¿Qué países ganan más medallas en los Juegos Olímpicos? Así son las superpotencias por riqueza y población

EE UU y China suelen dominar el medallero, pero hay países pequeños con éxitos espectaculares como Jamaica, Cuba, Nueva Zelanda o Eslovenia. Un análisis de los dominadores desde Sídney 2000

Las tres jamaicanas monopolizando el podio en 100 metros, llevándose oro (Elaine Thompson-Herah), plata (Shelly-Ann Fraser-Pryce) y bronce (Shericka Jackson) en Tokio 2020
Las tres jamaicanas monopolizando el podio en 100 metros, llevándose oro (Elaine Thompson-Herah), plata (Shelly-Ann Fraser-Pryce) y bronce (Shericka Jackson) en Tokio 2020David J. Phillip (AP)

El pódium olímpico suele tener los mismos protagonistas. EEUU y China han estado siempre entre los tres mejores desde Sídney, acompañados primero por Rusia y desde Londres 2012 por Reino Unido. Estas potencias son países grandes y relativamente ricos, pero hay también pequeños milagros: Bahamas tiene 390.000 habitantes –es como Albacete– y ha ganado 10 medallas, las mismas que Portugal, que tiene 25 veces más población.

El gráfico representa el total de medallas que ha conseguido cada país en unos Juegos Olímpicos desde Sídney hasta Tokio (a 5 de agosto), en absoluto y por millón de habitantes.

Arriba aparecen los países con más medallas, empezando por EE UU (616), China (455) y Rusia (418), seguidas de Reino Unido (290), Alemania (266), Australia (257) y Francia (216). España aparece en el puesto 15 (con 96).

A la derecha destacan los países con más metales por habitante, como Bahamas (29 por millón), Jamaica (20) o Nueva Zelanda (16), que multiplican hasta por 15 las que logran españoles, austriacos o estadounidenses (2).

Otros países exitosos para su tamaño son Australia (12), Eslovenia (11), Cuba (11), Estonia (10), Dinamarca (9,5) o Hungría (9). Seguidos por un segundo grupo con muchos europeos, desde Croacia (8,5), Noruega (8), Países Bajos (8), Bielorrusia (7), Lituania (7) o Letonia (6,5) y hasta Suiza (6), Suecia (5), República Checa (5), Bulgaria (5) o Eslovaquia (5). Son países relativamente pequeños —que es un ventaja porque llevan más atletas en proporción—, con sobrerrepresentación de nórdicos y de antiguas repúblicas soviéticas y yugoslavas. Pero además cumplen otro patrón: son relativamente ricos.

La riqueza importa en el medallero. Por eso los países europeos destacan (en rojo) claramente sobre los africanos (azul). El secreto para lograr muchas medallas es tener atletas potenciales y luego poner recursos para convertir ese potencial en rendimiento deportivo. No es casualidad que Noruega lleve 37 medallas desde 2000 y Togo solo una, aunque sean del mismo tamaño, porque Noruega es 50 veces más rica. Para ver esa relación hemos preparado el siguiente gráfico, con las medallas y el PIB de cada país.

En el gráfico se ve que los países con más PIB per cápita ganan más medallas olímpicas por habitante. Pero hay casos excepcionales.

  • Kenia y Etiopía. Con 61 y 41 medallas desde Sídney, los dos países logran bastantes más metales de los que corresponden a su tamaño y pobreza. Los han logrado siempre en atletismo de media y larga distancia, con estrellas como Tirunesh Dibaba o Eliud Kipchoge.
  • Los antiguos soviéticos. Estonia, Hungría, Bielorusia, Ucrania y Moldavia destacan también. Lituania, por ejemplo, tiene 22 medallas, las mismas que Bélgica, que es más rica y tres veces más grande.
  • Australia y Nueva Zelanda. Los dos países están entre los mejores en medallas por habitante. Australia es el único con más de 20 millones que consigue 10 medallas por millón (suma 257, mientras que España no llega a 100 con el doble de gente).
  • La europa del norte. Otros países que destacan entre los más ricos son Dinamarca (9 por millón), Noruega (7,5) y Países Bajos (7). Los neerlandeses son solo 16 millones pero suman 122 medallas desde Síydney, por delante de países bastante más poblados como Canadá (103) o Polonia (63), y cerca de Italia (183), cuatro veces más grande.
  • Algunos caribeños. Muchos países de la región destacan en atletismo y tienen un montón de metales para su tamaño: Trinidad y Tobago, Jamaica y Bahamas han logrado 10, 18 y 29 medallas por millón de habitantes. Los bahameños son unos 400.000, pero tienen 10 medallas, casi tantas como Portugal, que es 100 veces más grande. Jamaica tiene 53 metales con 3 millones de habitantes, pulverizando a países de tamaño parecido como Uruguay (1), Panamá (1) o Costa Rica (2).
  • Cuba. En la isla han logrado 123 medallas con 11 millones de habitantes (11 por millón). Por comparar, países de tamaño similar como Chile o Túnez solo tienen 5 y 9 medallas. Está por delante de países medianos, ricos y exitosos, como Países Bajos (8 por millón) o Suecia (5).
  • Ser muy grande es peor. Los países más poblados tienen difícil lograr muchas medallas por habitante, porque no envían todos los atletas que les corresponde por población (si no, uno de cada 5 sería chino). Por ejemplo, Irlanda lleva 125 atletas (con 4,5 millones de habitantes), por los 336 de España (47 millones) y los 423 de China (1.389). Entre los países de más de 100 millones de habitantes, los que consiguen más medallas son Rusia (2,9 por millón), EE UU (2), Japón (1,5), Brasil (0.5) y China (0,3). Otros gigantes asiáticos y africanos lo hacen peor, como Indonesia (0,1), Nigeria (0,1) e India (0,01), que tiene 17 metales para 1.200 millones de habitantes.

Los dominadores por deportes y pruebas

Hay países que brillan de forma espectacular en algunos deportes. Por ejemplo, Bielorusia ha ganado un 20% de todas las medallas en gimnasia rítmica,100 veces más de las que corresponden a su población (0,15%). Abajo mostramos los países destacados (es útil ordenar la tabla por porcentaje de medallas logradas o por la ratio de ese porcentaje sobre su población).

Otros dominios espectaculares son el de Países Bajos en hockey, donde han ganado 8 de 10 medallas posibles —no pueden presentarse más de dos equipos—, o los de Suiza en triatlón, Dinamarca en bádminton, Georgia en lucha, Cuba en boxeo y Nueva Zelanda en remo y en vela.

También hay pruebas con dominios brutales de países grandes. Es lo que ocurre con Rusia en gimnasia rítmica (ha ganado casi la mitad de las medallas) o China en tenis de mesa (57%). Pero también con Brasil en voley playa, donde tiene el 37% de medallas presentando dos parejas, o con EE UU en baloncesto, que ha logrado todas las medallas posibles desde Sídney (33%), llevándose el oro siempre en hombres y en mujeres, salvo en 2004.

España destaca en tenis (donde ha ganado 10 veces más medallas de las que le tocan por población), en canoa (7), vela (6), ciclismo (6) y taekwondo (5).

Los dos países más espectaculares en atletismo son Bahamas y Jamaica, que logran 100 o 200 veces más medallas de las que corresponden a su tamaño. Pero su rendimiento es todavía más asombroso en algunas pruebas concretas. Es lo que recoge la penúltima tabla.

Bahamas ha logrado 4 de 5 medallas posibles en el 4x400 masculino, que son 4.000 veces más de las que debería ganar un país que no representa ni el 0,01% de la población mundial. Jamaica arrasa en muchas pruebas de velocidad, desde 100 a 400 metros, pero lo más impactante es el dominio de sus atletas en los 100 metros femeninos: han conseguido el 67% de las medallas desde Sídney, aunque el país no representa ni el 0,05% de la población mundial.

En Tokio ganaron oro, plata y bronce.

El éxito de los anfitriones

Otro patrón en el medallero es el éxito del país organizador, que casi siempre aumenta su producción de metales. Así fue en Barcelona 1992, cuando España logró 22 medallas, muchas más que nunca antes, y más que nunca desde entonces. A partir de ese año todos los organizadores han tenido hito de medallas en sus Juegos, con la excepción de EEUU con Atlanta 1996.

¿Por qué ocurre esto? Hay diferentes explicaciones. En general se sabe que jugar en casa ofrece ventaja en muchos deportes, por el apoyo del público, por la familiaridad con el entorno, por evitar el jet lag, o porque los arbitrajes son más favorables. Los árbitros de baloncesto sancionan más faltas a los visitantes y los de fútbol les sacan más tarjetas.

Otra ventaja de los anfitriones es que presentan más atletas, lo que aumenta la posibilidad de llevarse alguna medalla afortunada. Según FiveThirtyEight, los organizadores llevan unos 200 atletas extra, como hizo España en 1992 (pasó de 229 a 422) o Gran Bretaña en 2012 (de 304 a 530).

Pero otro clave vuelve a ser el dinero. Los organizadores suelen invertir más recursos en sus atletas en los años antes de los Juegos, cuando ya sabes que serán en tu país. Y esa inversión parece tener réditos. Una señal es lo que pasa en los Juegos después de los que organizó un país, cuando el anterior anfitrión ya no tiene ventaja de campo ni puede presentar más atletas, pero el resultado a menudo sigue siendo mejor, como se vio después de Barcelona, Sídney o Londres. Hay un premio al país organizador que parece durar más allá de sus Juegos.

Metodología. Los datos de medallas de cada país en cada cita olímpica se han obtenido de la Wikipedia. Los datos de evolución de población y PIB per cápita proceden de OurWorldInData (los de Cuba son del Banco Mundial). El PIB está ajustado de inflación a dólares de 2011. En los dos primeros gráficos, la población y el PIB son la media desde el año 2000.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre los Juegos de Tokio

Normas

Más información

Archivado En