Tribuna:El IVA, algo más que un impuesto/ 1
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

La tributación por valor añadido debe ir acompañada de una modificación del impuesto sobre la renta

Los cambios introducidos en el impuesto sobre la renta de las personas fisicas, según un estudio comparativo realizado para el Ministerio de Hacienda por Jorge Segrelles García, inspector financiero y tributario, han tendido a minorar el impacto que una mayor carga fiscal sobre el consumo produce sogre los perceptores de rentas medias y bajas.Las modificaciones en el impuesto sobre la renta de las personas físicas -sean cambios de tarifa, aumentos del mínimo exento o incremento de las deducciones de la cuota- han servido en aquellos países que las adoptaron para compensar la carga fiscal final sobre amplias capas de contribuyentes, evitando un previsible aumento de la misma. Partiendo de la premisa de que el IVA es regresivo, afirma Segrelles, resulta lógico que las, reducciones hayan sido superíores cuanto más bajos eran los niveles de renta.

El 'mal de Richardson'

Junto al citado objetivo, las reducciones en el IRPF sirven también para evitar la espiral inflacionista precios / salarios, también conocida como mal de Richardson (por ser la comisión británica presidida por Richardson la que predijo como posibles efectos del IVA esta espiral).

En síntesis, según la comisión Richardson, como consecuencia de la introducción del IVA se puede producir un rápido aumento en los precios, que genera demandas de aumentos salariales para mantener inalterado el poder adquisitivo, los cuales a su vez aumentali los costes empresariales y, en definitiva, Ios precios.

El efecto final, según la citada comisión, es que los posibles efectos beneficiosos del IVA se ven compensados por el aumento en los precios. Algunos países según el informe de Segrelles, entendieron que una forma de evitar presiones alcistas en los salarios consistía en reducir el IRPF de forma que el nivel de renta disponible real fuera el mismo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

De esta forma, añade el informe de Hacienda, las minoraciones en el impuesto sobre la renta de las personas fisicas atienden a un objetivo dual (estabilizador y redistributivo) al evitar tanto el proceso inflacionista como una distribución regresiva de la renta.

En Dinamarca, en 1967, se produjo un ejemplo claro de país en el que el IVA no sólo sirvió para compensar la recaudación perdida por el impuesto sustituido (un impuesto en la fase mayorista del 12,5%), sino que se pretendió -incrementar la recaudación sustancialmente (alrededor de 2.100 millones de coronas anuales más).

El resultado fue el previsto: la imposición sobre el consumo fue un 19% mayor el año que se implantó el IVA con relación al ejercicio precedente. Los precios, sin embargo, no se dispararon, y el éxito, en gran parte, se debió a las modificaciones introducidas en el IRPF.

A nivel general, según el estudio de Segrelles,, las medidas de reducción del IRPF han tenido lugar en los países pertenecientes a un área geográfica muy específica: el centro y norte de Europa.

En todos estos países, el nivel de renta es de los más altos del mundo y la participación del IRPF en el conjunto de ingresos fiscales totales es fundamental (salvo quizá en Francia). Asimismo, estos países se caracterizan por políticas sociales av adas y por contar con organizaciones sindicales fuertes y de implantación general.

Por ello, no es de extrañar que los Gobiernos defensores del IVA hayan acompañado su implantación con medidas de reducción de la presión fiscal en la imposición sobre la renta. De esta manera se perseguía el doble objetivo de mantener el poder adquisitivo de las clases menos poderosas y contener las demandas generalizadas de aumentos salariales.

El éxito en la consecución de estos fines puede catalogarse, se.gún Segrelles, sólo de parcial. Unicamente en Austria y Dinamarca se cumplieron con éxito ambos fines, mientras que en los restantes países en que se implantó el IVA las reducciones en el IRPF no fueron suficientes, y en los casos de Holanda, Francia y Noruega hubo necesidad de implantar controles de precios después.

Modificaciones en otros impuestos

Por otra parte, ápunta Segrelles, la introducción de un impuesto de ámbito tan general como el IVA facilita la reforma y reestructuración de otros impuestos; normalmente, los impuestos especiales sobre el consumo.

Estos cambios han consistido en aumento de los tipos de gravamen para incrementar -o al menos mantener- la recaudación global, quizá como medida precautoria ante un posible descenso de la recaudación (casos de Bolivia en 1973, Chile én 1915 y Panamá en 1977).

Otros países redujeron o modificaron sus impuestos sobre la producción: Ecuador, en 1970, redujo impuestos sobre las actividades mineras y Marruecos, en 1962, modificó los impuestos de producto y sobre sociedades. Colombia, en 1975, cambió la tributación sobre la renta, sobre la propiedad y sobre las ganancias de capital.

Algunos países hicieron coincidir en el tiempo la implantación del IVA con reducciones,en los derechos de aduanas y en los impuestos sobrl, el tráfico exterior: Irlanda (1972), Nicaragua (1975) y México (1980).

Por último, merece destacarse por su excepcionalidad, a juicio de Segrelles, el caso de Suecia, que al introducir el IVA, en 1969, creó un nuevo impuesto sobre las nóminas del 1% y a cargo de los empresarios o empleadores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS