Jornada 3 de la Liga | Resultados de los partidos y resumen

Este lunes se cierra la tercera cita del campeonato con la goleada del Athletic en Cádiz (0-4) y el partidazo de Mestalla entre Valencia y Atlético de Madrid (0-1)

Morata pelea un balón con Diakhaby este lunes en Mestalla.
Morata pelea un balón con Diakhaby este lunes en Mestalla.PABLO MORANO (REUTERS)

Este lunes se disputan los dos partidos que cierran la tercera jornada de la Liga. En el primero, el Athletic de Ernesto Valverde ha atropellado al Cádiz sin pudor (0-4). Después, en Mestalla, el Atlético de Madrid le ha robado los tres puntos al Valencia con un solitario gol de Griezmann en el minuto 65. Así ha sido la tercera fecha del campeonato:

Valencia - Atlético de Madrid (0-1)

Bajo las sospechas de que sus tres suplencias en lo que va de curso responden al intento del Atlético de rebajar los 40 millones de euros al Barcelona si juega 45 minutos en el 50% de los partidos en los que haya estado disponible este curso, Griezmann se ve en la tesitura de hacerse valer de media hora en media hora. Anoche, por tercera vez consecutiva, entró al campo con la hora de juego recién cumplida. Y sale comiendo hierba en sus primeras intervenciones. En Getafe hizo un gol a la primera pelota clara que tuvo, ante el Villarreal condujo una contra a toda mecha y en Mestalla ganó el partido para el Atlético con su primer toque de bola. Como aquel Vinnie Johnson de los Detroit Pistons que condensaba altas puntaciones en pocos minutos, Griezmann rescató a su equipo de un empate que le descolgaba demasiado de la cabeza. Informa Ladislao Moñino.

Cádiz - Athletic (0-4)

El Athletic no tuvo piedad del Cádiz en el Nuevo Mirandilla. Desde el comienzo, el equipo de Ernesto Valverde cogió la pelota y no la soltó hasta el final del partido. Aprovechó las virtudes propias y los errores ajenos para ascender hasta la zona noble de la clasificación. Marcó Iñaki Williams en una cesión arriesgada de Arzamendia a Ledesma, que cazó el delantero casi sin ángulo. Luego, él mismo falló un penalti y se lesionó en la segunda parte. Guruzeta, su sustituto, anotó el segundo con un derechazo desde la frontal y Berenguer el tercero después de una jugada de Muniain. Guruzeta, ya en el descuento, completó la goleada. La superioridad rojiblanca fue absoluta. Inorma Jon Rivas.

Espanyol - Real Madrid (1-3)

Dos picotazos terminales de Benzema sellaron la victoria del Madrid, que por tercer partido consecutivo cantó tres puntos fuera del Bernabéu, al que regresará el próximo sábado frente al Betis. El campeón sudó como una regadera frente a un Espanyol que con bien poco se enganchó al partido y tuvo al Real cogido por la pechera hasta que se impuso el talento de Benzema en un encuentro con muchas curvas. Meritorio grupo el de Diego Martínez. Hasta que Benzema cantó dos bingos. A un centro de Rodrygo respondió el galo con una maniobra de ariete puro. Luego, una tarascada de Lecomte a Ceballos derivó en la expulsión del portero y falta directa para Benzema contra un jugador-portero (Cabrera). Recursos no le faltan al Real. Lo contrario que al voluntarioso Espanyol. Informa José Sámano.

Barcelona - Valladolid (4-0)

No había más equipo que el azulgrana, tan intenso en la presión como agresivo en la recuperación, falto en cambio de pausa hasta que Pedri enganchó un pase al espacio de Dembélé. La calma y la pericia del tinerfeño son una bendición para un equipo a menudo demasiado impaciente y necesitado, presa de la urgencia por demostrar en cada partido que está de vuelta y aspira a disputar la Liga. Todavía es un Barça tierno y para saber sobre su competitividad necesita partidos más exigentes que el del Valladolid. El gol del 3-0, en cualquier caso, fue un compendio del encuentro y de la sabiduría de Lewandowski. El Valladolid fue más sufridor que espectador del ataque y gol del Barcelona. El partido tuvo una sola dirección por el monólogo de los muchachos de Xavi. La hinchada entró y salió muy contenta del estadio por la actuación de un equipo optimista, voraz y tan deseoso por recuperar el ideario futbolístico como su entrenador y el presidente Laporta. Informa Ramon Besa.

Getafe - Villarreal (0-0)

Llegaba el Villarreal como una moto al Coliseum pero se gripó ante la muralla del Getafe y el sofocante calor de un partido que se resolvió sin goles. Empate balsámico para los de Quique Sánchez Flores, que no había sumando ningún punto esta temporada, y decepcionante para un submarino amarillo, que no estuvo nada acertado en las ocasiones que dispuso. Bajo un sol despiadado, a más de 35 grados, el encuentro fue demasiado espeso. El Villarreal se hizo rápidamente con el balón pero le costó mucho generar ocasiones ante un Getafe, que sin reparos se echó con todo para atrás, consciente de que lo más importante en el partido era sumar aunque solo fuera un punto. David Soria se sacó varias paradas de mérito y en el último instante de la prolongación, el árbitro señaló penalti por mano de Maksivomic. Pero por suerte, para los locales, el VAR corrigió la decisión del árbitro y confirmó que en este partido no habría goles. Informa Luis Villaescusa.

Almería - Sevilla (2-1)

El Sevilla está en crisis. En Almería, en el derbi regional, el conjunto dirigido por Julen Lopetegui jugó 40 minutos a buen nivel y se adelantó en el marcador con un tanto de Óliver Torres. El tanto de Ramazani poco antes del descanso acabó con un equipo que se vino abajo de manera evidente. El Almería se impuso con total justicia en el segundo tiempo ante un Sevilla con una alarmante falta de recursos. Débil atrás y sin pegada en el área contraria, el conjunto sevillano sumó su segunda derrota de la temporada para instalarse en una crisis evidente. Suma solo un punto de nueve jugados y el futuro de Lopetegui no está nada claro. Informa Rafael Pineda.

Rayo Vallecano - Mallorca (0-2)

Vallecas se estrenó esta temporada con un jarro de agua fría. En el primer partido del Rayo como local esta temporada, los de Iraola fueron superados por un Mallorca más listo y resolutivo. Una de las claves del encuentro estuvo en que los bermellones cuentan con uno de los artilleros más incisivos de LaLiga, Vedat Muriqi, un cazagoles de 28 años que parece que lleva 35 cabeceando balones. Así envió el primer balón al fondo de la red en el minuto 13, tras una buena anticipación de Dani Rodríguez sobre un empanado Ciss. Los locales exigidos por el marcador, se volcaron en busca del empate pero les faltó colmillo a pesar de contar con el Tigre Falcao en punta. En la segunda parte, Kang-In Lee certificó las peores sensaciones de los hinchas rayistas con el 0-2 tras otro error defensivo del equipo vallecano. Primera victoria para los de Aguirre, que respiran con cuatro puntos, los mismos que un Rayo, que a estas alturas ya ha perdido tantos puntos en casa como en toda la primera vuelta del año pasado (25 de 27). Informa Luis Villaescusa.

Elche - Real Sociedad (0-1)

Ganó la Real en Elche por tercer año consecutivo. El equipo de Imanol encontró los espacios gracias a la clarividencia de Zubimendi, y así sumó su gol en un balón profundo a Brais Méndez, que se plantó ante Badía para marcar su primer tanto como txuri urdin. La acción desconcertó al Elche, que perdió la brújula. Los donostiarras ganaban su espalda muy a menudo y así llegó el penalti que pudo cerrar el partido. Mojica derribó a Cho. Merino lanzó su primera pena máxima en la Real, y lo quiso hacer a lo grande. Intentó un panenka. Badía se quedó quieto y blocó la pelota sin problemas. Se envalentonó el Elche tras el error y se arrugó la Real, que durante algún tiempo se encomendó a Remiro. En los últimos minutos, el equipo local perdió fuelle y la Real se limitó a resguardarse para ganar los tres puntos. Informa Jon Rivas.

Betis - Osasuna (1-0)

El Betis es el líder de Primera tras sumar su tercera victoria consecutiva. Joaquín fue inscrito y su equipo supo sufrir para derrotar a un competitivo Osasuna, que no pudo aprovechar la expulsión de Pezzella en el minuto 74. Un golazo de Borja Iglesias, que suma ya cuatro tantos, definió un choque trepidante. El Betis jugó muy bien el primer tiempo y luego supo defenderse con 10 jugadores para trabajarse un triunfo muy meritorio. Osasuna lo intentó, pero no encontró la fórmula para desbaratar la defensa bética, donde Edgar estuvo soberbio en el tramo final ante la ofensiva navarra, lo mismo que William Carvalho. Informa Rafael Pineda.

Girona 0 - 1 Celta

Pasan los años, se suceden las temporadas y Iago Aspas, que ya ha soplado 35 velas, no deja de ser decisivo. En Girona solventó un partido cerrado con un toque de su mágica zurda, el tercer gol en tres jornadas, determinante para desbloquear un duelo que necesitaba calidad en el área para marcar diferencias. A esas citas no suele faltar el mejor futbolista del Celta, que no estuvo muy por encima de un partido tan competido como plano. Al Girona se le esperaba tras su convincente victoria ante el Getafe, pero le faltó fluidez, detalle que es una buena noticia para el Celta, que suele sufrir para minimizar el potencial ofensivo de sus rivales. Al final, 0-1 y tres puntos para los vigueses. Por Juan L. Cudeiro.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS