Amistosos de Selecciones amistosos
Finalizado
España
España
0
0
Árbitro: Craig Pawson
Portugal
Portugal
Eurocopa

Quién defiende con quién en España

Sin Ramos, Carvajal y Navas, la Portugal de Cristiano Ronaldo mide la reconstrucción de la defensa de la selección, inexperta en su mayoría

Gayá  y Pau Torres  participan en el entrenamiento de este jueves en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid, donde este viernes se enfrentarán a España y Portugal en un partido amistoso antes del inicio de la Eurocopa 2020.
Gayá y Pau Torres participan en el entrenamiento de este jueves en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid, donde este viernes se enfrentarán a España y Portugal en un partido amistoso antes del inicio de la Eurocopa 2020.Juan Carlos Hidalgo / EFE

Desde que Gerard Piqué renunció a la selección tras el Mundial de Rusia, afianzar una pareja a Sergio Ramos ha sido una de las cuestiones más manidas en cada concentración de la selección española. Con las alienaciones en la mano, la falta del capitán en la lista para la Eurocopa ha dejado vacía la plaza más adjudicada por Luis Enrique. Ramos acumulaba 15 de los partidos que suma el seleccionador en sus dos etapas en el banquillo de La Roja, incluidos los tres en los encuentros que Robert Moreno le reemplazó sin ser nombrado aún primer entrenador. La aparición de Pau Torres pareció liquidar el asunto. Por las veces que le ha utilizado desde que irrumpió como internacional absoluto, sería el central del Villarreal al que ahora Luis Enrique debería buscar acompañante. “No me preocupa ninguna posición”, advirtió. Sin embargo, antes del estreno en la Eurocopa contra Suecia, el próximo 14 de junio, en La Cartuja, el técnico debe resolver el problema, si opta por una dupla estable, en una zona tan delicada como el eje de la defensa, salpicada por la bisoñez de la mayoría de los centrales convocados.

Salvo Pau Torres y Azpilicueta, que también puede jugar de lateral derecho, Eric García (20 años, 7 veces internacional), Diego Llorente (27, 7) y Aymeric Laporte (26, no ha debutado) mezclan ser novatos en una gran competición de selecciones con pocos minutos disputados en sus clubes. Bajo esas condiciones, la vigente campeona de Europa, la Portugal de Cristiano Ronaldo, João Félix, Diogo Jota, André Silva, y Bruno Fernandes testará este viernes en el Metropolitano (19.30, La 1) la primera reconstrucción defensiva con la que pruebe Luis Enrique. Incluida su elección del portero.

En el ambiente de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas sobrevuela que Robert Sánchez puede asaltar la titularidad al salir ganador de la comparativa con Unai Simón y De Gea en la recta final del curso. Si el emergente guardameta del Brighton debutara este viernes o ante Lituania, el martes, y convenciera a Luis Enrique, sería un elemento más sin horas de vuelo en un torneo de selecciones que añadir. “Cualquiera de los 24 podría jugar de titular, en esto del fútbol hay mucho topicazo”, dijo este jueves el seleccionador cuando le cuestionaron sobre si no era un inconveniente alinear a Robert Sánchez en la Eurocopa antes que a De Gea, con más experiencia. El asturiano también ha rebatido el tópico de que debe establecerse una línea de centrales, aunque haya intentado consolidarla en varias ocasiones, siempre con Ramos como fijo.

Entre lesiones y estados de forma, de una hipotética línea defensiva idealizada por Luis Enrique con De Gea, Carvajal, Ramos, Pau Torres o Íñigo Martínez, y Jordi Alba, solo el lateral blaugrana (32 años, 72 internacionalidades) parece tener un puesto asegurado.

Más información

La reconfiguración de la defensa sin Ramos no es baladí. El seleccionador solo prescindió del central camero de inicio en los dos últimos encuentros ante Georgia (1-2) y Kosovo (3-1) y en tres amistosos. En uno de estos, el disputado en octubre de 2020 (0-0) en Lisboa, la pareja central la formaron Eric García y Diego Llorente. Al término del encuentro, Luis Enrique elogió el partido de ambos. “Han estado los dos soberbios, no hay que olvidar que Eric es un jugador de 19 años, pero con mucha personalidad. Diego Llorente ha estado bien saliendo con el balón y muy efectivo en las acciones defensivas. Para hacer esa presión era importante que los dos centrales jugaran así”, explicó por entonces el preparador asturiano, aunque no pudo evitar exclamar: ¡”Puffff, hay veces que yo también me sobrecojo!”, tras serle recalcado que ese día solo Rodri y Busquets, de los jugadores que utilizó, pasaban de la decena de internacionalidades. La pareja también repitió en otro bolo, en Países Bajos (1-1) antes de ser alineada en partido oficial en Georgia (1-2), después de que Luis Enrique se diera cuenta en el primer tiempo ante Grecia que Ramos no estaba bien tras darle los primeros 45 minutos.

Con la idea de juego que ha impuesto Luis Enrique, los centrales deben barrer a la altura del centro del campo todo intento del contrario de salir jugando que rebase la presión alta. Un sistema arriesgado que en esa veintena de encuentros bajo su dirección ha sido batido con 15 goles, seis de ellos en los últimos siete partidos.

Por lo que dijo este jueves, no parece que el técnico opte por cambiar su 4-3-3 de cabecera para implantar un sistema de tres centrales. “Mi teoría es que puedo cambiar el sistema, pero estoy convencido de que hay que dominar un sistema a la perfección. Podemos jugar con otros, pero mejor dominar uno que no jugar con tres y no dominarlos”, argumentó Luis Enrique, aunque matizó que hay situaciones en los partidos en los que España forma con tres defensas cuando uno de los laterales sube a presionar. Con Sergi Roberto, que tampoco ha entrado en la lista, se daba mucho esa circunstancia, incluso cuando se incorporaba para ser más un cuarto centrocampista que un lateral. Su lugar lo ocupa ahora Marcos Llorente, menos fino en la elaboración, pero con más capacidad para romper al espacio cuando pasa del centro del campo. La nómina de laterales derechos también ha sido amplia en la era Luis Enrique. El citado Sergi Roberto, Carvajal, Jonny Otto, Navas, Pedro Porro, Marcos Llorente y Azpilicueta han pasado por ahí. Este último, la única vez que fue citado por Luis Enrique antes de su regreso en esta lista. Fue en Gales (1-4), en octubre de 2018. Por entonces, no debía imaginar que en 2021 y, a diez días de estrenarse en la Eurocopa, tuviera que rehacer casi por completo la defensa. El examen ante CR dará pistas.

15.000 aficionados en el Wanda y la candidatura ibérica

La última vez que la Roja disputó un partido en territorio español con público en las gradas fue el 18 de noviembre de 2019 ante Rumanía (5-0) en el Metropolitano, el mismo escenario en el que esta tarde entrarán 15.000 aficionados, la cifra autorizada por las autoridades sanitarias en coordinación con la Federación y el Consejo Superior de Deportes tras rebajar las 22.950 que correspondían al 30% del aforo permitido.

Aquella noche de noviembre fue la última de Robert Moreno como seleccionador, porque al día siguiente el presidente de la federación, Luis Rubiales, y el director deportivo, José Francisco Molina, hicieron oficial el regreso de Luis Enrique. “Lo estábamos deseando todos. Será un momento espectacular. Llevamos año y medio sin público con la selección. Estamos deseando que 15.000 aficionados nos animen”, confesó el seleccionador en la rueda de prensa que ofreció en el Wanda Metropolitano.

El técnico no ha ocultado que una derrota como la sufrida ante Ucrania en Kiev (1-0) se dio con cerca de 20.000 aficionados rivales en las gradas. A los tres encuentros de la primera fase de la Eurocopa que España disputará en La Cartuja podrán asistir 16.000 personas.

Por otra parte, el encuentro de hoy ante Portugal también servirá para oficializar la candidatura ibérica para organizar el Mundial 2030. El acto será presidido por los reyes de España, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, los sendos jefes de Gobierno, Pedro Sánchez y António Costa, y los presidentes de las federaciones de fútbol, Luis Rubiales y Fernando Gomes. Aún no hay fecha fijada para la elección de la sede, a la que también aspira Inglaterra.

La candidatura inglesa ha cogido fuerza a raíz del conflicto desatado por la Superliga. El presidente de la UEFA, el esloveno Alexander Ceferin, ha manifestado en varias ocasiones su agradecimiento al primer ministro británico, Boris Johnson, por haber contribuido a la paralización del elitista torneo presionando y amenazando con medidas fiscales a los seis clubes implicados. Ceferin considera que el papel de Johnson fue clave para que Chelsea, Manchester United, City, Arsenal y Tottenham desistieran del proyecto solo 48 horas después de haberse anunciado su creación. Ceferin hizo un guiño a Inglaterra al señalar que no olvidaba lo que Johnson había hecho y que prefería una única candidatura para tener más posibilidades de que Europa tuviera opciones de organizarla al no dividirse los votos.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50