La llegada de los jugadores de la selección a Barajas fue tan peligrosa como el partido

Hacia las ocho de la tarde comenzaron a llegar muchos aficionados a la nueva terminal de Barajas, donde era esperada la selección. A las nueve y media, el número ya era importante y las continuas presiones sobre las puertas de cristal de la sala de aduanas número dos, señalada en principio para la entrada de los seleccionados, amenazaban con saltarlas, como, al final ,ocurriría. Se habían instalado puestos de venta de gorros, bufandas y banderas con los colores nacionales, y también de pegatinas con los colores de la bandera argentina y el texto: «España, al Mundial-78».A los informadores se nos dijo que como medida de seguridad se iba a desembarcar a los jugadores por el edificio de llegadas de Canarias, y allí nos trasladamos todos. Directivos del Madrid y del Atlético y las esposas de varios de los jugadores también fueron avisados, y a la llegada del avión todos nos encontrábamos en aquel lugar, a la espera del desembarco. Pero -entre tanto, la masa de aficionados rompió las vidrieras, desbordó todas las barreras y llegó hasta el pie mismo del avión en el momento en que los viajeros, tras varios minutos de espera, eran autorizados a desembarcar. Varios periodistas que salieron por la parte delantera del avión entraron en un autocar que les dirigiría a la salá de llegadas de Canarias, pero losjugadores no tuvieron esa suerte y fueron sacados en volandas.

Las lesiones de Juanito y Pirri

En la salida de Canarias, mientras, las esposas de Pirri -Sonia Bruno- y Juanito esperaban inquietas a sus maridos. Los companeros de prensa que lograron desembarcar por aquel lugar fueron los primeros en tranquilizarlas. Juanito, que estuvo inconsciente durante algunos minutos a causa del botellazo recibido cuando se retiraba a los vestuarios, había reaccionado favorablemente en las horas de vuelo. Vomitó en los vestuanos y, posteriormente, en el aeropuerto de` Belgrado, pero durante el vuelo se había encontrado bien. Respecto a él, el doctor Cadenas, médico del Madrid, señaló que hoy permanecerá en reposo todo el día -retcomendable medida de seguridad en los casos de conmoción-, pero que no será internado en ninguna clínica; su mujer está embarazada, y en esas condiciones y dado que existe buena impresión con respecto a su estado, se juzga lo más aconsejable. Si todo se desenvuelve normalmente, el jugador podrá actuar el domingo en el Camp Nou, donde se han de enfrentar el Barcelona y el Madrid en encuentro de máxima importancia correspondiente al campeonato de Liga. En cuanto a Pirri, si como parece seguro el examen que se le ha de practicar hoy confirma la fisura de peroné, tendrá unos dos meses de inactividad. Será baja, pues, en el encuentro de Barcelona.

No había júbilo entre los jugadores. Sin duda lo habían pasado mal, lo mismo durante el partido que después del mismo, y aunque había habido celebración con champán en el avión, los nuevos sobresaltos a la llegada habían terminado de hundir sus ánimos. Todos los seleccionados tuvieron que recorrer a pie una buena distancia entre la terminal de internacional y la de Canarias en busca de sus maletas cuando pudieron escapar de los aficionados. Sólo en este trayecto fue posible hablar con ellos. La impresión por la tremenda -casi insólita- dureza con que se emplearon los jugadores yugoslavos se traslucía siempre en sus primeros comentarios. Pablo Porta, presidente de la Federación Española de Fútbol, anunció su intención de elevar una protesta a la Federación Yugoslava y al máxirno organismo futbolístico europeo, la UEFA, por la conducta de público yjugadores yugoslavos. Al final del partido, muchos periodistas y aficionados españoles sufrieron golpes de diversa consideración. Realmente. el fútbol no es para tanto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS