La justicia archiva el caso de la agresión con un palo a Jordán en el derbi sevillano

El juzgado que investigó los hechos no ha logrado identificar al autor del lanzamiento contra el jugador del Sevilla en el derbi de Copa del Rey contra el Betis

De Burgos Bengoechea, el colegiado del derbi copero entre el Betis y el Sevilla, sostiene el palo con el que se agredió al sevillista Joan Jordán.
De Burgos Bengoechea, el colegiado del derbi copero entre el Betis y el Sevilla, sostiene el palo con el que se agredió al sevillista Joan Jordán.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

Inesperado final judicial al caso de la agresión al jugador del Sevilla, Joan Jordán, en el derbi sevillano de la Copa del Rey del pasado 15 de enero. El juzgado de instrucción número seis de la capital de Andalucía ha archivado la causa que se abrió tras los incidentes que tuvieron lugar durante la disputa del clásico sevillano y que obligó incluso a suspender el encuentro después de que el palo de plástico de una bandera impactara en la cabeza del jugador del Sevilla. Este diario ha podido confirmar que el archivo de la causa se debe a la imposibilidad de identificar al autor del lanzamiento con las imágenes aportadas por la policía. El lanzamiento se produjo desde la grada de Gol Sur, zona del estadio heliopolitano donde se ubican los aficionados radicales del Betis, así como su grada de animación.

La Brigada de Información de la Policía Nacional de Sevilla se encargó de detener a un joven de 29 años dos días después de los incidentes. Se le imputaron delitos de desórdenes públicos y también de lesiones, ya que Jordán tuvo que acudir al hospital para que fuera reconocido y se le diagnosticó un traumatismo craneoencefálico. El presunto autor del lanzamiento finalmente acabó quedando en libertad con cargos tras acogerse a su derecho a no declarar. Tenía antecedentes por robo, malos tratos y lesiones. El auto no ha sido recurrido por ninguna de las partes y es firme.

El Betis se sintió perjudicado por la suspensión del partido, aunque los comités de la Federación Española estimaron que habían existido deficiencias en el control de acceso de los aficionados al Benito Villamarín. El partido, que quedó suspendido, se reanudó a las 24 horas y a puerta vacía, sin la presencia de aficionados. El Sevilla se mostró disconforme con esta decisión. Competición decidió posteriormente la clausura parcial de estadio verdiblanco y el conjunto bético decidió recurrir al Tribunal Administrativo del Deporte, que estimó los recursos presentados por la entidad verdiblanca. Así, decidió que el recinto bético no fuera clausurado. La Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia del Deporte sí multó a la entidad andaluza con 36.000 euros.

El Betis acabó ganando la eliminatoria, de los octavos de final, con un gol de Canales en el partido que se reanudó sin público después del 1-1 con el que marchaba el choque, con goles del Papu Gómez y Fekir. El conjunto verdiblanco eliminó posteriormente a la Real Sociedad, el Rayo Vallecano y al Valencia en la final celebrada en el Estadio de La Cartuja. Venció en la tanda de penaltis. El Sevilla, desde ese duelo perdido ante el eterno rival, comenzó una lenta decadencia que le persiste hasta el curso actual. Aun así, logró la cuarta plaza y la clasificación para la Liga de Campeones.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS