Francia y el Barça sufren a Dembélé

El club azulgrana pierde la opción de vender al extremo: cuatro meses de baja

Dembélé ante Attila Fiola en el duelo entre Hungría y Francia en el Puskas Arena.
Dembélé ante Attila Fiola en el duelo entre Hungría y Francia en el Puskas Arena.TIBOR ILLYES (Reuters)

El FC Barcelona anunció ayer que Ousmane Dembélé (Vernon, Francia; 24 años) “sufre una desinserción en el tendón del bíceps de la rodilla derecha”. La entidad azulgrana explicó también que el francés tendrá que pasar por el quirófano. Y, aunque no comunicó el tiempo de baja, según fuentes médicas consultadas por EL PAÍS, el extremo estará al menos cuatro meses sin poder jugar. Es decir, que el francés no hará pretemporada y estará disponible para Ronald Koeman aproximadamente en octubre, con la Liga y la Champions League en pleno curso.

Dembélé se lesionó en el partido del pasado sábado entre Francia y Hungría en la fase de grupos de la Eurocopa. Y, tras las primeras pruebas, la selección gala lo dio la baja del grupo. “Dembélé se hizo una radiografía en el hospital de Budapest el domingo por la noche. El tiempo de recuperación es incompatible con su permanencia en la plantilla”, informó la federación francesa, que sin embargo evitó explicaciones sobre el tipo de lesión padece el jugador. El Barcelona cogió el testigo y detalló el problema muscular que sufre el extremo. Un dolor de cabeza añadido para el club azulgrana: el contrato del francés expira en junio de 2022.

Más información
El gran susto de Dembélé
Dembélé antes que Neymar

En el Barcelona contemplaban la opción de traspasar este verano a Dembélé. El extremo llegó al club azulgrana en 2017 a cambio de 105 millones de euros, más 40 en variables. Después de cuatro temporadas, la amortización pendiente de su fichaje es de cerca de 30 millones. Entendían en los despachos de la entidad catalana que la venta del extremo podía ser una buena opción para amortiguar las pérdidas globales —estiman que serán cerca de 400 millones—, además de aligerar la masa salarial.

En el Barcelona, en cualquier caso, también trabajaban, por las dudas, en la negociación de un nuevo vínculo para Dembélé. “Si no se puede traspasarlo, hay que renovarlo. No podemos dejar libre a un jugador de 24 años con el talento y con el mercado que tiene Ousmane”, aseguraban desde el área deportiva del club azulgrana. Todo cambió con la lesión del francés. “El jugador se quiere quedar en Barcelona. No tenemos dudas. Pero los representantes hacen su trabajo. Es normal”, añaden las mismas fuentes. El verano pasado, desde el entorno del francés aseguraban que el Manchester United seguía a Dembélé. “A nosotros nunca nos llegó ninguna oferta”, respondían en el Barcelona.

La lesión de Dembélé abre un nuevo escenario. “Ahora será más fácil la negociación”, estiman en el Barcelona. Sin embargo, el club no podrá hacer caja con el francés y tendrá que buscar otras opciones. “Hay jugadores que tienen mercado”, explican. En el Barça aseguran que Coutinho tiene cartel en la Premier League, mientras que anhelan poder sacar tajada por Griezmann. El exjugador del Atlético de Madrid tiene el segundo contrato más alto de la plantilla —cerca de 30 millones— y su amortización pendiente es de 80 millones. Es decir, que para generar ganancias, el traspaso tiene que ser superior a lo que resta por amortizar. En plena crisis económica no parece un salario fácil de asumir, mucho menos su fichaje. “El mercado está cómo está y solo habrá trueques”, dice el presidente, Laporta. Sin Dembélé, al Barça se le cae una moneda de cambio.

Doce lesiones y tres operaciones del sustituto de Neymar

Dembélé fichó por el Barcelona después del adiós de Neymar. Sin embargo, el francés nunca pudo hacer olvidar al brasileño en el Camp Nou. Nunca tuvo continuidad. Desde que aterrizó en el Barça, el extremo solo ha jugado 118 partidos (30 goles y 21 asistencias) en sus cuatro temporadas como azulgrana. Ha estado de baja 536 días y se ha perdido 86 encuentros. Una situación que solo se explica a través de las 12 lesiones (11 musculares) que ha padecido. Además, esta será la tercera vez que pasa por el quirófano.

En septiembre de 2017, en el partido ante el Getafe, Dembélé sufrió una rotura muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha. Lo operó en Finlandia el doctor local Sakari Orava. Estuvo cuatro meses de baja. Dos años después, en un entrenamiento, el extremo se volvió a romper el mismo músculo. La cirugía fue dirigida por Lasse Lempainen, del equipo médico de Orava. “Esta lesión era más grande y exigente que la de 2017”, dijo el galeno. En 2021, Dembélé se ha vuelto a romper ese músculo, ahora en el lado opuesto.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Juan I. Irigoyen

Redactor especializado en el FC Barcelona y fútbol sudamericano. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Ha cubierto Mundial de fútbol, Copa América y Champions Femenina. Es licenciado en ADE, MBA en la Universidad Católica Argentina y Máster de Periodismo BCN-NY en la Universitat de Barcelona, en la que es profesor de Periodismo Deportivo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS