El Barcelona busca dinero para esquivar a Tebas

El Barça quiere aprobar en la asamblea extraordinaria la venta de tres activos del club para conseguir 700 millones de euros que alivien su delicada situación económica

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, este jueves en la asamblea.
El presidente del Barcelona, Joan Laporta, este jueves en la asamblea.FCB

El Barcelona se presenta este jueves frente a una nueva asamblea extraordinaria clave para su devenir económico, castigado por una crisis que, según el presidente, Joan Laporta, ha dejado “al club en una situación terminal”. “Estamos trabajando para sanear el Barça. Si los socios y las socias compromisarios nos aprueban las dos operaciones que tenemos, tendremos buenas noticias y seremos competitivos”, pidió el máximo directivo azulgrana. La entidad catalana someterá a votación la autorización de la venta del 49% de BLM —Barça Licensing & Merchandising, empresa de retail de club—, como también el permiso para ceder a uno o más inversores el 25% de los derechos de televisión. El Barça, además, tiene en carpeta traspasar un porcentaje de Barça Studios (unidad de negocio audiovisual). El objetivo de la junta directiva azulgrana es ingresar cerca de 700 millones de euros por los tres activos. Una cantidad que le permitiría liberarse de la presión de LaLiga.

“No queremos más problemas con Tebas”, advierten desde el seno del área económica. El club azulgrana tiene tiempo hasta el próximo 31 de julio para revertir su situación patrimonial, tras cerrar el último ejercicio con unas pérdidas de 481 millones. Un contexto que lo limita ante la patronal que, para confeccionar el control económico, tiene en cuenta los ingresos estimados, menos los gastos no deportivos presupuestados. A este resultado le descuenta las pérdidas o beneficios acumulados. En consecuencia, el organismo que preside Tebas dejó al Barça con un límite salarial negativo (-144 millones) en el último mercado. Entonces, si el Barça borra los números rojos de su patrimonio, se olvidará de las restricciones de LaLiga para fichar.

Pero la directiva azulgrana no solo quiere regularizar su situación con LaLiga antes del 31 de julio. También quiere dejar el ejercicio de la campaña 2021- 2022 en positivo y para eso tiene tiempo hasta el final de mes. En este momento, en el área económica del Barcelona calculan que las pérdidas de la presente temporada rondan los 120 millones. “Es importante activar una de las tres palancas económicas lo antes posible”, explican desde el club. El Barça estima que puede sacar 270 millones por los derechos de televisión, 200 por Barça Studios y 235 por BLM. Es decir, si se concreta una de las tres operaciones, la presente cuenta de resultados finalizará con ganancias.

“Hay otro asunto fundamental: la masa salarial”, destacan en el área económica. El Barcelona gasta en el primer equipo 560 millones. “Mateu [Alemany, director de fútbol] ha hecho un gran trabajo. La hemos bajado en más de 150 millones. Vamos por el buen camino, pero no es suficiente. La del Bayern, por ejemplo, es de 300 y la del Real Madrid es una cifra cercana a 400″, subrayó Eduard Romeu, vicepresidente azulgrana. El club ya negoció a la baja la renovación de Sergi Roberto y tiene la intención de hablar con el resto de los capitanes: Piqué, Busquets y Jordi Alba. Según publicó L’Équipe, el sueldo del central catalán es de 2,3 millones mensuales. “Los salarios están totalmente desproporcionados e inflacionados”, añadió Eduard Romeu en TV3.

Ocurre, en cualquier caso, que al Barcelona no solo lo condiciona los salarios actuales. También está atado al dinero que se le debe a jugadores y exjugadores, entre los que se encuentra, por ejemplo, Lionel Messi. “Los diferimientos son un lastre que tenemos que liquidar”, insisten desde los despachos del Camp Nou. El Barça debe cerca de 160 millones en esta partida. “Eso también es masa salarial”, remarcan las mismas fuentes. La intención del club, una vez conseguida la liquidez con la venta de los activos que buscará aprobar en la asamblea, es plantarse frente a los futbolistas y ofrecerles un 60% de lo adeudado. “Cerraremos en el 70% o 75%. Si no les gusta que nos demanden”, concluyen en el área económica. El Barça busca cerrar su desajuste económico, pero primero necesita vender. Y no son jugadores.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Juan I. Irigoyen

Redactor especializado en el FC Barcelona y fútbol sudamericano. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Ha cubierto Mundial de fútbol, Copa América y Champions Femenina. Es licenciado en ADE, MBA en la Universidad Católica Argentina y Máster de Periodismo BCN-NY en la Universitat de Barcelona, en la que es profesor de Periodismo Deportivo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS