Aire para Vinicius y Rodrygo tras el chasco de Mbappé

El Madrid negocia las renovaciones de los dos brasileños, que habrían que tenido que disputarse lugar en el once y en el campo con el francés

Rodrygo y Vinicius celebran uno de los goles del Real Madrid al Shakhtar en Kiev.
Rodrygo y Vinicius celebran uno de los goles del Real Madrid al Shakhtar en Kiev.REAL MADRID (Europa Press)

En 2017, cuando el Real Madrid trataba de persuadir a Vinicius Jr., que solo tenía 16 años, de que se les uniera, una mención a Mbappé contribuyó al desenlace. José Ángel Sánchez, director general ejecutivo del club blanco, le dijo a su representante, Fred Pena, que si el futbolista se comprometía con ellos, desistirían de perseguir la contratación del francés, un chico de 18 años que se estaba disparando en el Mónaco.

La historia se la contó Pena a The New York Times un par de años más tarde, cuando el jugador ya había completado su primera temporada en España, entre el Castilla y el Madrid. “Nos dimos cuenta de que le querían de verdad porque le comparaban, sin haber jugado ni un partido como profesional, con un futbolista que la estaba rompiendo al más alto nivel en Europa”, dijo el agente, que recordaba que entonces se había reído, sin estar muy seguro de si Sánchez hablaba en serio.

Cerrado Vinicius, el Madrid siguió negociando con el francés, que unos meses más tarde, en agosto, se decantó por primera vez por el Paris Saint-Germain. La segunda fue el sábado, y también rozó el futuro de Vinicius, y en esta ocasión también el de Rodrygo Goes, el siguiente talento brasileño reclutado de manera precoz por Florentino Pérez con la intención de gastarse 45 millones en un futbolista por hacer en lugar de 200 en uno ya cuajado, como el francés.

Mientras se decidía este segundo gran asalto con el PSG por Mbappé, el Madrid negociaba las renovaciones de los dos brasileños. Con la sensación general de que el francés aterrizaría en la misma zona del campo en la que ha explotado este curso Vinicius, Pena comenzó las conversaciones con el club para una ampliación y mejora. Sabía que si se concretaba el gran fichaje eso supondría cambios en el sistema en el que por fin había encajado su futbolista, pero en su equipo también pensaban que Mbappé le procuraría más espacio: atraería defensas que ahora se concentraban alrededor de Vinicius. Además, el brasileño ha ido tejiendo una buena relación con el francés, a base de mensajes por Instagram, encuentros en galas y abrazos antes de los partidos.

La extensión del contrato de Vinicius avanza por buen camino, según fuentes cercanas a la operación. El club le presentó una oferta que más o menos triplica su sueldo, y que le hace saltar del grupo de los menos pagados al de los mejor recompensados. El entorno del jugador ha valorado de manera muy positiva ese primer planteamiento, que consideran que reconoce el valor de lo que aporta. Creen que el acuerdo será sencillo, ya que ambas partes están interesadas, y entre los pocos escollos restantes aparece la duración del nuevo contrato: el club propone que se alargue hasta 2028, cuatro años más que el actual, mientras que Pena considera más razonable firmar hasta 2027.

Por la misma época en la que el Madrid abrió las conversaciones para prolongar el vínculo de Vinicius, hizo lo mismo con Rodrygo, según fuentes del club. Todavía no se había conocido el plantón de Mbappé, que, según fuentes conocedoras de la visión deportiva del club, despeja su panorama aún más que el de Vinicius. La delantera imaginada cuando seguían convencidos de poder cerrar el gran fichaje, la componían el francés, Benzema y Vinicius, lo que relegaba un tanto a Rodrygo, después de su formidable despegue de estos últimos meses, en los que ha adelantado de manera holgada a Asensio y ha entrado en la historia de las noches inolvidables del Bernabéu.

Tras la decepción mayúscula de no poder contratar al futbolista alrededor del que planeaban construir la siguiente gran época, en el Real Madrid han vuelto a subrayar las virtudes de dos futbolistas que ficharon para no tener que comprar un día a un Neymar maduro, o a un Mbappé en plena ebullición.

Carlo Ancelotti resumió hace unos días el plan hablando de Rodrygo. “Solo tiene que esperar un poco. No sé cuánto, pero a mí no me importa. Me importa solo que tenemos la suerte de tener un jugador como él”, dijo.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

David Álvarez

Redactor que cubre la información del Real Madrid en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de la sección de Deportes. Ha cubierto los Juegos Olímpicos y la Eurocopa. Antes trabajó en ABC, El Español, ADN, Telemadrid, y La Gaceta de los Negocios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS