Copa América - cuartos - jornada 1Así fue
Brasil
Brasil
Lucas Paquetá 45'
1 0
Finalizado
Chile
Chile

Vinicius, la renovación de Brasil que aguarda su momento

El atacante de 20 años es el más joven de la ‘Canarinha’ y, a pesar de estar acostumbrado a brillar entre los mayores, es suplente para el entrenador Tite

Vinicius durante un partido con la selección de Brasil, en 2020.
Vinicius durante un partido con la selección de Brasil, en 2020.Lucas Figueiredo/CBF

“Si un coche tiene cinco velocidades, él tiene seis o siete”. La frase de Tite, entrenador de la selección brasileña, fue utilizada para describir la rapidez de Vinicius en el terreno de juego, pero también resume la velocidad con la que el delantero sobresalió. En cuatro años debutó en el Flamengo, se trasladó al Real Madrid, fue campeón en la Liga española y ahora es el más joven entre los 24 atletas brasileños que compiten en la Copa América 2021. Características de un joven que se salta etapas con el objetivo de ser la estrella de la próxima generación de la Canarinha, pero que aún no ha tenido la oportunidad de mostrar su potencial en la actual edición del torneo.

A los 20 años —cumple 21 este 12 de julio— el delantero tiene la edad suficiente para jugar al fútbol en los Juegos Olímpicos, donde solo se permiten atletas de hasta 24 años. Podría estar, por tanto, con el equipo olímpico, que recientemente convocó a los futbolistas para los juegos de Tokio. Sin embargo, Vinicius pasó directamente a la escuadra absoluta escalando para jugar el torneo más grande entre los países sudamericanos. “Desde niño siempre ha sido protagonista en su equipo, siempre jugando con los chicos más grandes”, explica Márcio Torres, asistente del entrenador del equipo sub 20 del Flamengo. “Es un jugador del nivel de Neymar en cuanto a atrevimiento, de llamar a la responsabilidad y no sentir presión, que es una marca de grandes jugadores. Creo que Vinicius lo tiene todo para ser el próximo ídolo del fútbol brasileño”, opina el exentrenador del delantero.

Más información
Argentina brinda por Messi
Uruguay evita a Brasil pero se topa a Colombia

Torres trabajó con Vinicius en tres categorías diferentes en Flamengo: sub 16, sub 17 y sub 20. Bajo su tutela fuera del campo, y el mando de Vini en el terreno de juego, la llamada “generación 2000” pasó dos años sin perder un partido en los campeonatos juveniles. “En los tres años, resolvió nuestros problemas más que los creó”, señala el exentrenador, ensalzando la profesionalidad del delantero. “Nunca lo he visto llegar a sin una sonrisa en su cara. Tampoco hizo una cara fea en ningún entrenamiento”, dice.

La precocidad de Vinicius le llevó a debutar con Flamengo en mayo de 2017 con 16 años. Estableció récords: es el brasileño más joven en marcar dos goles en la Copa Libertadores y también en completar 50 partidos con el equipo, todo antes de protagonizar el traspaso más caro de la historia del fútbol que involucra a un jugador menor de 19 años. Por 45 millones de euros dejó Río de Janeiro para jugar con el Real Madrid en 2018. Fue campeón de España en la segunda temporada y, en febrero de 2019, tuvo su primera convocatoria a la selección brasileña, a los 18 años, para sustituir al lesionado Neymar en dos amistosos. “Es un jugador completo, tiene virtudes físicas extraordinarias. La aceleración, la que contra una impresiona”, ha destacado Tite.

En tres temporadas en el Real Madrid, Vinicius ha marcado 15 goles en 118 partidos. Son números bajos para los estándares de un delantero, pero justificados para un jugador que ya ha admitido que le resulta más fácil driblar que anotar. “Juega en un sector del campo que no está cerca de la portería y tiene como cualidades la potencia, la velocidad, la fuerza y la resistencia. Por eso es más fácil con el regate”, explica Torres. El técnico ve natural la crítica a la falta de goles de Vinicius, que suele eclipsar sus regates y cree que el entrenamiento es la única solución. Torres señala que la mayor evolución que ha tenido el brasileño desde que salió del país tiene que ver con la parte defensiva del juego, no con el ataque. “Su papel es jugar desde el centro del campo, pero el fútbol hoy es tan dinámico que si no puede hacer la reconversión defensiva lo va a pasar mal. Creo que aquí es donde más evolucionó: posicionando y marcando cuando su equipo no tiene el balón”, analiza.

Dos meses antes de la Copa América, Vinicius tuvo la actuación más importante de su carrera, lo que le llevó de una vez por todas a estar en la lista final de Tite. Jugando junto a estrellas como Benzema, Casemiro y Modric, el brasileño fue el punto culminante de la victoria del Real Madrid sobre el Liverpool en los cuartos de final de la Champions, cuando anotó dos veces en la victoria por 3-1. Ese día, los remates del delantero fueron lo suficientemente buenos como para batir al portero rival y compañero en la selección, Alisson, y demostrar que Vinicius puede brillar al más alto nivel del fútbol incluso a sus 20 años. “Grandes partidos como este son los que marcan la carrera del jugador. Abrió los ojos del mundo entero en esta actuación, pero el reto es seguir siendo decisivo”, comenta Márcio Torres. “Para nosotros, cuya mayor misión es desarrollar a los jugadores, nos da un gran orgullo”.

Las buenas noches europeas, sin embargo, todavía no son suficientes para garantizar minutos a Vinicius en la selección brasileña. En las 10 veces que fue convocado por Tite, solo participó en dos partidos, sumando 21 minutos en el campo. Cinco de estos minutos tuvieron lugar en la Copa América, en el debut brasileño. En el momento de mayor dificultad hasta el momento, cuando los brasileños perdieron ante Colombia en el tercer partido, Tite optó por poner a los reservas Roberto Firmino, Everton y Gabigol en los lugares de Gabriel Jesus, Éverton Ribeiro y Richarlison en el segundo tiempo, dejando claro que Vini está al final de la línea del ataque principal de la selección. Neymar es otro de los competidores del exjugador del Flamengo que tiene garantizada la propiedad.

A pesar de los elogios, su exentrenador está de acuerdo con el orden establecido por el estratega de la selección brasileña y predica la cautela. Torres ve que Vinicius puede beneficiarse más de la experiencia mundialista con el “día a día” y arriesgando durante la segunda mitad de los partidos. Por ahora, las expectativas incluso están de cara al futuro: tendrá 26 años en el Mundial de 2026, una edad que es considerada por muchos como la cúspide del futbolista. Vinicius pide minutos. Puede ser todo lo que necesita para entrar y sorprender a los veteranos, como lo ha hecho ya lo ha hecho.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Diogo Magri

Reportero de la edición brasileña de EL PAÍS desde noviembre de 2017. Escribe principalmente sobre deportes, política y sociedad. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de São Paulo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS