Beguin rechaza la propuesta de EE UU de establecer un calendario de retirada

Estados Unidos ha propuesto a Israel que prepare un calendario para una retirada desus fuerzas en Líbano con la esperanza de que ello pueda llevar a Siria a aceptar una evacuación similar, según han manifestado fuentes de la Administración norteamericana a The New York Times. El Gobierno israelí ha rechazado toda posible evacuación de sus tropas antes que la sirias, y decidirá en los próximos días un repliegue de sus soldados a posiciones estratégicamente más atractivas, según informa Efe desde Jerusalén.La propuesta norteamericana, que supone un importante cambio en la táctica mantenida hasta ahora, es debida a dos factores, según las fuentes consultadas en Washington. Uno es el firme rechazo sirio a abrir negociaciones con Líbano para una retirada análoga a la acordada por Beirut con Israel, y el otro, la determinación israelí de retirar parte de sus tropas y desplegar las restantes en zonas más seguras del sur libanés.

Más información
Un derroche de astucia y sagacidad
El comité ejecutivo de la OLP ratifica a Arafat como presidente de la organización y crea una comisión mediadora con Damasco

El acuerdo líbano-israelí, elaborado por el secretario de Estado, George Shultz, y firmado el 17 de mayo, preveía una retirada de las tropas de Israel en un período de ocho a 12 semanas, a cambio de ciertas concesiones políticas y de seguridad por parte libanesa. Una cláusula del documento establecía, sin embargo, que Israel no es taba obligado a tal retirada si la Organización para la Liberación de Palestina y Siria no evacuaban también sus fuerzas.

Menájem Beguin, primer ministro israelí, y los ministros de Asuntos Exteriores y Defensa, Isaac Shamir y Moisés Arens, se reunieron ayer con Philip Habib, enviado especial del presidente Reagan, para manifestarle el rechazo al plan norteamericano -ideado por Habib y aprobado por Reagan-. Fuentes próximas a Beguin califican esta propuesta de globo sonda y consideran que sólo es una maniobra de Washington para retrasar una decisión israelí sobre el repliegue. Los norteamericanos, según Radio Israel, se oponen a estos planes por temer que puedan abocar a una división de Líbano entre sirios e israelíes.

El Gobierno de Beguin estudia tres planes para el repliegue de sus fuerzas, y en todos ellos se propone que las tropas israelíes sigan estacionadas en la Bekaa y en el estratégico monte libanés de Baruk, que "permite observar la sopa que comen en Damasco", según la descripción de un oficial israelí.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS