Sampaoli, el chamán de un necesitado Sevilla

El técnico recupera a Rekik y Acuña para la ‘final’ ante el Copenhague

Monchi, director deportivo, y Jorge Sampaoli conversan durante el entrenamiento del Sevilla.
Monchi, director deportivo, y Jorge Sampaoli conversan durante el entrenamiento del Sevilla.CRISTINA QUICLER (AFP)

El Sevilla juega la primera final de la temporada ante el Copenhague (18.45 horas. Movistar LC). Una final europea porque si pierde quedará fuera del fútbol continental, algo que plasmaría el primer fracaso de una temporada que no pinta nada bien. No es un hecho accidental. Desde 2014, el Sevilla siempre ha accedido a las rondas finales de la Champions League o de la Liga Europa. La segunda competición continental, a diferencia de los casos del Barcelona y el Atlético de Madrid, no es ningún castigo. Es más, se ve como un salvavidas de un curso marcado por el parón liguero y la disputa del Mundial. En febrero, este Sevilla puede haber mejorado para afrontar las rondas eliminatorias de la segunda competición continental.

En mejorar al Sevilla se afana precisamente su entrenador, Jorge Sampaoli. La derrota ante el Madrid ha vuelto a llenar de pesimismo el entorno de un equipo que en la Liga se encuentra en la 15ª posición a solo un punto de la zona de descenso. El argentino lamenta que con tanto partido apenas tiene tiempo para trabajar con sus jugadores. Sin embargo, resulta evidente que el entrenador ha logrado convencer a sus futbolistas de lo mucho que hay en juego y de la necesidad de que todos estén muy implicados. En el club se valora a este Sampaoli mucho más maduro que en su etapa anterior en el club (2016-17) y con más predicamento con los jugadores. Entonces, eran sus ayudantes y Juanma Lillo quienes llevaban el peso específico de la relación con los jugadores.

Ahora, Sampaoli es más cercano. Su influencia en el grupo es cercana a la de un chamán. El efecto revitalizador del técnico está siendo relevante con algunos jugadores que estando lesionados o recién superadas sus lesiones se alistan para defender la camiseta del Sevilla.

Por ejemplo, en la lista de convocados para el duelo ante el conjunto danés, se han recuperado Acuña y Rekik, dos jugadores con problemas musculares a los que no se esperaba ya hasta después del Mundial. Acuña padece una lesión muscular crónica que está mermando mucho su rendimiento. Sampaoli no solo lo ha reclutado para esta final europea sino que lo ha defendido de las críticas que apuntan que solo piensa en recuperarse para disputar el Mundial con Argentina. “Acuña ha mostrado una leve mejoría. Está mejorando e intentaremos, sin arriesgar, que llegue. ¿Operación? Por lo que me dice el médico, es muy antiguo lo de operar ese lugar. Hay métodos que recuperan esa situación rápidamente”, destacó el técnico sobre el estado de uno de sus futbolistas preferidos, en una alarmante baja forma.

Contra todo pronóstico, el Sevilla recupera también a Rekik, roto muscularmente y del que ya nadie se acordaba. El central holandés se lesionó en el duelo contra el Atlético de Madrid. Se ha perdido cuatro choques de Liga y los dos de la Champions ante el Dortmund.

Las dotes recuperadoras de Sampaoli también surtieron efecto en el caso de Marcao. El central brasileño fichado este verano del Galatasaray jugó sin tener el alta médica en el estreno del argentino contra el Athletic. “He arriesgado con una posible lesión”, reconoció Sampaoli, quien convenció al zaguero en su primera charla individual con él. Marcao ha jugado sin estar plenamente recuperado ante el Dortmund (1-1), Mallorca (0-1) y Real Madrid el pasado sábado, en la que ha sido la primera derrota del Sevilla de Sampaoli.

Con cinco de 12 puntos en la competición de la regularidad y un empate en la Champions en Dortmund, el Sevilla se enfrenta ahora al Copenhague, probablemente el equipo más débil de la actual competición. Aunque ambos equipos se encuentran empatados a dos puntos, el conjunto danés ha sido incapaz de marcar, siendo el único que no ha logrado hacerlo de toda la Liga de Campeones. Sus dos puntos corresponden a sendos empates a cero en su estadio: ante el Sevilla y el City, que jugó buena parte del encuentro con un futbolista menos. Además, es el equipo de la competición con menos disparos a puerta de todo el torneo (5), lo que manifiesta a las claras su debilidad en ataque. En el otro partido del Grupo G, el Dortmund recibe al City (21.00 horas).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS