GENTE

Pilar Ponce

es desde el pasado sábado Maja de España 1983, elección que tuvo lugar en Reinosa (Santander), en el curso de una fiesta organizada al efecto. La nueva maja, sin embargo, no pudo recoger en público los regalos que tradicionalmente reciben las ganadoras de estos certámenes ni recibir la banda y el tradicional ramo de flores, ya que, tras conocerse su elección, el públicó reprochó la decisión del jurado y, a gritos de "tongo, tongo..." hizo patente su disconformidad, ya que estimaba que había otras finalistas merecedoras de tal título. Pilar Ponce, que era la representante madrileña en el certamen, posó posteriormente para los fotógrafos con la banda y la copa de vencedora.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción