Alcaraz rubrica el pase a la fase final de la Davis

Bautista encarrila el triunfo contra Corea, el murciano decide, el dobles redondea (3-0) y los de Bruguera se enfrentarán a Croacia en los cuartos de noviembre

Carlos Alcaraz celebra la victoria sobre Kwon en La Fonteta, este domingo en Valencia.Foto: PABLO MORANO (REUTERS) | Vídeo: EFE

Primero abrió vía Roberto Bautista, garantía de acierto estos días en Valencia, y remató después Carlos Alcaraz, que venía de perder dos jornadas antes y se sobrepuso a un duelo muy puñetero para poner la rúbrica y atrapar el objetivo. Ambos vencieron, el dobles redondeó el pleno y, en consecuencia, España certificó su acceso a la fase final de la Copa Davis que se disputará en el pabellón Martín Carpena de Málaga, del 22 al 27 de noviembre. Lo hará además como primera de grupo, con dos victorias en el casillero –la de la apertura del miércoles contra Serbia (3-0) y esta frente a Corea del Sur (2-0)– y la única tacha de la derrota del viernes frente a Canadá (1-2). Mal menor. El equipo de Bruguera figurará en un par de meses entre los ocho mejores y se posiciona con ambición: número uno al frente y, en perspectiva, bajo el arrope de la grada andaluza para la recta definitiva de la competición. La séptima Ensaladera queda a tres peldaños.

Las matemáticas decían que España dependía de sí misma en este último cruce para lograr el pase y el liderato del grupo B, y a posteriori dicen que se encontrará directamente con Croacia en los cuartos de final. Es decir, prohibido bajar la guardia. Siempre guerrillero y competitivo, el cuadro balcánico –campeón en 2005 y 2018, finalista el curso pasado– accedió a la siguiente estación como segundo de su grupo –por detrás de Italia, con un balance de 2-1– y se opondrá en noviembre con argumentos interesantes. A la experiencia y el martillo de Marin Cilic (reservado esta vez) añade aspereza en los individuales (Borna Coric y Borna Gojo) y dos de los doblistas más contrastados de los últimos tiempos, Mate Pavic y Nikola Mektic, ocho y nueve del mundo respectivamente. Por tanto, exigencia de la buena.

El equipo español compareció este domingo después de haber recibido la tarde anterior la ayuda de Serbia, que batió a Canadá y había dejado a tiro el objetivo para los de Bruguera. Así que primero desfiló con autoridad Bautista, firme ante un adversario muy tierno que apenas pudo hacerle cosquillas. Seong Chan Hong, 384º del mundo, se conformó con maquillar el marcador en el segundo parcial (6-1 y 6-3, tras 1h 11m) y el castellonense enlazó su séptima victoria consecutiva en la competición, pleno esta semana: Miomir Kecmanovic, Vasek Pospisil y Hong engrosan la lista de méritos de un jugador que fue determinante en el logro de la última Ensaladera, hace tres años en Madrid.

Después de algún titubeo, Bautista (34 años, 21º) se consolida en su veteranía como un hombre Davis en toda regla. No pierde desde que el ruso Andrey Rublev se impusiera en la fase de grupos de la edición de 2019. A partir de ahí, un seguro. “Siento que tengo más experiencia y que manejo mejor los partidos”, comentaba después de resolver el último. Hasta ahí, todo en orden. Pero después saltó a la pista con muchas ganas de enredar Soon-Woo Kwon, que ni mucho menos es una perita en dulce y exigió de lo lindo a Alcaraz. De 24 años y 74º en el ranking, corajudo y veloz, el asiático propuso porfía hasta el final, aunque le faltó la determinación que tuvo el español en el desempate y el número uno consiguió sentenciar: 6-4 y 7-6(1), tras 1h 46m.

Primer triunfo en la cima

“No ha sido fácil. Ha sido un mes y medio muy exigente, porque no ha sido solo Nueva York, sino también Montreal y Cincinnati. Vine el martes, y el miércoles ya estaba entrenando... No ha sido fácil, pero estamos en la Davis, estamos representando a España y no era hora de estar cansado. Lo he dado todo y ahora creo que me merezco unos días de descanso”, apuntó en declaraciones a Movistar el de El Palmar.

El murciano había perdido contra Felix Augger-Aliassime el viernes y evidenció otra vez que pese a la juventud y el apetito, la tralla del US Open le ha pasado factura. Menos lúcido que en Nueva York, lógicamente, supo anular la resistencia de un rival que ya le arañó un set este año en Barcelona y que llegó a estar break por encima en la segunda manga; sin embargo, Alcaraz mantuvo el temple, se enderezó, contragolpeó –después de que Kwon tuviera bola para 5-2 y saque– y obtuvo su 52ª victoria de la temporada, la primera en lo alto del circuito. Puso su firma a la clasificación de España y La Fonteta lo festejó, antes de que Marcel Granollers y Pedro Martínez vencieran a Ji Sung Nam y Min-Kyu Song (7-5, 3-6 y 6-1).

Canadá, segunda, acompañará a los de Bruguera, mientras que Serbia (sin Novak Djokovic y con el mismo registro que los norteamericanos) quedó apeada por las cuentas.

“Aunque perdimos con Canadá, creo que hemos dado un nivel excepcional”, valoró el capitán en la sala de conferencias. “Hace dos días hicimos un buen partido y fue duro acabar así. Sabíamos que si dábamos el nivel somos una buena pareja. Hemos jugado más tranquilos y hemos conseguido el punto”, afirmó Martínez. “Lo de hoy nos aportará experiencia”, agregó Granollers. Y anticipó Bruguera: “Todos los equipos son muy, muy potentes. Croacia tiene a Cilic, de lo mejor en indoor [bajo techo], y Coric, que está en su mejor año; en dobles tienen a dos números uno con Mektic y Pavic. Será una eliminatoria durísima”.

LA SORPRESA DE PAÍSES BAJOS

A. C.

Países Bajos protagonizó la gran campanada de la fase de grupos. Encabezada por Botic Van de Zandschulp (35º), ganó los tres cruces y apeó a una de las clásicas de la competición, Gran Bretaña. Kazajistán cerró ese Grupo D.


En el A, Italia impuso su calidad y lideró por delante de Croacia, mientras que Suecia y Argentina (esta sin arañar un solo punto) se quedaron fuera.


En el Grupo C, a Alemania no le pesó la ausencia de su figura, Alexander Zverev. El de Hamburgo no pudo participar en las series al resentirse de una lesión, pero su equipo se sostuvo y progresó junto a la versátil Australia, que dispone de un buen fondo de armario y tampoco acusó la baja de Nick Kyrgios. No superaron el corte Francia y Bélgica.


El cuadro definitivo de enfrentamientos en los cuartos de final de la Copa Davis queda así: España-Croacia, Italia-Estados Unidos, Alemania-Canadá y Australia-Países Bajos. En el caso de que el equipo español (2º en el ranking mundial) lograse alcanzar las semifinales se mediría con la ganadora de la última serie citada. 

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS