Pero el muro de Buric se agrietó, se marchó al banquillo mediada la segunda mitad sin ninguna intervención desde que regresó del intermedio y el Flensburg quedó definitivamente a la intemperie, sin más consuelo que esperar el avance del reloj. Las seis dianas de Hampus Wanne, que apunta a azulgrana a partir del próximo curso, resultaron insuficientes para comprometer a un Barcelona que sigue sin bajarse del podio continental.

Barcelona, 27 - Flensburg, 24

Barcelona (10+17): Gonzalo Pérez de Vargas; Áleix Gómez (2), Mem (6,3p), Youssef Ben Alí (5), Cindric (4), N’Guessan (-), Ángel Fernández (1), siete inicial, Thiagus Petrus (1), Makuc (1), Lángaro (2), Ariño (2), Ali Zein (-), Janc (3), Richardson (-) y Leo Maciel (p.s).

SG Flensburg (10+14): Buric (Moller, m.51 a 60); Swan (4), Hald Jensen (-), Golla (4), Mads Mensah Larsen (2), Sogard (3), Wanne (6,2p) -siete inicial- Gottfridsson (2), Einarssonn (3) y Lindskog (-).

Marcador cada cinco minutos: 2-1, 3-2, 5-3, 6-6,8-6, 10-10 (descanso), 14-14, 17-16, 20-18, 20-19, 24-22.

Árbitros: Dalibor Jurinovic y Marko Mrvica. Exclusiones: Áleix Gómez (m. 15), Gottfridsson (m. 12 y 36) y Jensen (m. 33 y 56).

Palau Blaugrana de Barcelona. 4.184 espectadores.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS