Argentina ARG
2
Messi 63',Enzo Jeremias Fernandez 86'
México MEX
0
Finalizado

Scaloni: “La sensación es que te estás jugando más que un partido. No lo comparto”

El seleccionador argentino insiste en su mensaje desdramatizador del fútbol tras un triunfo balsámico que acaba con unos días muy tensos alrededor de la Albiceleste

Lionel Scaloni, en un momento de tensión durante el partido contra México.
Lionel Scaloni, en un momento de tensión durante el partido contra México.KIRILL KUDRYAVTSEV (AFP)

“Pasó el sacudón, Messi desató el nudo”, le lanzaron a Lionel Scaloni en cuanto se sentó en la sala de prensa. El técnico argentino sonrió, trató de armar una respuesta sobre las evidentes dificultades que había sufrido su equipo para construir fútbol, pero terminó encogiéndose de hombros: “Ya lo vieron, el 10 decidió. Atrás tiene a un grupo que lo apoya, es emocionante en todos los sentidos”, se felicitó el de Pujato.

ARGArgentina
2
Emiliano Martínez, Marcos Acuña, Otamendi, Lisandro Martínez, Montiel (Nahuel Molina, min. 62), Di María (Cristian Romero, min. 68), De Paul, Alexis Mac Allister (Exequiel Palacios, min. 68), Guido Rodríguez (Enzo Jeremias Fernandez, min. 56), Lautaro Martínez (Julián Álvarez, min. 62) y Messi
MEXMéxico
0
Ochoa, Kevin Álvarez (Raúl Jiménez, min. 65), César Montes, Héctor Moreno, Jesús Gallardo, Néstor Araújo, Luis Chavez, Héctor Herrera, Guardado (Erick Gutiérrez, min. 41), Hirving Lozano (Roberto Alvarado, min. 72) y Ernesto Vega (Carlos Antuna, min. 65)
Goles 1-0 min. 63: Messi. 2-0 min. 86: Enzo Jeremias Fernandez.
Árbitro Daniele Orsato
Tarjetas amarillas Néstor Araújo (min. 21) , Montiel (min. 42) , Erick Gutiérrez (min. 49) , Héctor Herrera (min. 65) y Roberto Alvarado (min. 88)

En una noche catarí donde la muchachada albiceleste saboreó durante una hora el ácido de una posible tragedia, Messi agarró la noche por la pechera. Era su partido mundialista número 21, como Maradona, y terminó la jornada con los mismos goles que el ídolo caído (ocho). La Pulga admitió la angustia de las últimas jornadas después del gatillazo contra Arabia Saudí (1-2). “Estos días los vivimos con mucha bronca, se hicieron largos. Sabíamos que era un partido límite, pero por suerte la victoria fue un descargo para el vestuario. Ahora nos da tranquilidad para volver a depender de nosotros”, expuso el atacante del PSG, que en otro momento aceptó que la inexperiencia había resultado una carga en su entrada en el Mundial. “Nos costó el primer partido, normal porque había muchos condicionantes. Muchos chicos juegan su primer Mundial, el horario... No son excusas, pero no salimos como teníamos que salir”, comentó.

Vista la incapacidad de sus compañeros para coser el juego, fue directamente él quien tomó el mando de las operaciones en el medio. No le resultó sencilla la tarea. Abandonó el ladrillo en el que se movió el pasado martes, y amplió su radio de acción para bajar a recibir como un centrocampista más. “El primer tiempo fue difícil por la situación y la necesidad. No movíamos la pelota, no encontrábamos los espacios, pero era normal por lo que nos jugábamos. En el descanso, éramos conscientes de que teníamos que bajar una marcha y jugar con más tranquilidad”, analizó.

Nadie más que él para aflojar el botón que presionaba cada vez más el cuello. Y lo hizo de una forma muy coherente con su noche: desde fuera del área. La estrella argentina vivía lejos de Memo Ochoa, tratando de hilvanar el juego, así que la tarea tenía que ser a distancia. Encontró pista Di María por la derecha y ahí, cerca de la corona del área, andaba el 10, que se la acomodó y le sacó filo a la navaja para meterla cruzada.

Máxima asistencia desde 1994

El desahogo albiceleste resultó enorme y el discurso del seleccionador tuvo más de emocional que de futbolístico. Scaloni se puso a analizar los ajustes tácticos que habían realizado tras el intermedio, con la entrada de Enzo Fernández en lugar de Guido Rodríguez en el medio, pero las vísceras terminaron dominando el mensaje. “Es emocionante verlos jugar. Quien no se sienta identificado con ellos es porque no quiere a la selección. Lamentablemente, no es lo mismo jugar con esta camiseta que con otras [en referencia a la presión extra]. Estoy orgulloso y emocionado de lo que han hecho”, apuntó Scaloni, que volvió a desatarse y a lanzar un discurso sobre el excesivo dramatismo que rodea históricamente a su equipo cuando un periodista le mencionó la imagen de Pablo Aimar, su ayudante, roto en el banquillo por la tensión cuando la victoria ya estaba hecha.

“Habría que tener un poco más de sentido común y pensar que es solo un partido de fútbol. Ahora recibo un mensaje de mi hermano, llorando, que se había ido al campo y no había escuchado el encuentro. No puede ser. La sensación es que te estás jugando algo más que un partido. No lo comparto. Eso mismo sienten los jugadores cuando salen a la cancha. Me parece que tenemos que corregirlo. De lo contrario, cada que vez que tengas que pasar una eliminatoria con la selección, va a ser así. Es difícil hacer entender a la gente que mañana sale el sol, se gane o se pierda. Lo importante es intentarlo”, desarrolló.

La vasija de Lusail, al norte de Doha, reunió la mayor afluencia de público en un partido de un Mundial (88.966) desde la final de 1994 en Estados Unidos (94.194). Ellos asistieron a lo que Argentina espera que sea el principio de otro torneo para sus intereses. El próximo miércoles lo deberá confirmar ante la Polonia de Robert Lewandowski.

Clasificación
Grupo C PT PJ PG PE PP
1 4 2 1 1 0
2 3 2 1 0 1
3 3 2 1 0 1
4 1 2 0 1 1
Grupo C PT PJ PG PE PP
1 4 2 1 1 0
2 3 2 1 0 1
3 3 2 1 0 1
4 1 2 0 1 1
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS