ECOLOGÍA

Los ecologistas tirarán flores al mar para protestar contra los vertidos radiactivos

Colectivos ecologistas de Tenerife han organizado una campaña en contra del vertido de residuos radiactivos en el Océano Atlántico, que se desarrollará mañana y pasado. Este último día, miércoles, finalizará la vista oral del juicio de faltas contra tres ecologistas tinerfeños, que el pasado mes de marzo colocaron bolsas de basuras ante el viceconsulado británico en Santa Cruz de Tenerife, en tal sentido de protesta. La campaña tiene lugar 12 días antes del anunciado vertido de residuos radiactivos en el Atlántico por parte del gobierno británico.Para las acciones promovidas ahora los grupos ecologistas han convocado a la población con el fin de que participe. Los colectivos Aire, Alfange, GECA, GEA, Alhóndiga, etcétera, anuncian para mañana una original operación consistente en arrojar flores al mar. El acto se celebrará en la dársena comercial del puerto de Santa Cruz de Tenerife, y en el mismo será dado a conocer el manifiesto del mar, en el que se defiende la idea de que éste medio es un patrimonio de la humanidad y no un lugar para el uso y abuso de los diversos gobiernos.

El miércoles los ecologistas realizarán ante el viceconsulado del Reino Unido en la capital de la isla una protesta, para la que han hecho un llamamiento a los ciudadanos con el propósito de acumular bolsas de basuras en las calles próximas a dicha sede diplomática.

El juicio contra los tres ecologistas, que se inició la semana pasada, finalizará el miércoles en el juzgado del distrito número 3, de Santa Cruz de Tenerife. Las tres acusados participaron el pasado 21 de marzo, coincidiendo con el Día del Árbol, en un acto de denuncia contra los vertidos radiactivos, que consistió en la colocación de basuras ante la citada sede del viceconsulado británico, a raíz de que un buque británico investigara en los fondos marinos próximos a Canarias, con el fin de localizar fosas para verter dichos desechos.

La vista tuvo que ser aplazada hasta pasado mañana, al no comparecer uno de los inculpados en el juzgado de distrito número 3, donde se celebra, al no haber sido, al parecer, citado.

El biólogo Carlos Silva y los estudiantes Guillermo Martín García y Antonio Morales Rodríguez, son acusados, sin que los cargos hayan sido hechos públicos, de una posible falta contra la seguridad de la población. Los informes del fiscal y de la defensa se conocerán el miércoles. El juez, durante la vista de la semana pasada, llegó a interrumpir a los ecologistas cuando éstos intentaron explicar que los motivos de su acción se refieren a la gravedad de los vertidos radiactivos y a la necesidad de mentalizar a la gente sobre ello. El juez afirmó que ese no era el objeto del juicio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción