Entre declaraciones de principios concretos

La reunión de intelectuales y creadores franceses y españoles que fue clausurada ayer por los ministros de Cultura de ambos países, Jack Lang y Javier Solana, fue considerada como una sesión preparatoria de la cumbre hispanofrancesa que se celebrará hoy y mañana en La Granja. Por eso hubo declaraciones de principios y por eso se presentaron también propuestas concretas.Tras el análisis que intelectuales franceses y españoles hicieron de las mutuas relaciones, de los mutuos desequilibrios -sobre todo en materia de teatro, cine y libros-, que se inclinaban con un signo más negativo para España, los asistentes expresaron la necesidad de tomar conciencia de temas de carácter más genérico,, como son las tensiones que existen entre las culturas dominantes o centrales y las culturas periféricas, o de la conveniencia de reforzar la cultura mediterránea.

Más información
Intelectuales franceses y españoles quieren profundizar en una cultura propia del área mediterránea

El terreno de los grandes principios fue una materia reservada para los ministros. Así, Javier Solana resaltó, en primer lugar, la carga positiva que tiene este nuevo planteamiento del tratamiento de la cultura en los dos países. Sus relaciones ya no se reducen al terreno de lo político o lo económico, sino que se contemplan desde la perspectiva más amplia de la cultura.

Cultura mediterránea

Solana dijo en este contexto que la cultura será un instrumento esencial de acercamiento de las sociedades francesa y española "por encima de las diferencias que existen en otros terrenos". El ministro de Cultura español se refirió también al importante papel que corresponde a España y a Francia en el desarrollo de la cultura mediterránea.

Jack Lang prefirió no entrar demasiado en profundidad en temas como el de la definición del papel de la cultura en tiempos de crisis y sorprendió a todos los presentes -incluidos algunos de los asistentes al encuentro- en la conferencia de prensa final, cuando anuncié que iba a proponer en la cumbre de ministros franceses y españoles de hoy por lo menos cinco propuestas concretas relacionadas con la cultura de ambos países.

Cinco proyectos

Por orden de importancia, enumeró los siguientes proyectos, que son presentados bajo su exclusiva responsabilidad, puesto que no han sido estudiados por el grupo de intelectuales: en septiembre de este año se celebrará en Madrid una conferencia europea sobre cinematografia; se trabajará en contactos productivos entre las televisiones francesa y española con vistas a participar en coproducciones; se anuncia un proyecto de creación de una llamada universidad del Mediterráneo, que tendrá carácter itinerante con sedes en diversas ciudades de la zona; se abrirá en Andalucía un centro de creación del Mediterráneo para el estudio de las culturas orientales (árabe y judía). Y el último punto es el de colaboración de los Gobiemos francés y español en la celebración de los actos del quinto centenario del descubrimiento.

El ministro galo, Jack Lang, citó también otros proyectos más concretos de cooperación para 1985. Entre éstos se encuentra una exposición en España sobre el siglo XVI, una muestra sobre Europa del Sur, una gran muestra sobre el pintor Paul Cézanne y otra exposición sobre la obra de MendesFrances. En materia de cine, el director cinematográfico Costa Gavras preparará un cielo de 100 días de cine español en París.

Los representantes franceses hablaron de las contrapartidas españolas que esperan obtener a estos proyectos en Francia: en Burdeos, una exposición sobre Medio siglo de pintura española; otra muestra de la joven pintura espaflola en Francia, y una tercera sobre El oro y la plata de los iberos. España responderá a la muestra de Paul Cézanne con una de Francisco de Goya en Francia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS