Willy Hernangómez: “Soy como mi madre, cabezón, voy hasta el final”

El pívot, máximo anotador y reboteador de España, analiza su progresión y su juego antes de disputar los cuartos del Eurobasket contra Finlandia

Willy Hernangómez celebra la victoria ante Lituania.
Willy Hernangómez celebra la victoria ante Lituania.ALBERTO NEVADO

Un rompecabezas en las manos de España. La selección encara este martes (17.15, Cuatro) en los cuartos del Eurobasket a una Finlandia “que te puede volver loco, muy difícil de defender por sus jugadores exteriores”, avisa el técnico Sergio Scariolo, “y con una estrella de dimensión mundial como Markkanen”. El equipo finlandés es el que más triples ha lanzado en el torneo, 202, y solo Antetokounmpo (29) y Doncic (28) suman más puntos por partido que el pívot finlandés de la NBA. Como antídoto, la sinfonía trabajadora de España que en ataque comanda Willy Hernangómez (Madrid, 28 años y 2,09m). El pívot de los Pelicans es el máximo anotador (16,3) y reboteador (6,5) de una selección que comparte con su hermano Juancho.

Pregunta. Juega con el apellido materno, Geuer, en la camiseta. ¿Quién ha sido más exigente con usted, su madre o su padre?

Respuesta. Los dos nos han inculcado sacrificio, trabajo, generosidad, humildad. Tuvieron carreras diferentes en el baloncesto. Mi madre, más exitosa, fue campeona de Europa con España [1993] y fue olímpica. Mi padre era una promesa del Madrid que vio la cara mala del deporte, una lesión que le obligó a dejarlo y ponerse a estudiar para sacar una familia adelante. Ellos son los más exigentes con nosotros.

P. ¿Qué tiene de carácter de cada uno?

R. Yo soy como mi madre, cabezón, bastante incisivo en lo que me gusta hacer. Cuando quiero algo, siempre voy hasta el final. Mi hermano es como mi padre, muy exigente consigo mismo, perfeccionista.

P. ¿Por qué lleva el 14?

R. Siempre se ha pensado que es por mis padres, porque los dos jugaban con el 14. Pero es por Fernando Alonso. Desde pequeño he sido un gran seguidor suyo. Hace unas semanas fui a su museo y conocí a su padre. Mi hermano lleva el 41 porque el 14 estaba ocupado.

P. Familia dentro de la Familia. ¿Cómo se lleva eso?

R. Es una ventaja tener a tu hermano en la selección, un orgullo. Es mi mano derecha, mi consejero. Nos intentamos ayudar. Es algo muy difícil que intentamos disfrutar en los minutos que estamos en pista y haciendo cosas fuera juntos. Somos los mejores amigos.

P. Los Hernangómez después de los Gasol. ¿Ese legado pesa?

R. No, no nos pesa para nada. Ha sido un orgullo haber compartido vestuario con ellos, haber aprendido tantísimo de Pau y de Marc, dentro y fuera de la pista. Nos han enseñado mucho del baloncesto y de la vida. Aún lo siguen haciendo, están pendientes de nosotros. He tenido la suerte de formar parte algunos años de esa generación y ahora es nuestro momento. No somos parecidos, somos diferentes. Intentamos transmitir esos valores que nos dieron.

P. ¿Disfruta ahora en el papel de líder?

R. Sí, estoy muy feliz de tener este papel ahora, de tener más responsabilidad en el equipo, en el vestuario. Me siento más importante. Después del trabajo de estos años que a veces no se ha visto tanto, ahora disfruto de minutos y de confianza.

P. ¿Qué ha aportado Lorenzo Brown a la selección?

R. Mucha versatilidad. Agresividad, carácter ofensivo, dureza defensiva, rebote. Es muy vertical hacia la canasta, asiste... Y es un miembro más de la familia. Es una persona súper humilde, trabajadora, graciosa. Se ha querido integrar, ha querido formar parte de esto. En ningún momento ha dicho que no a ningún plan. Nada que ver con un americano especial. Para mí es un español, es una persona súper simpática. Le queremos como uno más y él se siente muy a gusto.

P. Entre los equipos cuartofinalistas, España es el que suma más rebotes ofensivos y menos defensivos. ¿Cómo se explica?

R. Significa que fallamos muchos tiros y que hay que anotar más. También que una de nuestras ventajas es que vamos al rebote en ataque y tenemos segundas opciones. No somos los más altos, no somos los más grandes, y nos tenemos que ayudar entre los cinco que estamos en la pista.

P. ¿Scariolo le insiste mucho en la defensa?

R. Me insiste en muchas cosas porque quiere que sea el mejor jugador que pueda ser. El rebote es de lo que más me gusta y este año he dado un paso al frente porque nos ha faltado altura en el equipo. Creo que mi mejor baloncesto está por llegar.

Willy Hernangómez, ante Sabonis en el España-Lituania de octavos del Eurobasket.
Willy Hernangómez, ante Sabonis en el España-Lituania de octavos del Eurobasket.ALBERTO NEVADO

P. ¿Cómo parar a Markkanen, un pívot de 2,13m con esa movilidad?

R. Es un jugador muy completo, una súper estrella en este campeonato. Ha de ser un trabajo de equipo. Varios jugadores pasarán por él. Creo que la clave es mandarlo hacia la derecha. Está jugando como manejador en el pick and roll, muy poquito en el poste bajo aunque tiene altura y cuerpo. Hay que presionarle, hacerle sentir incómodo y atacarle porque no es un gran defensor. No quiere hacer muchas faltas porque quiere estar muchos minutos en la pista.

P. ¿Cuánto peso y músculo ha ganado en la NBA?

R. Cuando terminé mi etapa en el Real Madrid estaba en unos 105 kilos. Tampoco estaba muy fuerte, normal. Ahora estoy casi en 120.

P. ¿Y cuánto levanta en arrancada con las pesas?

R. Depende del momento en el que estemos en la temporada o el verano. Ahora no me interesa levantar mucho. Hago 90 o 100 kilos en cuatro repeticiones, algo explosivo para tener potencia en los músculos. Si hago una repetición, puede tener en cargada unos 120 kilos.

P. ¿Alguna manía o superstición antes de jugar?

R. Una costumbre más que una manía. Cinco minutos antes del partido me gusta sentarme en el banquillo, beber un trago de agua y atarme bien las zapatillas. He de sentir que está todo en orden. También jugando me meto un poco los pantalones doblados por dentro. Lo hago sin pensarlo, por comodidad. Si los pantalones son más largos, me molestan un poco.

P. Mientras calienta, ¿qué música escucha?

R. Lo que me motive, reguetón, rap y pop español. Música que escucharía si fuese a cenar o en el coche, animada.

P. ¿Cuántos tatuajes tiene?

R. No los he contado. Son especiales para mí. Todos lo que tengo en el brazo tienen un significado sobre una persona de mi familia. Los tengo desde hace siete años. Y luego tengo los nombres de los dos Juegos en los que he participado, Río y Tokio. Ya dije que no me quiero hacer más, pero si voy a París, lo añadiré.

Cruces de la fase final en Berlín.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Juan Morenilla

Es redactor en la sección de Deportes. Estudió Comunicación Audiovisual. Trabajó en la delegación de EL PAÍS en Valencia entre 2000 y 2007. Desde entonces, en Madrid. Además de Deportes, también ha trabajado en la edición de América de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS