Fabián Ruiz: “El PSG me pide orden, llegar al área y volver a bajar”

El centrocampista recién llegado al PSG desde el Nápoles dice que su misión en el equipo es que “estén cómodos en el terreno de juego” Mbappé, Messi y Neymar

Fabián Ruiz, en su debut con el PSG el 10 de septiembre.
Fabián Ruiz, en su debut con el PSG el 10 de septiembre.AFP7 vía Europa Press (AFP7 vía Europa Press)

El Paris Saint-Germain emprendió este verano una amplia reestructuración con la renovación de Mbappé y la contratación de Luis Campos como director deportivo. Con la nueva remesa de futbolistas llegó Fabián Ruiz (Los Palacios, Sevilla; 26 años) desde el Nápoles a cambio de 23 millones de euros. El volante responde a través de videollamada desde el Parque de los Príncipes, el estadio donde se estrenó con el PSG el 10 de septiembre, contra el Brest.

Pregunta. En los últimos años, siempre ha habido grandes clubes interesados por usted. ¿Por qué ahora era el momento de salir del Nápoles?

Respuesta. Llega una oferta, entre todos creemos que es muy buena, que no se podía decir que no a un club como el París, por el proyecto que están haciendo, por el club, por la historia. Me quedaba un año de contrato, y tanto Nápoles como yo estábamos interesados en la salida, y creo que fue una muy buena elección.

P. ¿Quién le explicó el proyecto para convencerle?

R. Fue mientras estaba concentrado en pretemporada. Me llamaron mis agentes para informarme de que estaban interesados, y luego hablé con Luis Campos, que me explicó el proyecto, las ganas que tenía de que pudiera estar aquí. Después hablé también con el míster [Galtier], para que me explicara su forma de juego, las ideas que tenía. Esas conversaciones fueron muy buenas, me transmitieron mucha confianza, esas ganas de que pudiera estar aquí con ellos, de trabajar juntos, y fue una de las cosas que me hizo confirmar esa decisión.

P. ¿Qué esperan de usted? ¿Qué les gusta de su juego?

R. Les gusta lo que vengo haciendo estos años. En el Nápoles, por trabajo o por suerte, estaban saliendo las cosas bien, como equipo y personalmente. Me piden las cosas que venía haciendo. El orden. Estar ordenado en el campo. Al final soy un jugador al que le gusta correr, estar arriba, estar abajo, y me pedían eso, que pudiera llegar al área, y después poder volver, ayudar al equipo defensivamente. Porque al final somos un equipo muy agresivo que tenemos mucha gente arriba, y en medio tenemos que tener esa solidaridad para poder defender bien, compactos. Me pide un poco de las dos: que ayude al equipo defensivamente, pero a la vez que también pueda llegar al área.

P. ¿Cómo es entrar en un vestuario con Neymar, Leo Messi y Mbappé?

R. Al principio impresiona un poco ver a los mejores jugadores juntos, saber que te vas a cambiar con ellos, que vas a vivir diariamente con ellos. Es un privilegio. Pero a la vez con normalidad. Son chicos normales.

P. ¿Se alegran de tener un buen guardaespaldas?

R. No me han dicho nada, pero me han recibido muy bien. Los tres son muy cercanos. Para eso estamos, para intentar ayudar el máximo posible y que ellos estén cómodos en el terreno de juego.

P. ¿Qué salto de su carrera fue más grande, de Segunda al Betis en Primera o de allí al Nápoles?

R. Recuerdo cuando salí del Betis al Nápoles. Los primeros meses fueron muy difíciles. Incluso llegué a pasarlo un poco mal.

P. ¿Por qué?

R. Por el idioma, por cambiar de país. Después de tantos años rodeado de familia y amigos, verte de un día a otro solo en una ciudad nueva sin conocer a nadie, al principio fue duro. También era más joven. Puede que haya sido el cambio más duro. Pero de todo se aprende, y no imaginaba que después de cuatro años iba a estar tan bien como he estado. Ahora soy más grande, ya he vivido la experiencia esa, y estoy un poco más adaptado.

P. Le gusta llegar al área y tiene buen disparo. ¿Jugar con Mbappé, Messi y Neymar por delante le obligará a cambiar?

R. Me dan la libertad de poder subir, de poder llegar, poder incorporarme. Intentaré llegar al área. Si tengo que chutar, chutaré como lo hacía antes. Si la tengo que pasar, la pasaré. No es una cosa que tenga que cambiar por quién juegue, sino al revés: intentar aportar lo que tengo para que el equipo pueda crecer en eso.

P. ¿En qué futbolistas se fijaba como referentes de niño?

R. En Italia me comparaban con Redondo. Es grande, pie izquierdo también. Pero de pequeño no tenía ningún referente, no me fijaba en ninguno en especial. Más que nada, en los que jugaban en el Betis. Mi sueño era debutar en el Betis. Quería ser como Joaquín, Capi… Los canteranos que llegaron a debutar con el Betis. Era un poco: “Ojalá pudiese ser un día como ellos”.

P. Después de la Eurocopa dejó de ir a la selección, y Luis Enrique no le ha incluido en la última lista antes del Mundial. ¿Se ve allí?

R. No es una cosa en la que esté siempre pensando. Intento mejorar, dar cada día lo mejor, intentar seguir creciendo, aportando cosas al equipo. En España la competitividad es muy grande, sobre todo en el medio del campo. Hay muy buenos jugadores. La selección es algo importante. Intentaremos seguir creciendo, seguir mejorando, y seguir haciendo las cosas bien.

P. ¿Luis Enrique le ha dicho qué le falta?

R. No, solo cuando vamos allí reúne al grupo y explica lo que quiere de cada jugador, de cada posición, pero nada en concreto sobre mí. Nunca he tenido ninguna conversación de esas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

David Álvarez

Redactor que cubre la información del Real Madrid en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de la sección de Deportes. Ha cubierto los Juegos Olímpicos y la Eurocopa. Antes trabajó en ABC, El Español, ADN, Telemadrid, y La Gaceta de los Negocios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS