gente

Esther Williams

y Virginia Mayo, dos de los símbolos eróticos más preciados en el lejano Hollywood de los años cincuenta y sesenta, han pasado por Palma de Mallorca de camino a las islas del Caribe. Las actrices, a bordo del yate griego Royal Odissey, procedían de Atenas. Esther Williams comentó que se retiró del cine cuando se casó con el actor argentino Fernando Lamas y que su conocimiento del español databa del rodaje del filme Fiesta con Ricardo Montalbán. Virginia Mayo se despidió de Mallorca con piropos hacia Reagan.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS