Cucurella, un partido y dos incógnitas

El lateral espera resolver ante Argentina el pase de España a cuartos y también su futuro

Cucurella, durante el duelo ante Australia.
Cucurella, durante el duelo ante Australia.KIM HONG-JI (Reuters)

Hace poco menos de dos meses, mientras tomaba unos refrescos con sus amigos y hermanos en una terraza, le sonó el teléfono para decirle que preparara las maletas, que el seleccionador Luis Enrique le llamaba para jugar con la absoluta tras el positivo de Busquets por coronavirus. Entonces, el técnico forzó el confinamiento de los elegidos para la Eurocopa y Marc Cucurella (Alella, Barcelona; 23 años y futbolista del Getafe) —como el resto de la selección sub-21— se midió ante Lituania. Él, con el brazalete de capitán y de lateral izquierdo.

“Solo he tenido 15 días de vacaciones, pero esto se vive una vez en la vida y tenemos muchas ganas de luchar por las medallas”, cuenta el futbolista, ahora en el equipo olímpico y con su futuro por definir. Primero con España, que se juega el pase a cuartos de final ante Argentina —este miércoles a las 13.00; le vale con el empate—, líder por ahora en la liguilla con cuatro puntos, uno más que la Albiceleste y Australia, que se enfrentará a Egipto. Y después, su futuro inmediato, toda vez que tiene contrato con el Getafe hasta 2024 y novias no le faltan.

Brighton y Roma

Uno de los que se ha interesado en las últimas fechas es la Roma de José Mourinho, preocupado por la larga lesión de Spinazzola que fue la sensación de la Eurocopa hasta que se rompió el tendón de Aquiles. También está el Brighton de la Premier, que ha cerrado el 7 de agosto un amistoso con el Getafe y espera retomar las conversaciones, toda vez que hicieron una oferta inicial de 15 millones. “No se va si no pagan la cláusula de rescisión”, le dijo Ángel Torres, presidente del Getafe, al técnico Míchel. “Me han llegado muchos rumores de que mi cláusula es 30 millones, es mentira. Mi cláusula es de 18 millones”, resolvió el jugador hace unas semanas. “Pero no quise ofender a nadie, sino aclarar la situación”, maquilló después, al tiempo que agregó: “Me llamó Míchel para felicitarme y que disfrutara de la experiencia de los Juegos Olímpicos. Muy buenas sensaciones y con ganas de conocerlo en persona y estar a sus órdenes”. Pero eso está por ver.

Más información
Luis de la Fuente: “En algún momento Asensio y Ceballos tienen que explotar”
Oyarzabal y mucha fe, la pócima de España

Formado en la cantera del Barcelona, a Cucurella le dieron alas fuera del Camp Nou en 2018, cuando Ernesto Valverde se decidió por Miranda (Betis) antes que por él, también porque tenía ofertas y la ambición de asentarse en Primera antes que volver a jugar en el filial. Se marchó al Eibar y cuajó un gran curso, suficiente para que el Getafe lo pidiera a préstamo en la siguiente temporada y se hiciera con él después por 10 millones y una bonificación del 10% en el siguiente traspaso.

Con Bordalás jugaba de medio por la izquierda y en la selección lo hace en la retaguardia. “Lateral es mi posición ideal, donde puedo sacar mis mejores virtudes”, afirma Cucurella. Esas que espera España que saque ante Argentina —suplente ante Egipto, pero titular contra Australia— y esas que le ven los equipos que le quieren. En unos días, resolverá las dos incógnitas.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre los Juegos de Tokio

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS