Kylian Mbappé: “Espero que los aficionados del Madrid comprendan que he querido quedarme en mi país”

El delantero francés y el presidente del París Saint-Germain, Nasser Al-Khelaifi, aseguran que el dinero no ha sido la principal motivación de prolongar su contrato con el club parisiense y rechazar la oferta del club blanco

El jugador del PSG Kylian Mbappé, este lunes en París.Foto: Franck Fife

Dinero habrá habido, y mucho, como lo habría habido en caso de que hubiera decidido dar el paso para irse al Real Madrid. Pero lo que llevó a decidir a Kylian Mbappé a quedarse en el París Saint-Germain otros tres años más ha sido, aseguró el delantero francés este lunes, su voluntad de seguir todavía en Francia —”mi país”, insistió en varias ocasiones— y de llevar a su equipo a las más altas cotas del deporte.

“Entiendo la decepción de los aficionados del Madrid, pero espero que comprendan que haya decidido quedarme en mi país, porque soy francés y, como he dicho, en tanto que francés tengo ganas de continuar un tiempo aquí y de llevar a Francia y a este club a la cima”, dijo Mbappé en un mensaje a los madridistas en sus primeras declaraciones a la prensa desde que, la noche del sábado, anunciara ante los seguidores del club parisiense su decisión de quedarse y rechazar la oferta del club madridista.

“Todo el mundo sabía que hace un año me quería ir y que estaba íntimamente convencido de que [el Real Madrid] era la mejor decisión posible”, agregó en otro momento de la rueda de prensa celebrada en el Parque de los Príncipes junto al presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi. No obstante, subrayó, el “contexto” es hoy “diferente”, en diversos planos: “En el deportivo, pero también en el privado”. Y sobre todo, indicó, hay un lado sentimental: Francia “es un país en el que quiero vivir, en el que quiero envejecer, al que volveré cuando acabe mi carrera”, insistió. Además, dijo, el “proyecto deportivo ha cambiado” y el plan del PSG le ha dado “ganas de continuar”.

“Siento que mi historia aquí no ha terminado y que me quedan aún buenos capítulos por escribir aquí”, agregó. Al Khelaifi aseguró también que la decisión no estuvo motivada por dinero. “El dinero para Kylian no es lo más importante, lo más importante es el proyecto deportivo, ganar. Hay otros clubes, en España, dispuestos a pagar más”, dijo a la pregunta de un periodista español.

Aunque los madridistas mantuvieron la esperanza de hacerse con Mbappé hasta el último momento, la verdad es que el jugador había decidido quedarse en París bastante antes de anunciarlo la noche del sábado. “Tomé la decisión la semana pasada”, reveló este lunes. Ni sus compañeros de vestuario lo sabían “porque el club no quiso, quería que fuera un secreto, que fuera una sorpresa para todo el mundo”.

Eso sí, aseguró Mbappé, antes de hacer el anuncio entre hinchas y con gran fanfarria en el Parque de los Príncipes, justo antes del último partido de la temporada francesa, tuvo el gesto de comunicárselo personalmente al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, “por respeto”. “Llamé a Florentino, tengo mucho respeto por él y por su club. Lo han hecho todo bien conmigo y han intentado hacerme lo más feliz posible, algo que le agradezco. Era mi deber hablarle personalmente”, explicó. Así que la llamada se produjo, según su relato, antes de que se hiciera pública la decisión e incluso de “acabar los detalles del contrato” con el PSG.

En cualquier caso, Mbappé rechaza las acusaciones de falta de respeto por haber actuado como lo ha hecho. “No tenía ningún acuerdo con nadie”, aseveró en declaraciones posteriores a varios medios franceses, entre ellos Le Parisien. “Siempre he funcionado así. Discutimos los contornos de los contratos. Pero no tenía ningún acuerdo”, insistió. “No le he dicho no al Real Madrid. Le dije sí a Francia y al PSG. Sentí la llamada de la patria y de la capital. Era demasiado pronto para partir gratis”, añadió, esgrimiendo una vez más los sentimientos patrios por encima, según su versión, de cualquier interés económico.

Mucho se ha hablado también de las presiones de compañeros y hasta del mundo político. En la rueda de prensa, Mbappé se limitó a afirmar que, en el vestuario, estrellas como Lionel Messi o Neymar no lo presionaron. “Hablamos un poco, pero no mucho. Siempre me han dicho que era una decisión personal y que la respetarían”, aseveró. Tampoco habló, aseguró luego en Le Parisien, con Karim Benzema. “Sé que todo el mundo hablaba de Karim y Kylian, Kylian y Karim… Pero en la selección, solo hablábamos del menú de la noche. No he querido forzar las cosas. Cuando nos veamos, hablaremos. Le explicaré mi decisión”, dijo, a la par que consideró que los mensajes enviados por Benzema a través de Instagram — su mano vendada señalando el escudo en una storie, y otra en la que sale una fotografía en la que aparece Tupac, el rapero asesinado, con la persona que supuestamente le traicionó detrás— tienen todo el aspecto de “venir de lo más alto”.

Posteriormente, en declaraciones también a la cadena BMFTV, confesó otro secreto a voces estos días: que los hilos para atar al delantero a París se tiraron incluso desde el Elíseo. “Sí, hablamos”, dijo sobre si lo llamó el presidente francés, Emmanuel Macron. Este le dio “buenos consejos”, declaró a la cadena gala, aunque subrayó que no fue Macron el que inclinó la balanza en su decisión.

“Le comenté mi decisión. Me dijo que estaba muy contento y que era una muy buena noticia para el país”, dijo de una de las varias conversaciones que dijo mantuvieron. Aun así, estas no cambiaron su parecer. “Siento mucho respeto por él [por Macron], pero no tomo mi decisión porque me pida que me quede. Aunque sí que fue un factor, entre otros”, indicó.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en Bruselas, después de contar Francia durante un lustro desde París. Se incorporó al equipo de EL PAÍS en Washington en 2014. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y continuó en la alemana Dpa, para la que fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS