500 refugiados se instalan en la frontera argelino-tunecina

Medio millar de palestinos, entre los que figura un grupo de setenta mujeres y niños, llegaron ayer por vía aérea a la localidad argelina de Tebessa, cerca de la frontera tunecina, donde han sido instalados en un campamento especialmente acondicionado. Integrantes del movimiento Al Fatah, que dirige Yasir Arafat, los palestinos habían llegado previamente a Larnaca (Chipre), procedentes de Beirut.El contingente palestino fue acogido en Tebessa por el número dos del régimen argelino, el responsable de su comité permanente, Mohamed Messadia. La ausencia del presidente Chadli Benjedid ha sido justificada por las reuniones que mantiene éste en Argel, con sus homólogos de Mali y Mauritania, a propósito de la concertación regional y el conflicto del Sahara occidental.

La elección de Tebessa como punto de acogida de los refugiados palestinos se habría efectuado a petición de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) que desea concentrar en los límites fronterizos de Argelia y Tunicia la mayor parte de los 2.000 combatientes que han sido enviados a estos dos países. El propio Arafat se instalará en la capital tunecina, al parecer, mientras el Consejo Nacional Palestino, que es el equivalente del Parlamento, seguirá residiendo en Damasco.

La presencia de los palestinos plantea una serie de problemas al régimen argelino, que se ha declarado presto a arrostrarlos. Los problemas son de diversa índole: políticos, en la medida que los refugiados personalizan una concepción radical del revolucionarismo árabe que comparte buena parte de la juventud de los países huéspedes, pero suscita no pocos resquemores en los estamentos dirigentes; materiales, en cuanto la estancia de los refugiados no puede limitarse a mantenerse inactivos militarmente, alejados considerablemente de los territorios ocupados por Israel. Sin embargo, tanto Argelia como Tunicia han reafirmado que no pretenden inmiscuirse en los asuntos internos de los refugiados y autorizan a la OLP a contar con toda la ayuda necesaría para continuar la lucha en favor de una patria palestina.

La colonia palestina en Argelia, cifrada en varios miles de personas, puede absorber sin dilemas a los refugiados, aunque tal no parece ser la intención de los dirigentes de la OLP, que pretenden mantenerlos encuadrados militarmente.

Al Fatah (Harakat el Tahrir al Watani Falastini) fue fundado por Arafat y otros dirigentes palestinos en 1956. Su rama mifitar, conocida por Al Assifa (La Tempestad), desató la primera operación contra los israelíes en enero de 1965.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS