España busca la doble corona en el Mundial sub-17: de Claudia Pina a Vicky López

La selección defiende el título logrado en la última edición de 2018 con una nueva generación liderada por la centrocampista del Barcelona

Las jugadoras de España, con Vicky López saltando en el centro, celebran el pase a la final del Mundial sub-17 después de ganar el miércoles a Alemania.
Las jugadoras de España, con Vicky López saltando en el centro, celebran el pase a la final del Mundial sub-17 después de ganar el miércoles a Alemania.Joern Pollex - FIFA (FIFA via Getty Images)

Hace cuatro años, el fútbol femenino español cambió para siempre. Por primera vez, una selección se proclamó campeona del mundo. Se trataba del combinado sub-17, que conquistó el título mundial con Toña Is en el banquillo y Claudia Pina como la gran figura del equipo, balón de oro del torneo. Aquel éxito supuso un espaldarazo para todos los avances que llegaron después, como la profesionalización de la liga, y también para las carreras de las jugadoras, algunas como la delantera del Barcelona, ya consagrada en la élite. Ahora, España tiene la oportunidad de dar un nuevo impulso al fútbol femenino y a una prometedora generación en una nueva final del Mundial sub-17 (este domingo a las 15.30, por GOL Play), en la que defiende ante Colombia la corona con el objetivo de convertir a España en el primer país que gana dos ediciones seguidas del torneo. También sería el segundo país después de Corea del Norte que consigue dos Mundiales de formación en el mismo año, sumando el título conseguido por la selección sub-20 en agosto.

España aspira a un doblete histórico gracias al éxito de dos generaciones que, con sus diferencias, mantienen el denominador común del talento. En 2018, las novatas Claudia Pina, Cata Coll y Eva Navarro, campeonas también del Europeo sub-17, lucían sonrisas con brackets y caras pecosas, como cualquier otra chica de su edad. Ahora ya son mujeres que superan los 21 años y su sueño de convertirse en profesionales se ha hecho realidad. Catorce de 21 integrantes de la selección de 2018 juegan actualmente en Primera, F, cuatro de ellas en Segunda División, y otras dos en Estados Unidos, la meca del fútbol femenino. Pina, la líder de aquella camada, es la que ha tenido una progresión más rutilante, formando parte de la selección absoluta en la Eurocopa del pasado verano, y una de las piezas más importantes del Barcelona. El único borrón de esta generación es el caso de Irene López, que decidió retirarse con 20 años por culpa de la ansiedad.

Ahora, una nueva quinta de chicas llega pisando fuerte. A pesar de su juventud, nueve de las 21 jugadoras de la actual convocatoria ya han debutado con los primeros equipos de sus clubes. Tres de ellas, Sandra Villafañe, Cristina Librán y Marina Rivas, pertenecen al Madrid CFF, la mayor cantera del fútbol femenino en España y en Europa con más de 30 equipos de formación y más 400 jugadoras. “Nosotros hemos notado un gran crecimiento en cuanto al talento de las futbolistas y al crecer la base de la pirámide, ha crecido enormemente la competencia, el nivel deportivo. La consecuencia directa de esto es que las jugadoras que están llegando ahora a nuestros primeros equipos son mejores de lo que eran sus predecesoras a su edad”, explican en el cuerpo técnico del Madrid CFF.

Posiblemente, la mayor perla que ha surgido de la cantera del club madrileño sea Vicky López, una centrocampista menuda (1,60m), de pelo rizado, que maneja el compás del equipo como si llevara toda la vida en la élite. La temporada pasada, López se convirtió en la futbolista más joven en debutar en la Primera División con 15 años, un mes y diez días. Este año se ha mudado a Barcelona, donde sigue rompiendo récords. El mes pasado, se convirtió en la azulgrana más joven en debutar en Primera con 16 años, 1 mes y 19 días, superando a su compañera de vestuario Claudia Pina, que lo hizo con 16 años, 5 meses y 2 días. “Vicky es uno de los mayores talentos que ha visto el fútbol español y lo tiene todo para marcar una época”, afirman desde el Madrid CFF, donde aún duele la marcha del gran proyecto de su cantera.

López representa a unas jugadoras que se miran en el espejo de sus antecesoras, pero cuentan con mejores condiciones para su progresión. “Las nuevas generaciones han crecido en un entorno profesional desde los seis años y esto se nota”, destacan desde el Madrid CFF. Ahora, esta quinta quiere demostrar que el esfuerzo de las generaciones anteriores da sus frutos con una nueva Copa del Mundo.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Villaescusa

Periodista de EL PAÍS desde 2020, especializado en información deportiva. Ha cubierto la Eurocopa 2020 y los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, y se centra en la información de baloncesto y fútbol. Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, es un apasionado de los datos y las infografías para explicar el deporte.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS