Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

'Protección' USA en Filipinas

Los acontecimientos sangrientos se suceden en Filipinas. Resumidos en breves palabras, rezan así: aumento, en escala insospechada, de la ayuda norteamericana en armamento; envío de expertos militares y recorte de la ayuda económica a los proyectos de desarrollo. Lo que leemos de "protección USA" en Vietnam, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Chile, Argentina, Brasil ... está sucediendo aquí, en Filipinas. Masacres en masa, por ser "sospechosos comunistas", desapariciones, torturas para obligarles a confesar (desde colgarles del techo por los pies, haciéndoles tragar agua hasta ahogarles; violación de las mujeres, después de hacerles pasar por toda inimaginable salvajada; cortarles en pedacitos ... ).Y, ¿a quienes?. A indefensos campesinos, desde 8 a 70 años. Lo leemos en trabajos serios, realizados por Justicia y Paz, acompañados de testimonios de religiosos... Pero cuando resultan ser del grupo de tus amigos, como está ocurriendo ahora (siete catequistas a 20 kilómetros de Davao, entregados por entero a la construcción del Reino de Jesús, hoy y aquí... ) el dolor no es para describirlo.

Los habitantes de los hamlets (lugares de concentración de la gente que vivía en las montañas, en los valles, a los que obligaron a destruir sus casas y abandonarlo todo) han tenido que ir a un cierto lugar a registrarse, les han dado pancartas contra los "rebeldes" y eslóganes a favor del Gobierno; han tenido que marchar con ellas, jurar que no apoyarán al NPA (New People's Army, Nuevo Ejército del Pueblo), mientras aviones de guerra les cubrían, con sus metralletas apuntando a las masas de campesinos. A los pocos días, leíamos en los periódicos que 15.000 miembros del NPA se habían entregado al Gobierno en Lauc. Y así, un día tras otro.

La gente, desesperada, pide auxilio a los sacerdotes, religiosos (donde los haya) para que logren que el Gobierno cese en su táctica de "paz y orden" y que les dejen regresar a sus lugares de origen, volver a construir sus casuchas y... su vida organizada y tranquila de antes. /

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

en nombre de 59 religiosas y 17 sacerdotes de 13 diócesis de Mindanao

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS