El Gobierno andaluz regula por primera vez en España la figura del asesor presidencial

La figura de los asesores del presidente ha quedado jurídicamente regulada, por vez primera en España, en la ley del Gobierno y la Administración de la comunidad autónoma andaluza, aprobada en el Parlamento regional con rechazo expreso de todas las enmiendas formuladas por los partidos minoritarios. La oposición acusó al PSOE en el poder de estar organizando un gobierno autónomo paralelo, compuesto por el presidente y sus asesores.Según el artículo 20 del proyecto de ley, al que se opusieron AP, centristas, PCE y PSA, los asesores, que tendrán rango de viceconsejeros, se integrarán en un Gabinete de la Presidencia concebido como órgano de asistencia política y técnica del presidente de la Junta, y para el desarrollo de sus tareas podrán crearse los departamentos que se estimen necesarios, cuyos directores tendrían rango de jefes de servicio.

Este último extremo fue especialmente criticado por los partidos de la oposición, por considerar que los asesores no tienen por qué disponer, a su vez, de departamentos de asesoramiento, con la consiguiente inflación burocrática y de gastos. A nivel político, se estimaba que el proyecto socialista consagraría la posibilidad de que ,el presidente y sus asesores se constituyan en gobierno paralelo por encima del propio Consejo de Gobierno. El centrista Arenas del Buey aventuró que tal hipótesis podría hacerse realidad en caso de que se reproduzcan las divergencias políticas entre Rafael Escuredo y la dirección del PSOE.

Por su parte, Amparo Rubiales, consejera de Presidencia, subrayó el hecho positivo de que precisamente por vez primera en el ordenamiento jurídico español se ha regulado, con esta ley, la figura y las funciones de los asesores, terminando con la discrecionalidad y oscuridad existentes en esta materia y proporcionándoles, al mismo tiempo, los medios precisos para el desempeño más eficaz de su labor.

En la actualidad, el presidente Escuredo tiene cuatro asesores, tres de ellos antiguos dirigentes del Partido Socialista de Andalucía, específicamente dedicados a informática, relaciones con la Comunidad Económica Europa, asuntos jurídicos y política cultural. La remuneración total de cada asesor supera los cuatro milones de pesetas anuales.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS