El jefe belga para empezar es Lukaku

Con la baja de De Bruyne y a la espera de las primeras señales de vida de Hazard en dos años, el delantero del Inter apunta a Rusia

Lukaku, en el amistoso del pasado domingo contra Croacia.
Lukaku, en el amistoso del pasado domingo contra Croacia.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

La Bélgica que salió revitalizada del último Mundial (tercera en Rusia 2018) entra en esta Eurocopa con un ojo en la sala de espera. Arrastra la duda de siempre de los dos últimos años, Eden Hazard, y una nueva y se supone que pasajera, Kevin de Bruyne, que todavía no se ha recuperado del gran golpe que se llevó en la cara durante la final de la Champions de hace 15 días. El jugador del Manchester City no llega al debut contra Rusia en San Petersburgo (21.00, Telecinco) y espera que sí lo haga para el segundo duelo, ante Dinamarca el próximo jueves.

Más información
Bélgica, un talento desbordante
Suscríbete a la newsletter de la Eurocopa

Lo del madridista es cuestión aparte. En realidad, todas las informaciones referentes al atacante blanco en la víspera del torneo suenan a viejas. Como una canción que alguien ha puesto en modo repetición. “Solo he hecho una semana completa de entrenamientos. Con el equipo médico veré lo que hacemos para el primer partido. Todavía no estoy al 100%”, admitió el propio jugador hace tres días. El pasado domingo, en el amistoso frente a Croacia, apareció de forma testimonial diez minutos, los primeros con su selección desde noviembre de 2019. En los dos últimos compromisos de la temporada de clubes tampoco se le vio una vez evidenció su triste regreso a Stamford Bridge en las semifinales de la Liga de Campeones.

Si se le pregunta a su jefe en el banquillo, el español Roberto Martínez, el discurso suena a lo mismo que siempre expresó su colega Zinedine Zidane en el Real Madrid. “Médicamente está bien. Ahora se trata de ir construyendo esa confianza entrenamiento a entrenamiento. Esto no va de disputar 90 minutos contra Rusia. Va de que, cuando esté en el campo, pueda ser él mismo”. La fe del catalán y del francés en el ex del Chelsea siempre han resultado inquebrantables. El segundo, sin embargo, se marchó sin recibir nada a cambio.

Mejor jugador de la Serie A

Sí lo hizo Martínez y a lomos de Hazard alcanzó las semifinales del último Mundial. Pero el escenario ha cambiado y, salvo gran giro, en el escaparate de la Eurocopa Bélgica tendrá que buscar otros caladeros para volver a progresar. A la espera del mejor De Bruyne y de Witsel (otro renqueante por la rotura del tendón de Aquiles que sufrió en enero), los focos apuntan directamente a Romelu Lukaku, de 28 años, que viene de apuntarse el mejor curso de su carrera: 24 goles y seis asistencias en la Liga italiana con el Inter campeón. Su cifra anotadora en todo el curso (30 tantos) fue la segunda mejor de su carrera: el anterior celebró 34, aunque jugó la Liga Europa y no la Champions. No hubo dudas en nombrarlo el mejor futbolista de la Serie A.

“Esta temporada, con Conte de entrenador, ha pasado claramente al siguiente nivel. Es más decisivo, mejor de espaldas a puerta y mejor técnicamente”, valoró el seleccionador belga, que no vaciló en señalarlo como “el jefe del vestuario”. “Es muy exigente con los demás porque es súper exigente consigo mismo. En el terreno de juego es un guerrero”, añadió un entregado Roberto Martínez sobre el corpulento delantero surgido del Anderlecht y de padre congoleño.

En el ataque debe recibir la ayuda de Carrasco, que llega al campeonato subido a la ola del Atlético triunfal con una participación estimable en la epopeya cholista. Y de punta a punta, en la otra orilla el último dique es Thibaut Courtois, que se presenta no tan contento como el rojiblanco, pero tan decisivo o más en su equipo. Su porcentaje de paradas en Liga (76,52%) fue el segundo mejor de su trayectoria en un torneo de la regularidad.

“No se puede ganar un campeonato con 11 jugadores”, señaló Roberto Martínez en una apelación rutinaria al valor del grupo antes de acometer a Rusia con bajas. La variedad de recursos le tendría que valer para salvar la fase de grupos (Finlandia es el cuarto integrante). Más adelante, todos mirarán a la sala de espera.


Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS