La defensa, la última línea por ajustar de España

Solo el recién llegado Laporte ha disputado de inicio los cuatro partidos

Aymeric Laporte  despeja de cabeza ante el croata Petkovic durante el España-Croacia (5-3) de los octavos de final de la Eurocopa. (Photo by Jonathan NACKSTRAND / POOL / AFP)
Aymeric Laporte despeja de cabeza ante el croata Petkovic durante el España-Croacia (5-3) de los octavos de final de la Eurocopa. (Photo by Jonathan NACKSTRAND / POOL / AFP)JONATHAN NACKSTRAND (AFP)

Encajonado entre la arquitectura neoclásica y barroca de la zarista San Petersburgo, el majestuoso hotel Astoria oficia de cuartel general de la selección española. La historia del lujoso establecimiento relata que Adolf Hitler pretendía celebrar los fastos de la ocupación de la ciudad en el interior de sus jardines de invierno. Convencido de que la invasión de la por entonces Leningrado no se prologaría en exceso en el tiempo, las invitaciones fueron repartidas con antelación entre las élites alemanas y europeas filonazis. Nunca llegaron a ser utilizadas.

Más información
Spinazzola enseña los dientes
Decretado el estado de optimismo en la Roja

Contra un presunto exceso de confianza porque Suiza no es la abatida Francia ha batallado Luis Enrique durante los días previos a la cita de este viernes. El seleccionador español tiene en la memoria los dos partidos de la Liga de las Naciones en los que España sufrió para ganar en Valdebebas (1-0) y empató en Basilea (1-1). “Ha pasado Suiza y lo bueno o la desgracia es que las dos selecciones nos conocemos bien. Como bloque es uno de los mejores equipos de la Eurocopa, por cómo presionan y atacan. Igual para el aficionado no tienen muchos nombres, pero va a ser muy complicado”, advirtió el técnico español en su comparecencia de este jueves.

Finiquitado el debate de la falta de gol tras los 10 tantos logrados ante Eslovaquia y Croacia y asentado en el medio del campo el trío Koke, Busquets, Pedri, es la defensa la línea de la Roja que aún no ha terminado por explotar. Los dos goles encajados ante los croatas en siete minutos que llevaron el encuentro a la prórroga han sido objeto de análisis por parte del cuerpo técnico. “En cuanto a la revisión de los goles encajados, la actitud del equipo es muy buena, pero es verdad que hubo algunos errores individuales”, dijo Luis Enrique. En el 3-2, de Orsic, Modric ganó la línea de fondo dentro del área con facilidad. El cabezazo de Pasalic en la frontal del área pequeña pilló despistado y paralizado a Pau Torres. Suecos y polacos ya evidenciaron en las pocas ocasiones que atacaron que la querencia de España por ir a presionar al rival a su área conlleva riesgos. Aún así, Luis Enrique sostiene la solidez de su equipo: “Somos de las mejores selecciones en defensa, yo me quejé de lo que hicimos con balón esos últimos minutos”.

La defensa es la línea más volátil de España en esta Eurocopa. Aymeric Laporte, junto al meta Unai Simón, es el único componente que ha disputado los cuatro partidos desde el inicio. Los dos laterales han sufrido alteraciones. En la derecha, Llorente jugó los dos primeros encuentros ante Suecia y Polonia. Azpilicueta se hizo con el puesto contra Eslovaquia y Croacia. En el flanco izquierdo, Jordi Alba fue el dueño en las tres citas de la primera fase. Contra los croatas, Gayà fue el utilizado de arranque. En el centro de la defensa, Laporte ha tenido dos veces como pareja a Pau Torres y otras dos a Eric García.

De nuevo, la duda del césped

La dupla Laporte-Eric ha roto con la transgresión de los dos centrales zurdos con la que Luis Enrique irrumpió en el campeonato. La pareja, que viene rodada de los años que han convivido en el Manchester City, tiene más automatismos adquiridos que cualquier otra de las que pudiera escoger el preparador asturiano. “Nos complementamos muy bien en todos los sentidos. Por ejemplo, en la salida del balón, al ser yo zurdo y él diestro”, asegura Laporte, que dio por zanjada su comparecencia con un cortante sí cuando fue inquirido por cuál de los dos perfiles se sentía más cómodo. Por la presión alta que Suiza practica, Eric García, Laporte y Unai Simón serán muy exigidos en el juego con el pie. Y Luis Enrique les aconseja no fustigarse con los errores cometidos apelando a la memoria de pez y esperando que el césped del estadio no les juegue una mala pasada. En tres días, España no se ha entrenado en el estadio de San Petersburgo al estar castigada la hierba por su reciente uso. El coliseo ha acogido seis partidos de la primera fase, tres del grupo B y tres del E, y la organización ha decidido preservarlo. “No es el mejor césped, pero no está mal”, aseguran en la federación.

</CW>

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS