Copa América - final - jornada 1Así fue
Argentina
Argentina
Di María 21'
1 0
Finalizado
Brasil
Brasil

Guido Rodríguez, el escudero de Argentina

El centrocampista, rechazado en River Plate, encontró refugio en el fútbol mexicano para colocarse en la órbita europea. El hoy jugador del Betis es crucial en el sistema de Scaloni

El mediocampista de Argentina, Guido Rodríguez, en la semifinal contra Colombia.
El mediocampista de Argentina, Guido Rodríguez, en la semifinal contra Colombia.HENRY ROMERO (Reuters)

El mayor dolor para Guido Rodríguez (Sáenz Peña, provincia de Buenos Aires, 27 años) fue dejar River Plate sin haber sido titular. Quería ser el nuevo Javier Mascherano. Pasaban las temporadas y seguía en el banquillo. Se convenció de que tenía que salir. La propuesta para migrar le llegó de un club que tenía solo nueve años de haberse fundado y que estaba en una de las ciudades más peligrosas del mundo, Tijuana. El cambio de Buenos Aires a la frontera mexicana con Estados Unidos era una súbita apuesta, la mejor que pudo haber tomado para recuperar su carrera. Hoy, después de un trajín, es parte nuclear de Argentina que busca la Copa América.

A Guido Rodríguez le hizo debutar Ramón Díaz en River en febrero de 2014. Tres meses más tarde, el estratega renunció y comenzó la laureada era de Marcelo Gallardo. En dos temporadas solo jugó 19 partidos entre la Liga, Copa y torneos internacionales. Estaba relegado. Pablo Aimar, uno de los históricos, le hizo ver que había siempre una alternativa a River. Gallardo permitió que Rodríguez se fuera a préstamo a Defensa y Justicia. Le bastaron 16 partidos como titular a Guido Rodríguez para encender las alarmas de los reclutadores. Rodríguez ganó confianza bajo el mando de Ariel Holan, un antiguo entrenador de hockey que consagraría años después a Independiente. “Lo pongo a la altura de Xabi Alonso, Busquets, Toni Kroos”, decía Holan sobre el mediocampista.

Más información
Messi se cita con Neymar
‘Dibu’ Martínez, puños de acero, boca burlona

Los Xolos de Tijuana pagaron a River dos millones de dólares por Rodríguez. El equipo estaba construido sobre el negocio de uno de los grandes casinos de México, Grupo Caliente. El dueño, Jorge Hank Rhon, logró ser alcalde de Tijuana. En 2016 querían volver a ganar la Liga mexicana, algo que habían conseguido en tiempo récord en 2012. “A Guido lo trajimos de fuera, tampoco era nadie cuando llegó. En su momento a mí me tocó ir a visorearlo [reclutarlo]”, dijo Miguel Piojo Herrera, exseleccionador mexicano y entrenador de Rodríguez en Xolos y en América. “Llegando a la ciudad me bajé del avión con una sensación en el estómago, incertidumbre, angustia, un poco de todo, pero después fue un año increíble”, dijo Rodríguez en una entrevista con LaLiga.

Rodríguez despuntó en su primer año en Tijuana. El equipo se consolidó como uno de los mejores, pero fue eliminado en la fase final del torneo; no hubo títulos. Guido era el maquinista del equipo y eso no pasó inadvertido por Jorge Sampaoli, por entonces seleccionador de Argentina. En 2017 le convocó para un amistoso contra Brasil. De golpe, Guido compartía vestuario con Messi, Banega y Di María. Su buen año hizo que el equipo más ganador y mediático de México, el América, le contratara, a petición de Herrera. A Guido le costó adaptarse, no conseguía ser campeón y no figuró en la lista final para el Mundial de Rusia 2018.

Guido Rodríguez, durante un partido en el América, en diciembre de 2019.
Guido Rodríguez, durante un partido en el América, en diciembre de 2019.Jam Media (Getty Images)

Rodríguez, como centrocampista defensivo, fue crucial para ganar la Liga mexicana para el América en 2018. Ganó el premio a mejor jugador del torneo. Con el trofeo en mano, el América le abrió las puertas para salir y fue el Betis el que le fichó. El Piojo Herrera se sinceró ante los medios: “No tenemos sustituto para Guido. Ha sido uno de los mejores, no me extraña cómo juega el muchacho”.

Ya enfundado en la elástica del Betis volvió al foco de Argentina. El entrenador Lionel Scaloni le llamó para ser una de las alternativas en el equipo desde 2019. El centrocampista ha estado dentro de la nómina albiceleste, pero en las eliminatorias fue suplente. En la Copa América le ha ganado la posición a Leandro Paredes. En el primer partido que jugó Rodríguez anotó en la victoria 1-0 contra Paraguay. “Guido siempre estuvo con nosotros, hace rato que valoramos su compromiso. Hoy tuvo su oportunidad y no la desaprovechó”, dijo Scaloni tras el partido.

Lo que sedujo a Scaloni fue el equilibrio que le da al equipo. Es un todoterreno que va a disputar cada balón. En efectividad de pase por partido de un 90%, según datos de la web Sofascore. Desde el mediocampo y con funciones defensivas supo neutralizar a Cavani y a Luis Suárez y se mantuvo firme ante el embate colombiano en semifinales. Scaloni sabe que tiene ahí a un guardaespaldas fiel para intentar detener al escuadrón de Neymar.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Diego Mancera

Es portadista de EL PAÍS América y periodista de la edición mexicana desde 2016. Está especializado en temas de deportes. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS