El autogol, pichichi de la Eurocopa

Esta ya es la edición con más tantos en propia puerta (5) cuando aún no se ha terminado la fase de grupos

Guerreiro se marca en propia puerta durante el partido entre Portugal y Alemania el pasado sábado en Múnich.
Guerreiro se marca en propia puerta durante el partido entre Portugal y Alemania el pasado sábado en Múnich.ALEXANDER HASSENSTEIN (Reuters)

El defensa de la selección alemana Mats Hummels tuvo que explicar a su hijo el concepto del gol en propia después de su partido ante Francia, donde un autogol del central decidió el encuentro. “Cree que meter la pelota en la portería es siempre gol a favor. Me han dicho que lo celebró”, comentó el jugador, uno de los cinco que han sufrido lo que es marcarse en su propia meta en esta Eurocopa que apenas comenzó hace diez días.

Más información
Cuando el gol es una cruz
Eurocopa 2021: calendario, grupos, horarios y resultados de los partidos

La confusión del pequeño retoño de Hummels es normal viendo cómo ha arrancado el torneo. Antes de que haya terminado la fase de grupos, ya se ha batido el récord de tantos en propia puerta de la historia de las Eurocopas. En la edición donde se habían dado más autogoles fue en la anterior, en Francia 2016, con tres goles en propia en todo el torneo. En 2021 ya van cinco, el 8% de los 60 tantos que se han marcado hasta ahora, una cifra muy alta según datos facilitados por Opta. En la última Liga, con 380 partidos y 953 goles anotados, solo 30 fueron en propia, apenas un 3%. El mismo porcentaje que en la Champions League, con 13 autogoles de 366.

Esta circunstancia tan atípica se podía intuir desde el primer día. En el partido inaugural de la Eurocopa entre Italia y Turquía en el Olímpico de Roma se vivió un hecho inaudito. Por primera vez en la historia de la competición, el primer gol del torneo era un tanto en propia puerta. Demiral se marcó en su portería al comienzo de la segunda parte e Italia acabó arrasando a su rival, quebrado después del tanto concedido. “Estábamos aguantando bien a un equipo superior como Italia pero perdimos el control del partido con el primer gol”, declaró Senol Günes, seleccionador de Turquía.

Lo cierto es que los equipos no están sabiendo reponerse del mazazo de marcarse en propia puerta. Todos los conjuntos que han sufrido un autogol, han acabado perdiendo el partido. En el enfrentamiento entre Polonia y Eslovaquia, el portero Szczesny no pudo hacer nada cuando el balón rebotó en su espalda después de un rechace en el palo. El tanto echó por tierra los planes de los polacos, que terminaron jugando con 10 y perdieron el partido 1-2.

Donde más goles en propia se han visto hasta el momento ha sido en los grandes partidos, los que enfrentan a los colosos del grupo de la muerte. En la primera jornada, Francia se llevó la victoria sobre Alemania gracias al tanto de Hummels, que no acertó a despejar el centro de Lucas Hernández. En el siguiente partido, la suerte hizo las paces con los germanos, y con creces. Ante Portugal, Rúben Dias y Guerreiro se marcaron en propia puerta para darle la vuelta al marcador antes del descanso. Fue el primer partido de la historia de la selección lusa con dos autogoles y el primero de la historia de las Eurocopas. Los de Löw se llevaron la victoria por 2-4 y en esta ocasión, el hijo de Hummels sí que tuvo claro que, aunque el que hubiera metido el balón al fondo de la portería fuese portugués, sí que había que celebrarlos.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS