Milik y Van de Beek no llegan a la Eurocopa

El delantero de Polonia, que no supera los problemas en la rodilla izquierda, y el medio de Holanda se pierden la cita europea por lesión

Milik, en un entrenamiento con la selección polaca durante la semana pasada.
Milik, en un entrenamiento con la selección polaca durante la semana pasada.Jakub Kaczmarczyk (EFE)

Un año para olvidar. Arkadiusz Milik (Tychy, Polonia; 27 años) ha pasado un curso difícil de digerir, castigado en su club (Nápoles) hasta que encontró una salida invernal (Olympique de Marsella) y después penalizado por la rodilla, al punto de que no podrá acudir a la Eurocopa para desilusión de Polonia -rival de España en la fase de grupos junto a Suecia y Eslovaquia-, que se refugiará en Lewandowski para encontrar el camino al gol. Algo similar le ha ocurrido a la selección holandesa, toda vez que Donny Van de Beek (Nijkerkerveen, Países Bajos; 24 años), centrocampista del Manchester United, tampoco acudirá a la cita europea por una lesión que desde la federación no han querido desvelar.

Comenzó torcida la temporada para Milik, que decidió no renovar con el Nápoles para quedar libre al final del año y firmar con la Juventus, un acuerdo verbal del que se enteró Aurelio Di Laurentiis, presidente del Nápoles. Molestos por la decisión del delantero polaco, desde el club napolitano decidieron apartarle de las alineaciones y no jugó un solo minuto hasta que acordó, ya en navidades, su pase al Olympique de Marsella por 10 millones de euros, conforme Di Laurentiis porque así no reforzaba a un rival de la Serie A. En el contrato, sin embargo, Milik se encargó de cerrar una cláusula por la que debían liberarle en el caso de que ofrecieran 12 millones por sus servicios. Aceptó el Marsella, que ha disfrutado de la puntería del delantero; pues ha firmado 10 goles en 16 encuentros para recordar a su mejor versión, ofrecida en el Ajax o incluso en el Nápoles en el curso 2018-19 cuando marcó 17 goles en la liga italiana. Pero su futuro inmediato ha quedado en el alero, negado por su rodilla izquierda.

Resulta que en el último duelo de la Ligue 1, cuando el Marsella se midió con el Metz, Milik se puso la mano en la rodilla izquierda. Preocupado, voló a Barcelona para que le examinara el Doctor Cugat. Tenía el tiempo justo para ponerse en forma antes de la Eurocopa, siempre y cuando la articulación respondiera de la mejor de las maneras. Pero no ha sido así. Por más que ya no participó en el amistoso frente a Rusia (1-1), sí que se incorporó al ritmo del grupo en los últimos días.

No acabó de funcionar la terapia porque se resintió, toda vez que ya realizó la última sesión en solitario. Un contratiempo demoledor para el equipo y el delantero, que entendió que no llegaba para el estreno, el 14 de junio frente a Eslovaquia. “La lesión no era grave sino dolorosa, pero podía recuperarse antes del inicio del torneo y durante estas dos semanas se ha sometido a numerosos tratamientos”, señaló la federación polaca; “pero los síntomas que sintió durante la sesión y las investigaciones adicionales posteriores confirmaron que la lesión aún no permite que el jugador se entrene por completo o juegue partidos”. Por lo que Milik se baja del tren de la Eurocopa y Polonia deberá tirar de Lewandowski, Bota de Oro del curso. Más que nada porque el seleccionador Paulo Sousa ya ha comunicado que no convocará a nadie para sustituirle.

Tampoco sustituirá el seleccionador Frank de Boer a Van de Beek. “Donny tiene que dejar pasar el campeonato de Europa. El centrocampista del Manchester United sufre una lesión. Como resultado, el 19 veces internacional, que jugó por última vez minutos con la Oranje en marzo durante contra Gibraltar, no estará disponible a tiempo para la Eurocopa”, rezó el comunicado, sin especificar la lesión. No ha sido un buen año tampoco para el medio, suplente por definición en el equipo de Solksjaer.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS