Francia frustra a Doncic y disputará la final olímpica de baloncesto contra EEUU

Un tapón de Batum frena a Eslovenia (90-89) y los estadounidenses arrollan a Australia (97-78)

El tapón de Batum a Prepelic que evitó la canasta y permitió el triunfo de Francia ante Eslovenia.
El tapón de Batum a Prepelic que evitó la canasta y permitió el triunfo de Francia ante Eslovenia.CHARLIE NEIBERGALL (AFP)

Un tapón de Batum a Prepelic en el último segundo acabó con la epopeya de Doncic y Eslovenia. La primera derrota del equipo esloveno desde que se estrenó Doncic como jugador internacional en 2017 le impedirá estar en la final de los Juegos Olímpicos. Francia, gracias al tapón de Batúm, ganó por 90-89 y jugará mañana (4.30) por la medalla de oro ante Estados Unidos, que arrolló a Australia por 97-78.

La extraordinaria historia de Doncic y la selección eslovena a la que clasificó para los Juegos por primera vez en su historia no podrá concluir con el final que soñaba. Francia consiguió sobreponerse a los estragos que causa el juego del base de 22 años en un partido extraordinario, muy reñido y de una enorme tensión entre los jugadores.

Más información
Luka Doncic revoluciona los Juegos con una actuación antológica
Estados Unidos pierde ante Francia su primer partido olímpico desde 2004

Doncic acabó con un triple doble: 16 puntos, 10 rebotes y 18 asistencias. Una prestación enorme, acompañada por la de Mike Tobey, con 23 puntos y 8 rebotes.

Francia dominó el rebote y estuvo muy acertada en los triples, con 12 aciertos en 25 lanzamientos. Rudy Gobert se adueñó del interior de la zona, recogió 16 rebotes y fue el primer abastecedor de balones para los jugadores exteriores. De Colo sumó 25 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias y Fournier, 23 puntos y 5 rebotes.

Francia apretó el acelerador en el tercer cuarto (60-52). Tomó ventaja y Doncic empezó a perder los nervios, con constantes quejas a los árbitros por considerar que no estaban señalando las faltas que recibía. También mantuvo algún cruce de palabras con el banquillo francés. Blazic y Dimec, redujeron la diferencia a la nada. Tobey empató a 78 primero y a 85 poco después. La tensión desembocó en faltas técnicas para Blazic y para Vincent Collet, el seleccionador francés. Un triple de Luwawu Cabarrot puso el 90-85 a falta de un minuto para el final. Prepelic anotó un tiro libre, falló el segundo, pero sacó una falta en ataque de los franceses y aprovechó una asistencia de Doncic para poner el 90-89 en el marcador. Faltaban 33 segundos. De Colo falló un lanzamiento a falta de 22 segundos. Doncic capturó el rebote defensivo y se produjo la acción defensiva con el intento de canasta de Prepelic que taponó Batum.

Francia disputará final olímpica por tercera vez en su historia. Perdió la dos anteriores, las dos contra Estados Unidos. Fueron en Londres 1948 y en Sidney 2000, esta última por 85-79, con jugadores como Vince Carter, Kevin Garnett, Jason Kidd y Ray Allen en el equipo estadounidense y con Rigaudeau, Gadou, Foirest, Bilba y Risacher en el francés. Estados Unidos, que aspira a sumar cuarto oro olímpico de manera consecutiva, perdió ante Francia en el primer partido de la fase de grupos por 83-76. El equipo estadounidense pagó aquel día su mala preparación, con bajas como la de Kevin Love por lesión y Bradley Beal por la covid, y tres jugadores importantes como Booker, Holiday y Middleton que acababan de incorporarse al equipo después de haber competido en la final de la NBA.

El juego de la selección que dirige Gregg Popovich fue mejorando y también los resultados. Arrolló a Australia en la semifinal por 97-78 aunque pasó un mal trago durante un primer tiempo en el que llegaron a dominar por 15 puntos. Pero ya antes del descanso los estadounidenses, de la mano de Kevin Durant, igualaron y en la segunda parte arrasaron. El parcial del tercer cuarto, 32-10, fue definitivo. Destacaron Kevin Durant con 23 puntos y 9 rebotes, y Devin Booker, con 20 puntos.

Collet, el seleccionador francés, explicó cómo intentaron encarar el partido ante Eslovenia: “El plan de juego fue no sacrificar todo por Doncic, queríamos defenderle de un lado, y no de la forma en la que los equipos de los NBA suelen hacerlo, defenderlo a la izquierda aceptando sus tiros de paso atrás. He observado que cuando va a la derecha es más profundo”. La reflexión fue previa a sus consideraciones sobre la final que les enfrentará a Estados Unidos: “Sabemos que es favorito en la final, pero espero que podamos jugar contra ellos con la misma fuerza y energía”.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre los Juegos de Tokio

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS