“De pequeño creo que paré un penalti”

Unai Simón se convierte en el gran héroe de la Roja, a la que devuelve a unas semifinales de la Euro nueve años después

Luis Enrique y Unai Simón se abrazan tras el partido. En vídeo, declaraciones de Simón tras el partido.Vídeo: SEFÚTBOL / EUROPA PRESS / EPV

La sensación de que el débil le planta cara al fuerte y la discutida expulsión de Freuler desataron una de esas descargas de épica en las que el fútbol fue capaz de agitar a la masa silenciosa y neutra que asistía al encuentro en el Gazprom Stadion de San Petersburgo como quien presencia un concierto de música clásica. Del volcán a favor de Suiza en el que terminó por convertirse el recinto salió Unai Simón confirmado como el nuevo portero milagrero de España.

SUISuiza
Suiza
1
Sommer, Manuel Akanji, Ricardo Rodríguez, Widmer (Mbabu, min. 100), Elvedi, Freuler, Zuber (Fassnacht, min. 91), Zakaria (Schar, min. 100), Embolo (Ruben Vargas, min. 22), Shaqiri (Djibril Sow, min. 81) y Seferovic (Gavranovic, min. 81)
ESP España
1
España
Unai Simón, Azpilicueta, Laporte, Alba, Pau Torres (Thiago, min. 112), Busquets, Koke (Marcos Llorente, min. 91), Pedri (Rodrigo, min. 119), Sarabia (Dani Olmo, min. 45), Ferrán Torres (Oyarzabal, min. 90) y Morata (Gerard Moreno, min. 54)
Goles 0-1 min. 8: Zakaria (p.p.). 1-1 min. 68: Shaqiri.
Árbitro Michael Oliver
Tarjetas amarillas Widmer (min. 66), Laporte (min. 92) y Gavranovic (min. 121)
Tarjetas rojas Freuler (min. 76)

Si su paso del infierno a la gloria ante Croacia fue histórico, no menos lo serán ya los dos penaltis que detuvo. Su abrazo al término de la tanda con Luis Enrique será una de las imágenes de esta Eurocopa. “Me he venido un poco arriba en la celebración, pero es lo que me pedía el cuerpo, no suelo ser así. Es un momento de euforia y he sacado toda la rabia y las ganas”, dijo extasiado antes de tener un detalle con Sommer, el meta suizo. “Yo le hubiera dado el premio del mejor jugador del partido a él. Ha hecho buenas paradas y ha detenido un penalti”, se sinceraba mientras agarraba el trofeo. “Contra el Betis paré dos en una tanda y hay que contar la que tiraron fuera. Creo que de pequeño paré algún penalti también”, prosiguió eufórico. Según Opta, y sin contar tandas, hasta ahora había parado un penalti de 15 en su carrera profesional. “Ahora hay que tener la mentalidad de que cada partido es nuevo. Para las semifinales hay que salir igual, con la cabeza con el único pensamiento de ganar. Hay que ganar esta Eurocopa”, proclamó muy convencido Simón.

Los dos penaltis que detuvo enmendaron la tanda para España. Con el primero contrarrestó el error de Busquets y con el segundo el de Rodri. El tercero errado por los suizos lo mandó Vargas a las nubes, intimidado por las dos acciones anteriores de Unai Simón y apocado por su baile de movimientos por detrás de la línea de gol. Cuando Oyarzabal ajustició a Sommer, la piña de internacionales españoles se abalanzó sobre el delantero de la Real Sociedad y el guardameta del Athletic, convertido ya en el gran personaje de esta selección al devolverla a unas semifinales de la Eurocopa nueve años después de la edición de 2012 que acabó conquistando.

Si en 2008 fue Iker Casillas el que rompió la barrera de los cuartos de final que varaba a España en cada torneo, Unai Simón ha sido capital en los octavos contra Croacia y en cuartos ante la aguerrida Suiza. Ante los croatas tuvo que levantarse del error en el control del pase de Pedri. Frente a los suizos tuvo que remontar los fallos de los dos mediocentros de la Roja. Con la misma frialdad y naturalidad con la que explicó su fallo el miércoles ante la prensa española pareció situarse bajo los palos para afrontar la tanda de penaltis. Los lanzamientos se dieron en la portería en cuyo fondo se habían dado cita las escasas centenas de aficionados suizos desplazados a San Petersburgo.

Paradas salvadoras de Sommer

Los 24.000 rusos ya se habían decantado por la selección del país que abandera la neutralidad diplomática. Primero el silencio y después los abucheos presidieron los ataques, ya en superioridad, de España durante la prórroga. Los ánimos se encendían en cada contragolpe o acción defensiva de Suiza. Las paradas salvadoras de Sommer en la prórroga inflamaban al graderío. Cuando el colegiado señaló el final de la media hora extra fue celebrado como un triunfo por la hinchada rusa.

Más información
Unai Simón remedia a España
Luis Enrique: “Hemos sufrido muchísimo, ¿qué esperábais?”
El balón, ombligo del fútbol

Fue Sommer el que comenzó imponiéndose en la tanda cuando Sergio Busquets estrelló el primer lanzamiento en el palo. Gavranovic ponía por delante a Suiza en la primera ronda. En la segunda ya emergió Unai Simón. Olmo marcó para España antes de volar felino a su derecha para despejar el golpeo a media altura de Schär. Sommer adivinó el disparo de Rodri antes de que ejecutara otra estirada prodigiosa a su derecha. Esta vez el vuelo fue abajo. Pese a su envergadura alcanzó con la manopla el tiro raso de Akanji.

Gerard Moreno no desperdició ya la oportunidad de poner por delante a la Roja antes de que Vargas reventara la pelota por encima del larguero. Llegó el turno de Oyarzabal para decidir el pase a semifinales y el realista no falló. “Le he dicho a Simón que iba a ser su día. Cuando ha fallado Busi he dicho que Simón iba a parar tres. Me ha tocado a mí el quinto pero es trabajo de todos, de De Gea, Robert, el entrenador de porteros... Son cosas que se trabajan”, concluyó el realista.


Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS