El Giro de Italia de 2023 llama a Remco Evenepoel con todo su corazón

La ‘corsa rosa’, del 6 al 28 de mayo, anuncia un recorrido con más de 70 kilómetros contrarreloj y siete llegadas en alto, con cronoescalada incluida, y el regreso de las Tres Cimas de Lavaredo

Jai Hindley, en el último podio del Giro de 2022, besa el trofeo Senza Fine.
Jai Hindley, en el último podio del Giro de 2022, besa el trofeo Senza Fine.LUCA BETTINI (AFP)

Huérfano de campeones, al Giro le queda la literatura, y Mikel Landa, que reina en las alturas. Landa pone el deseo. La literatura es inevitable y hermosa como las montañas y sus topónimos y sus lugares y despiertan en la memoria los nombres de los campeones del pasado, sus leyendas, sus paisajes.

El Giro de 2020 lo ganó Tao Geogegham, el del 22, Jai Hindley, ciclistas sin peso, sin huella en la afición, marginales en la gran revolución de los jóvenes glotones, los golosos Pogacar o Evenepoel, que dejan con la boca abierta. El Giro de 2023, presentado en Milán este lunes, aviva la llama de la literatura, de las grandes montañas, pero no renuncia al regreso de los campeones, a un duelo que devuelva chicha, grandeza, a la poesía, que no se quede en palabras vacías, fantasmas y nostalgia. Sueña el Giro con ser el paisaje de la resurrección de Egan Bernal, el colombiano herido y cojo tras chocar con un autocar ganador en 2021, sueña con que el niño maravilla de Zipaquirá vuelva en Italia a ser el gran campeón que fue, y también ganó el Tour del 19, y para ello le regala siete grandes etapas de montaña, todas ellas con final en alto (y un total de 51.300 metros de desnivel en todo el Giro), y, sobre todo, le guiña el ojo a Remco Evenepoel, con dos bombones que el joven belga ganador de la última belga debería encontrar irresistibles: 70,6 kilómetros contrarreloj y el desafío de las Tres Cimas de Lavaredo, el lugar de la epifanía del joven Eddy Merckx (22 años) de 1968. Y todos saben que el campeón del mundo, aún solo glotón, quiere ser el caníbal del siglo XXI y dejar su marca allá donde la dejó Merckx.

Recorrido del Giro 2023

Del 6 al 28 de mayo • 21 etapas • 3.449 km

19ª

20ª

13ª

14ª

15ª

18ª

16ª

17ª

12ª

10ª

11ª

21ª

Final en alto

Contrarreloj

Día

(mayo)

Etapa

Kilómetros

6

Fossacesia Marina - Ortona

18,4

7

Teramo - San Salvo

204

8

Vasto - Melfi

210

9

Venosa - Lago Laceno

184

10

Atripalda - Salerno

172

11

Napoli - Napoli

156

12

Capua - Gran Sasso d'Italia

218

13

Terni - Fossombrone

207

14

Savignano sul Rubicone - Cesena

33,6

15

16

10ª

Scandiano - Viareggio

190

17

11ª

Camaiore - Tortona

218

18

12ª

Bra - Rivoli

179

19

13ª

Borgofranco d'Ivrea - Crans Montana

208

20

14ª

Sierre - Cassano Magnago

194

21

15ª

Seregno - Bergamo

191

22

23

16ª

Sabbio Chiese - Monte Bondone

198

24

17ª

Pergine Valsugana - Caorle

192

25

18ª

Oderzo - Val di Zoldo

160

26

19ª

Longarone - Tre Cime di Lavaredo

182

27

20ª

Tarvisio - Monte Lussari

18,6

28

21ª

Roma - Roma

115

Fuente: Giro de Italia.

EL PAÍS

Recorrido del Giro 2023

Del 6 al 28 de mayo • 21 etapas • 3.449 km

19ª

20ª

13ª

14ª

15ª

18ª

16ª

17ª

12ª

10ª

11ª

21ª

Contrarreloj

Final en alto

Día

(mayo)

Etapa

Kilómetros

6

Fossacesia Marina - Ortona

18,4

7

Teramo - San Salvo

204

8

Vasto - Melfi

210

9

Venosa - Lago Laceno

184

10

Atripalda - Salerno

172

11

Napoli - Napoli

156

12

Capua - Gran Sasso d'Italia

218

13

Terni - Fossombrone

207

14

Savignano sul Rubicone - Cesena

33,6

15

16

10ª

Scandiano - Viareggio

190

17

11ª

Camaiore - Tortona

218

18

12ª

Bra - Rivoli

179

19

13ª

Borgofranco d'Ivrea - Crans Montana

208

20

14ª

Sierre - Cassano Magnago

194

21

15ª

Seregno - Bergamo

191

22

23

16ª

Sabbio Chiese - Monte Bondone

198

24

17ª

Pergine Valsugana - Caorle

192

25

18ª

Oderzo - Val di Zoldo

160

26

19ª

Longarone - Tre Cime di Lavaredo

182

27

20ª

Tarvisio - Monte Lussari

18,6

28

21ª

Roma - Roma

115

Fuente: Giro de Italia.

EL PAÍS

Recorrido del Giro 2023

Del 6 al 28 de mayo • 21 etapas • 3.449 km

Cassano

Magnano

Sabbio

Chiese

Tre Cime

di Lavaredo

Cras

Montana

Sierre

19ª

Tarvisio

20ª

13ª

14ª

17ª

Monte Lussari

15ª

18ª

Borgofranco

d'Ivrea

Oderzo

Seregno

Monte

Bondone

16ª

Rivoli

Caorle

Bergamo

12ª

Tortona

Scandiano

Bra

Cesena

11ª

10ª

Camaiore

Fossombrone

Salvignano

sul Rubicone

Viareggio

Teramo

Terni

Ortona

Gran Sasso d'Italia

Fossacesia Marina

San Salvo

Vasto

Roma

21ª

Atripalda

Capua

Melfi

Napoli

Venosa

Salerno

Lago Laceno

Contrarreloj

Final en alto

Día

(mayo)

Distancia

(kilómetros)

Desnivel medio

(metros)

Etapa

6

Fossacesia Marina - Ortona

100

1.400

1.400

3.500

2.400

2.800

4.000

2.500

50

 

2.400

2.100

2.300

5.100

1.600

3.600

 

5.200

300

3.700

5.400

1.050

400

18,4

7

Teramo - San Salvo

204

8

Vasto - Melfi

210

9

Venosa - Lago Laceno

184

10

Atripalda - Salerno

172

11

Napoli - Napoli

156

12

Capua - Gran Sasso d'Italia

218

13

Terni - Fossombrone

207

14

Savignano sul Rubicone - Cesena

33,6

15

16

10ª

Scandiano - Viareggio

190

17

11ª

Camaiore - Tortona

218

18

12ª

Bra - Rivoli

179

19

13ª

Borgofranco d'Ivrea - Crans Montana

208

20

14ª

Sierre - Cassano Magnago

194

21

15ª

Seregno - Bergamo

191

22

23

16ª

Sabbio Chiese - Monte Bondone

198

24

17ª

Pergine Valsugana - Caorle

192

25

18ª

Oderzo - Val di Zoldo

160

26

19ª

Longarone - Tre Cime di Lavaredo

182

27

20ª

Tarvisio - Monte Lussari

18,6

28

21ª

Roma - Roma

115

Fuente: Giro de Italia.

EL PAÍS

La 106ª edición de la corsa rosa saldrá el 6 de mayo, de Fossacesia, en la Costa de los Trabocchi, estructuras de madera como arañas plantadas junto a la orilla que construyeron en el mar los pescadores en el litoral de los Abruzos, al sur de Pescara. Allí, siguiendo la línea del mar por un carril bici, se disputará la primera de las tres contrarrelojes, 18,4 kilómetros llanos hasta Ortona, y un repechito. La segunda será la novena etapa, el domingo 14 de mayo, 33,6 kilómetros llanos entre el Rubicón y Cesena, en la Romaña de Marco Pantani, el escalador muerto en la vecina Rímini a quien se habrá recordado más aún dos días antes, con la llegada, la segunda en alto, al Campo Emperador, en el Gran Sasso, la gran cumbre de los Abruzos (2.135 metros), allá donde en 1999 voló él y se congeló Chava Jiménez.

En la segunda semana, destaca la etapa de Crans Montana, en Suiza, país al que se llega remontando el valle de Aosta y superando col del Gran San Bernardo, una subida tendidísima e interminable (34 kilómetros) que con sus 2.469 metros será la cima más alta, la Cima Coppi del Giro del 23.

Como acostumbra el Giro, la tercera semana será la de la indigestión de montañas y de nombres. El martes 23 de mayo, el monte Bondone sobre Trento, una de las cimas míticas de la colección de Landa, allá donde en 1956 Charly Gaul, un día terrible de frío, lluvia y nieve, dejó al segundo a más de ocho minutos y ganó su Giro. El jueves, Val di Zoldo, el aperitivo dolomítico. El viernes, boom, las Tres Cimas de Lavaredo. La más fotografiada y hermosa de las llegadas de los Dolomitas, los tres dientes pálidos sobre el refugio de Auronzo (2.304 metros), donde termina la carretera tras una subida de siete kilómetros, con pendientes de hasta el 18%, regresa al Giro 10 años después del triunfo de Nibali un día de nieve de mayo de 2013. Será el escalón final de la llamada Escalera Santa de los Dolomitas, iniciada con el paso Giau y, después de Cortina d’Ampezzo, continuada con el de las Tres Cruces, la escalera en la que José Manuel Fuente, Tarangu, firmó en el Giro del 74 la última de las grandes victorias de su corta e intensísima carrera, el último día de dolor de Merckx en sus cinco Giros victoriosos también. Será, con sus 5.400 metros de desnivel en 182 kilómetros, la etapa reina, la más dura de un Giro montañoso como siempre, y aún más, queda el sábado final, reservado para una cronoescalada, el último duelo soñado, quizás utópico, entre Egan y Remco. Será en el inédito Monte Lussari, desde Tarvisio, en los confines entre el Friuli y Eslovenia: 11,3 kilómetros llanos y, después de un cambio de bicicleta, una ascensión durísima de 7,3 kilómetros al 12,1%. Los cinco primeros kilómetros son una pendiente continua al 15,3% con un pequeño paso al 22%, y dicen que es parangonable al Zoncolan, qué empinado. Los dos y medio finales son más suaves, aunque a un kilómetro de la cima, situada a 1,760 metros de altitud, se pasa por Sella Prasing, una zona del 22% again.

Sin tiempo más que para cambiarse de ropa, los ciclistas embarcarán en un avión que los llevará a Roma para allí, en la capital tan pocas veces final de Giro, solo será la quinta, disputar el domingo 28 de mayo el carrusel final hasta el Coliseo por los Foros Imperiales.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS