Defensas a precio de delantero

Nueve de los 30 fichajes más caros del verano son centrales, una posición revalorizada entre una élite que busca especialistas en generar superioridades desde la línea zaguera

Matthijs de Ligt en un partido con el Bayern esta temporada.
Matthijs de Ligt en un partido con el Bayern esta temporada.SASCHA STEINBACH (EFE)

El mercado de verano confirmó la tendencia de las últimas campañas: el defensa central es una de las piezas más codiciadas en el fútbol, sobre todo por las grandes escuadras europeas. Un repaso a la relación de los 30 traspasos más caros del estío descubre la presencia de nueve centrales (Fofana, De Ligt, Lisandro Martínez, Koundé, Romero, Bremer, Koulibaly, Botman y Aguerd). Seis de ellos están en la Premier, los tres restantes se reparten en Bundesliga, Liga española y Serie A italiana. Si nos remontamos al verano pasado, entonces fueron cuatro centrales (White, Upamecano, Varane y Konaté) entre los nueve fichajes más costosos.

El cuarto central más caro de la historia, Wesley Fofana, no ha jugado jamás con la selección de su país, Francia, y apenas en cinco ocasiones con la sub-21. La temporada pasada estuvo siete meses de baja por lesión. No tiene ni siquiera 22 años. Jugaba en el Leicester, que hace tres años ya había vendido a Maguire por un precio récord de 87 millones de euros, el tope actual en la posición. Fofana acaba de fichar por el Chelsea, que se ha gastado este verano 186 millones de euros en zagueros. Reforzaron el lateral zurdo con Cucurella por algo más de 65, al veterano central Koulibaly lo tasaron en 38 y ahora invierten en su nueva adquisición 82,5 millones.

El Manchester City incorporó casi sobre la bocina del cierre de esta ventana de fichajes a un central, el suizo Manuel Akanji, un futbolista del Borussia Dortmund que el próximo mes de junio quedaba libre y por el que el campeón inglés abona 17,5 millones de euros. Casi parece una ganga. La deriva táctica del fútbol ha revalorizado el rol del central, que ha pasado de complemento a esencial. Ya no es un secante que recupera la pelota sino un futbolista de buen manejo al que se le pide que asuma la responsabilidad de sacar fruto de superioridades numéricas, salir con el balón, conducir y atraer para encontrar espacios. El cambio de la norma del saque de puerta, que permite recibir con tiempo en el área, ha potenciado esa función. Además, los centrales deben ser ágiles para hacer coberturas en los flancos y al tiempo poder recuperar los espacios que dejan a sus espaldas, cada vez más alejadas de la línea de gol. El molde que abandera el City le ha supuesto una inversión de más de 253 millones de euros en los cinco centrales que ahora tienen en plantilla. Por Stones pagaron 55 millones el verano en el que llegó Guardiola al club, luego llegó Laporte por 65, Ruben Dias por 71 y Aké por 45.

Gabi Milito ejerció el trabajo de central entre 1997 y 2012, un tiempo en el que su oficio cambió. El exfutbolista argentino estuvo tres temporadas a las órdenes de Guardiola en el Barcelona. La primera se la pasó lesionado, en las dos siguientes renqueó, pero se embebió de un fútbol que desconocía. En el libro Che Pep, del periodista y analista táctico Vicente Muglia, lo describe: “Hasta entonces todos los entrenadores me decían: Gabi, control y pase. Pep me abrió la cabeza. En los entrenamientos yo hacía control y pase como me había acostumbrado durante tantos años y él un día me agarró y me dijo: No, Gabi, tú tienes que avanzar con la pelota hasta la mitad de cancha”. Años atrás, Johan Cruyff había dejado una sentencia: “Las piezas más importantes para que un equipo juegue bien al fútbol son los centrales”. Hoy se cotizan a precio de delantero. O más.

Hace poco más de una semana, cuando el Villarreal superó al Atlético en el Metropolitano, entre la montaña de datos y estadísticas que se extraen ahora en los partidos relucía la que indicaba que el equipo adiestrado por Unai Emery había completado el 78% de su posesión de balón en campo propio. El plan consistió en atraer al rival para avanzar con la pelota y superar líneas a través del pase. Pero el riesgo existe y a veces es caro. El PSV Eindhoven no jugará esta campaña la Liga de Campeones después de que un error en la salida de balón le diese al Rangers el tanto de la clasificación. Hace un par de semanas el Arsenal encajó un gol después de que el central Gabriel Magalhaes se hiciese un nudo. Pero en la acción siguiente no se quitó la pelota de encima: “Hay que creer y tener el coraje para seguir jugando”, advirtió el técnico Mikel Arteta.

Los 10 traspasos de centrales más caros de la historia según Transfermarkt:

1º Harry Maguire (del Leicester al Manchester United en 2019): 87 millones de euros.

2º Matthijs de Ligt (del Ajax a la Juventus en 2019): 85,5 millones de euros.

3º Virgil van Dijk (del Southampton al Liverpool en 2018): 84,5 millones de euros.

4º Wesley Fofana (del Leicester al Chelsea en 2022): 82,5 millones de euros.

5º Lucas Hernández (del Atlético al Bayern en 2019): 80 millones de euros.

6º Ruben Dias (del Benfica al Manchester City en 2020): 71,6 millones de euros.

7º Matthijs de Ligt (de la Juventus al Bayern en 2022): 67 millones de euros.

8º Aymeric Laporte (del Athletic al Manchester City en 2017): 65 millones de euros.

9º Ben White (del Brighton al Arsenal en 2021): 58,5 millones de euros.

10º Lisandro Martínez (del Ajax al Manchester United en 2022): 57,3 millones de euros.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS