LaLiga Santander jornada 6
Barcelona
Barcelona
Lewandowski 33'Depay 40'Lewandowski 47'
3 0
Finalizado
Elche
Elche

El reloj de Ansu Fati

El jugador está condicionado por la proximidad del Mundial y la necesidad de no forzar su recuperación en el Barça

Ansu Fati frente a Upamecano y Kimmich, en el partido entre el Bayern y el Barcelona.
Ansu Fati frente a Upamecano y Kimmich, en el partido entre el Bayern y el Barcelona.RONALD WITTEK (EFE)

Ya no hay concesiones ni tampoco exigencias con Ansu Fati en la selección y en el Barcelona.

El jugador internacional azulgrana no ha sido convocado por Luis Enrique para los partidos que España disputará el sábado contra Suiza y el martes ante Portugal después de que fuera reclutado en la anterior convocatoria de junio y no disputara un solo minuto en la Liga de las Naciones. La última actuación del delantero se remite a junio de 2020 frente a Ucrania. “Ojalá recupere su nivel, pero hoy no lo veo para estar en la lista”, argumentó Luis Enrique. “Fui el primero que le convoqué para ver cómo estaba cuando ni siquiera jugaba en su club”, prosiguió el seleccionador. “Tenemos muchas expectativas y esperemos que lo logre”, remachó con vistas a la próxima cita que será ya definitiva para el Mundial de Qatar.

Tampoco es titular con el Barça. El pasado martes salió al Allianz Arena cuando solo faltaban diez minutos para el final del partido y después de que ya lo hubiera hecho Ferran Torres cuando los azulgrana perdían por 2-0 contra el Bayern. Ansu no ha tenido la continuidad anunciada el 21 de agosto pasado en Anoeta. El Barcelona ganó por 1-4 con dos asistencias y un gol del atacante nacido en Bissau después de sustituir a Ferran (minuto 62). “Está bien, las lesiones están olvidadas y estoy contento con él”, argumentó Xavi este viernes. “Pero le está costando, aunque quizá es culpa mía. Tenemos un plan. Irá entrando e incrementará el ritmo. Es difícil de gestionar, requiere prudencia”, remachó el entrenador del Barcelona.

Todavía no es jugador de partidos sino de momentos desde que se reincorporó antes que sus compañeros a la pretemporada pasada: ha disputado 119 minutos en la Liga en cinco partidos de Liga, el 26%, y ha marcado dos goles además de dar dos asistencias mientras que en la Champions suma 75 minutos en los encuentros ante el Viktoria Plzen y el Bayern. Xavi administra los esfuerzos del jugador en función de unos parámetros físicos alejados todavía de los que presidieron su debut a los 16 años el 5 de agosto de 2019.

Ansu Fati tardó más de 11 meses en reaparecer después de sufrir una rotura del menisco interno de su pierna derecha el 7 de noviembre de 2020 contra el Betis. No solo fue sometido a cuatro intervenciones, la última después de mediar su agente Jorge Mendes, sino que se discutió sobre si se había forzado su recuperación por necesidades deportivas del Barça. La segunda lesión, ocurrida en enero pasado en San Mamés, generó también una seria controversia porque el delantero descartó ser operado de la rotura del tendón proximal del bíceps femoral de su pierna izquierda en contra de la recomendación de los médicos del Barcelona. Ansu optó por un tratamiento conservador en lugar de seguir los pasos de Dembélé.

A Ansu le falta recuperar la velocidad y electricidad que le permitieron exhibirse como el extremo que batió los récords de precocidad en la Liga y la Champions como jugador del Barça. No es solo una cuestión física sino también psicológica y que requiere, por tanto, de confianza y seguridad en el nuevo marco azulgrana: no se necesita arriesgar por el bien del atacante y porque además ha aumentado la competencia con los fichajes de Lewandowski y Raphinha. La presión sobre Ansu ha disminuido en la misma media que conviene evitar que se desmoralice por la falta de minutos en la selección y en el Barça. Jugar este sábado contra el Elche (16.15, Camp Nou) puede ayudar a levantar su ánimo y el de Ferran Torres.

Xavi repite en cada partido que la intensidad es innegociable, un factor que obliga a gestionar los minutos de Ansu después de que ya asumiera la responsabilidad en un momento crítico para el Barça en octubre del año pasado, cuando renovó hasta 2027 con una cláusula de rescisión de mil millones y cargó con el peso de la camiseta con el número 10 de Messi. La posibilidad de entrar en la próxima lista de la selección y de competir en el Mundial pasa necesariamente por ganar presencia en el Barcelona.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS