El Barcelona pierde ante el Olympiacos en su debut en Euroliga

El Anadolu Efes, campeón las dos últimas temporadas, se impuso al Estrella Roja

Cory Higgins con el balón ante Thomas Walkup, durante el encuentro de la primera jornada de la Euroliga entre el FC Barcelona y el Olympiakos BC, este viernes en el Palau Blaugrana.
Cory Higgins con el balón ante Thomas Walkup, durante el encuentro de la primera jornada de la Euroliga entre el FC Barcelona y el Olympiakos BC, este viernes en el Palau Blaugrana.Alejandro Garcia (EFE)

El Barcelona ha perdido este viernes ante el Olympiacos en el primer partido de Euroliga (70-80). Los azulgrana, que jugaban en casa, no han podido con el equipo griego que se adelantó en el segundo cuarto y fue en cabeza hasta el final del encuentro. Laprovittola y Higgings fueron los mejores de un equipo local que salió con poco fuelle y con muchos fallos ofensivos. Los de Jasikevicius buscaron la remontada hasta el final pero el Olympiacos se impuso a base de muchos triples pero poca precisión. El Barça suma tres derrotas en sus últimos cuatro choques después de perder contra el Real Madrid en la final de la Supercopa (89-83) y contra el Gran Canaria (88-85). El Anadolu Efes, campeón de la Euroliga las dos últimas temporadas, se ha impuesto al Estrella Roja (72-59) en su estreno en la competición europea.

Ambos equipos estuvieron poco acertados en un primer cuarto con un tanteo bajo (16-13). La bajo anotación se entiende por los pocos lanzamientos y el trabajo defensivo en ambas zonas. Un triple de Kalinic, tras una asistencia de Laprovittola, parecía desatascar un poco al Barça pero fue solo un espejismo que puso de pie a la grada del Palau Blaugrana.

El Barça salió en el segundo cuarto con intención de aumentar el ritmo después de un primer tiempo calmado. En lugar del ritmo, lo que aumentó fue el caos del partido. A los azulgranas les costaba arrancar y perdieron la ventaja ganada en el primer parcial. El Olympiacos tampoco era muy diferente, el conjunto griego también cometió muchos fallos ofensivos. Otro triple de Kalinic parecía volver a meter al Barça en el partido, pero los fallos en defensa se unieron a las dudas ofensivas y dejaban a los azulgrana con pocos recursos.

No despertó el Barcelona. A pesar del trabajo de Laprovittola en ataque y asistiendo para sus compañeros, el equipo local no encontraba el camino. En el segundo cuarto el Olympiacos se la jugó más con los triples, y aunque la mayoría no entraron (5/17), las anotaciones de Peter y Vezenkov fueron clave en la diferencia de puntos. Ambos equipos estuvieron más finos en defensa pero el conjunto griego rodaba algo mejor el balón y eso se tradujo en el resultado al descanso (28-34). Los del Pireo se pusieron delante en el segundo cuarto y ya no volvieron a ir por debajo.

Tras el descanso, el Barcelona salió con otra actitud jaleado por la afición del Palau. Pero el Olympiacos no se dejó amedrentar y defendió su frágil ventaja con uñas y dientes. Los azulgrana liderados por el siempre fiable Laprovittola (16 puntos) y por Kalinic habían salido muy bien en ataque los primeros minutos del tercer cuarto, pero el conjunto griego volvió a irse. Una canasta de Higgins sobre la bocina, que tuvo que ser revisada, evitó que el Olympiacos empezara el último cuarto con una ventaja de 10 puntos sobre los de Jasikevicius (49-57).

En el último periodo el Olympiacos salió a por todas. No le bastaba la ventaja contra un Barça con calidad de sobra para superarla. Una jugada de Bolomboy dejó claras las intenciones del conjunto griego. El ruso marcó y forzó la falta para poner a los suyos a 11. El peor augurio para el Barcelona. Pero el conjunto local no se vino abajo. Un triple de Abrines desde casi los 10 metros levantó a la grada del Palau y el ánimo culé, que llegó a ponerse a 3 puntos gracias a dos canastas seguidas de Cory Higgings.

El Barça, que había ido todo el partido a tirones, rozaba la remontada. Subió el ritmo del partido. Los de El Pireo no se quedaron atrás. Giannoulis Larentzakis aparecía con tres triples para mantener la ventaja del equipo griego. El partido se había vuelto loco.

Los azulgrana estaban a siete puntos en el último minuto, en ese terreno en el que las remontadas son difíciles, pero posibles. Un cuarto triple de Larentzakis, que marcó sus 12 puntos en el último parcial, ahogó las pocas esperanzas del Barcelona con 10 puntos de diferencia en el marcador. En las gradas del Palau ya solo se escuchaban los ánimos de los aficionados griegos que habían seguido a su equipo hasta Barcelona.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS